Cargando buscador...

13 de marzo de 2010

Millenium 3: Largo desenlace


Pocos meses después de asistir al culebrón que supuso la historia de Millenium 2 – La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, ya podemos ver en las pantallas el final de la serie: Millenium 3 – La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Daniel Alfredson, que fue quien dirigió la segunda entrega, repite tras las cámaras, de esta forma podremos comprobar si su forma de dirigir ha mejorado en algo o continua igual de neutra. Una vez vista, y tras las casi dos horas y media que dura la película, se podría decir que ambas cosas: en algunos momentos se puede atisbar una buena dirección, pero en otros quizá deje bastante que desear.

La historia cuenta lo que ocurre justo después del desenlace de la anterior parte, y en ella vemos cómo Lisbeth Salander está recluida en el hospital y es acusada de intento de asesinato, mientras que Mikael Blomkvist está empeñado en lavar a toda costa el nombre de aquella que le salvó la vida, pese a quien pese y aunque se juegue la vida en ello, incluso poniendo en peligro a sus compañeros.

La película tiene, en mi opinión, un comienzo muy bueno, ya que en él se resume todo lo ocurrido en la segunda parte y se presenta a todos los personajes de una forma muy concisa. Todo en poco tiempo, pero sin agobiar al espectador. Tras ello, toda la trama se convierte en una típica película de investigaciones, una mezcla de género de conspiraciones políticas, de investigaciones periodísticas o detectivescas (tan parecidas en muchas ocasiones), cine negro… Y es aquí donde está el mayor lastre de la cinta: todo este trozo es demasiado largo, es lo que provoca que el metraje dure tanto y a su vez que el espectador se acabe aburriendo. Es cierto que, como en toda película de intriga e investigación, poco a poco se van desvelando detalles que van acercando a los protagonistas al desenlace final, pero en esta ocasión se tarda demasiado en llegar a ello. Si una cosa así la aderezas con pequeñas dosis de acción o de intriga máxima, de esa que le hace a uno morderse las uñas), podría aceptarse, pero no sucede así. Solamente hay un momento, y cogido por los pelos, en el que hay cierta tensión, algo de acción pero que rápidamente queda solucionado y de nuevo se vuelve al estado anterior, donde apenas ocurre nada.

Y luego está la parte final, donde debe atarse algún cabo que aún quedaba suelto respecto a lo visto en la Millenium 2, y es aquí donde, SPOILER por fin, hay algo de acción y donde se ve a Lisbeth Salander hacer de las suyas, algo que se echaba de menos ya que en toda la película, ella podría decirse que ha estado algo ausente, y esta es una pega al ser este un personaje fascinante, a pesar de aparecer muchas veces en escena, pero claro, es de entender ya que estaba recluida. FIN SPOILER De nuevo está todo cogido por los pelos, como con ganas de acabar ya con la serie, pero aun así es un momento que se agradece, que la película ya se hace muy larga y ya iba siendo hora.

La película tiene sus cosas buenas, como por ejemplo una fotografía más cuidada, con muchos matices en colores y en interiores (algo que eché de menos en la segunda parte, respecto a la primera, que tenía unos interiores geniales), una forma de colocar la cámara en ciertos puntos de las habitaciones que procura hacernos ver todos los elementos de ellas… Por otra parte lo que es la investigación no está mal llevada, lo que pasa es que como he dicho, es muy larga, si hubiera durado bastante menos podría haberse considerado una buena película de intriga. Son estas cosas, junto con algunos toques de los personajes que se dicen sin palabras (por ejemplo la relación que puede tener Blomkvist con sus compañeros de trabajo, que no se especifica con detalles pero en algunos momentos o con algunas miradas entre ellos se pueden deducir ciertos asuntos), los aciertos que comentaba al inicio de este texto.

En resumen, una película que podía haber dado más de sí, pero que al tener una duración larga, juega en su contra. Al director Daniel Alfredson se le ve la buena intención, pero se queda corto. Quizá haya que ver qué nuevos proyectos realiza, un trabajo en el que no esté sujeto a algo sobre lo que mucha gente va a estar pendiente, como es la famosa trilogía de Stieg Larsson, para ver si tiene capacidad de crear algo realmente interesante.

Un 4.

[SPOILER: Un personaje que podía haber dado mucho juego, el hermanastro de Lisbeth, queda demasiado descafeinado, se puede suponer porqué actúa como actúa, porqué quiere acabar con la chica como sea, pero no se dan detalles y los momentos en los que aparece son puramente anecdóticos y además repetitivos, porque ya sabemos lo letal que es ese armatoste. Si en la segunda parte fue uno de los que más me llamó la atención, en esta apenas me interesé por él]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación