Cargando buscador...

24 de septiembre de 2011

El artista del Cine mudo (The artist - Zinemaldi 2011)

Zabaltegi - Perlas

[PREMIO DEL PÚBLICO]


Un auténtico prodigio. Alabada en Cannes, donde obtuvo el premio al mejor actor para Jean Dujardin, esta película de Michel Hazanavicius se ha convertido desde el primer momento en un clásico con todas las de la ley.

¿Una película muda? ¿En blanco y negro? Esto ha provocado que bastante gente no se arriesgara a ver esta gozada. Ahora todo el mundo habla de ella y muchos se arrepienten de no haber tenido la oportunidad de verla. Pero la tendrán, porque si la cosa sigue bien, la película tendrá muy buen recorrido comercial.

En The artist se cuenta una historia muchas veces vista, pero en realidad eso es lo menos importante, siendo una historia de amor estupenda: vemos a George Valentin (Jean Dujardin), una estrella del cine mudo que en un momento dado ayuda a una joven (Bérénice Bejo) a acceder al mundillo cinematográfico, mientras poco a poco su propia estrella se va apagando, debido en parte a lo que ya se contaba (también de forma inolvidable) en Cantando bajo la lluvia, es decir el paso del cine mudo al sonoro.


La banda sonora es excepcional, así como alguna que otra coreografía de las que se ven. Por descontado, el trabajo de Jean Dujardin es insuperable. Su parecido físico con Gene Kelly evidentemente no es casual, su forma de gesticular está estudiadísima, emulando perfectamente a los actores de aquellas épocas. La actriz Bérénice Bejo no le anda a la zaga, es deliciosa y se nota también el gran trabajo que ha debido de tener para confeccionar su papel.

Algunos de los toques de la película, aquellos en los que se introduce sonido sin que el espectador se lo espere, también son altamente destacables, precisamente por ese factor sorpresa tan bien colocado. El reparto de la película también está compuesto por Malcolm McDowell, en un papel pequeñísimo, y con John Goodman en el papel de productor, que por cierto le va como anillo al dedo.

Resumiendo: Al igual que Ed Wood de Tim Burton, The artist es un homenaje al Cine imprescindible. Y ello en plena era del 3D y sus dichosas gafitas...

Un 9.

PD: El Premio del Público se lo ha arrebatado in extremis a Et maintenant oú va nou? de Nadine Labaki (que obtuvo en cada pase del Zinemaldi unas ovaciones impresionantes que duraban minutos y minutos), que ya el primer día obtuvo una nota que parecía imposible de superar...

3 comentarios:

  1. Hola Jon,

    completamente de acuerdo contigo, una joya más que recomendable. Esperemos que a la gente no les de miedo el blanco y negro mudo, porque es una de las mejores películas de los últimos años

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Peliculón!! Adoro el cine en blanco y negro y tengo tan gratos recuerdos de las películas mudas que veía de pequeña que no tuve dudas en que esta película no me defraudaría.
    Fui a verla con una amiga temerosa de no aguantar, después de tanto "cine sonoro", hora y media de imágenes y silencios, y salió incluso más emocionada que yo.
    Adorable y bien hecha. Subo a un 9,5 ;)

    ResponderEliminar
  3. Vaya, veo que tenía pendiente responder el comentario de Alan desde octubre, uf... Se me pasí por alto. El caso es que lo que dices, Alan, es totalmente cierto. Parece que ahora que ya está bien estrenada en nuestras salas, la gente no la ha terminado de apoyar en taquilla, pero queda el buenísimo sabor de boca de saber que es una película deliciosa, y esperemos que los Oscar le den un pequeño empujoncito, ese que le hace falta y que muchos deseamos que tenga.

    Andrea: Eso que comentas de tu amiga es por lo que precisamente mucha gente no ha ido a verla al cine, porque tienen muchos prejuicios, pero no hay nada como el "boca a boca" o el "boca-oreja" para que la gente sepa realmente que es una peli maravillosa que merece mucho la pena.

    Saludetes!!

    ResponderEliminar

Paginación