Cargando buscador...

24 de septiembre de 2010

Zinemaldia 2010: Barney's version

Zabaltegi - Perlas (GANADORA DEL PREMIO DEL PÚBLICO)

Barney's version (Richard J. Lewis)


Barney's version está basada en la novela de Mordecai Richler (a quien va dedicada la película) y cuenta la historia de Barney Panofsky, un vividor y un bebedor que trabaja produciendo una sitcom para la televisión, contándonos sus historias y sus relaciones, tanto sentimentales como familiares.

A Barney lo interpreta el gran Paul Giamatti, de la forma que sólo él sabe. Es único con este tipo de personajes y es muy gracioso oír cómo la gente empieza a decir que con este papel logrará el Oscar de Hollywood (que ya acarició en 2006 por Cinderella Man). De momentoes aventurarse demasiado pero en caso de ser así, sería sin duda una gran noticia. Es un actor que merece ese premio desde hace tiempo.

A Giamatti lo acompaña la guapa Rosamund Pike (Orgullo y prejuicio, Muere otro día), como una de las mujeres de Barney y que estará con él durante gran parte de su vida. Ella tampoco está nada mal en su papel, y tiene muy buena química con Giamatti, lo que pasa es que es él quien se come la pantalla. Otra belleza que aparece en el film es la nominada al Oscar por El indomable Will Hunting, Minnie Driver. Para variar, también hay química entre ellos, y los momentos que pasan juntos son los que más aprecio de la película.

También está también nada menos que Dustin Hoffman interpretando al padre de Barney, aportando una genial veteranía, sabios consejos para su hijo (y para el espectador) y varios momentos muy divertidos.

En la película veo tres partes diferenciadas: La primera, de presentación de los personajes y con mmomentos muy amenos según se van sucediendo los acontecimientos (es la parte donde aparece Minnie Driver); la segunda parte, cambia el registro divertido por algo más dramático (aunque no reniega del todo a algún toque de humor), centrándose en la relación entre Giamatti y Pike; ,por último, la tercera parte continúa de forma dramática, quizá incluso más, así que evidentemente no se puede pensar que se está viendo una comedia.

El director Richard J. Lewis (forjado en la televisión, habiendo sido director de muchos capítulos de la serie CSI) tiene muy buen material entre manos y unos grandes actores, pero parece que se dispersa o que no sabe qué camino tomar con la película. Lo que ve el espectador es un melodrama en toda regla, de los de toda la vida (el largo y bonito final da buena cuenta de ello), que no disgusta en su conjunto pero que está contado de forma un tanto irregular y a veces típica o incluso tediosa, aunque el trabajo de los actores da muy buen apoyo a la película.

Un 6.

PD: El director Atom Egoyan aparece mínimamente en la película. Dejo al espectador como pasatiempo intentar encontrarlo cuando la vea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación