Cargando buscador...

21 de septiembre de 2011

Los deseos del tren bala (Kiseki/Milagro - Zinemaldia 2011)

Sección Oficial a concurso

Reconozco que la anterior película de Hirokazu Kore-Eda, Aruitemo, aruitemo (Still walking) no me gustó, y eso que cuando se presentó en el Zinemaldia de 2008 fue una de las grandes favoritas de toda la crítica. Vale, quizá me haga falta un revisionado... pero no es cuestión de tratar eso aquí ahora. Hablemos de su nueva película, la que de momento es mi gran favoria para la Concha de Oro: Kiseki (Milagro).

Dos hermanos viven en ciudades de Japón diferentes debido a que sus padres se han separado. Uno de ellos comenta que cuando dos trenes bala se cruzan en sus trayectorias y pides un deseo, éste se cumple. Con ello, los hermanos acuerdan encontrarse en ese punto de los trenes junto a otros amigos suyos, para que sus deseos se hagan realidad. Comienza su aventura.

Una película amable, donde se ven muchos omentos cotidianos de la vida de todos los protagonistas, justificando porqué los niños quieren pedir sus deseos. Tierna, porque se les coge mucho cariño a estos niños, que están realmente bien por cierto, quienes en muchas ocasiones demuestran ser mucho más adultos y maduros que sus propios padres o tutores, incluso dando la impresión de que se llega a dar cierto cambio hacia la madurez en alguno de los niños.


Esta película logra con muchísima más precisión que la famosa Super 8 eso que tanto alaban de esta última: retrotraernos a aquellas épocas en las que un grupito de niños vivía una aventura genial, como ocurría en Los Goonies, E.T. el extraterrestre o Cuenta conmigo, por ejemplo. Viendo Kiseki un servidor se lo ha pasado infinitamente mejor que con el superéxito hollywoodiense de J.J. Abrams. Y todo ello sin efectos especiales y sin extraterrestres. Simplemente con una historia genial, simpática, y muy agradable.

Un 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación