Cargando buscador...

2 de junio de 2009

I want to believe 1ª parte: Ángeles y demonios

Ángeles y demonios es la nueva película del cinéfilamente polémico Ron Howard (director de Una mente maravillosa -2001-, Apollo 13 -1995-, Willow -1988-, Cocoon -1985-, 1, 2, 3, Splash -1984- ...). Le he definido como cinéfilamente polémico porque mucha gente le tacha de director comercial, que sólo hace peliculillas dirigidas a satisfacer a la gente de Hollywood, o cosas así. A mí personalmente me parece un buen director, que quizá sí que le salga alguna película que otra demasiado... correcta, pero de vez en cuando puede hacer cosas como El desafío: Frost contra Nixon, que creo que nadie podría esperar una película así de alguien como Howard (una película entretenida, con un ritmo estupendo, unos personajes geniales… todo ello con una trama que en principio no parecía dar demasiado juego para una película). Hace no muchas semanas leí que llamaban a Ron Howard "el José Luis Garci americano", en el sentido de que siempre que hace una película, la nominan a unos cuantos Oscars, al igual que a Garci le nominan para los Goya con una nueva película suya. La verdad es que esta definición me hizo mucha gracia, y no deja de ser algo cierta...

Póster de la película [Haz clic si quieres ampliarlo]

A lo que iba. Ángeles y demonios es la nueva película de Ron Howard y está basada, al igual que El código Da Vinci (2006), en la novela homónima de Dan Brown. En ella se cuenta una conspiración de los Illuminati (una secta secreta perseguida y vapuleada por la Iglesia desde hace cientos de años) para sabotear la elección de un nuevo Papa en pleno cónclave de cardenales. Cuatro de ellos, los preferiti (los favoritos para suceder al difunto Sumo Pontífice) son secuestrados y según un mensaje del secuestrador, los irá asesinando uno tras otro, cada hora. Con ello y con otros elementos científicos en juego, los encargados de la seguridad del Vaticano se verán obligados a contactar con Robert Langdon, experto en simbología y en sectas secretas, especialmente en los Illuminati, para intentar evitar en una cuenta atrás trepidante, las muertes de los preferiti.

Conclaveando, que es gerundio

Robert Langdon
es de nuevo encarnado por Tom Hanks, quien simplemente está correcto en su papel, ya que un personaje así no da para gran cosa más y no se aporta nada nuevo a lo que ya se vio de él en El código Da Vinci, salvo quizás, un plano en el que se ve claramente el reloj de Mickey Mouse que Langdon siempre lleva encima, algo que no se vio en la anterior entrega y que es uno de los toques característicos y peculiares del personaje. A Langdon lo acompaña la bella Victoria Vetra, nombre atrayente donde los haya, como también lo es la actriz que lo encarna, Ayelet Zurer (Munich, de Steven Spielberg), una científica que lamentablemente me dio la impresión de que no deja de ser una chica florero en la película, al no tener demasiados momentos clave, cuando prácticamente lo único que hace es acompañar a Langdon de un lado para otro.

El resto del estelar reparto lo completan Ewan McGregor (Star Wars Episodios I, II, III) como el camarlengo Patrick McKenna, Stellan Skarsgard (Rompiendo las olas, de Lars Von Trier, ¡Mamma mia! de Phyllida Lloyd) como el comandante Richter y Armin Mueller-Stahl (el inolvidable y tirano padre de Geoffrey Rush en Shine de Scott Hicks) en el papel del cardenal Strauss. Todos ellos están francamente bien y sus escenas, las de cada uno de ellos, son realmente buenas.

El título de este post, I want to believe (quiero creer) no tiene nada que ver con Expediente X, sino que en realidad me refiero a que viendo la película, uno se tiene que creer, o tiene que dejar que su mente crea lo que está viendo, al igual que cuando se lee la novela original. Como uno se ponga a sacar pegas al argumento o a decir que si tal o cual cosa es imposible, no disfrutará de la película en ningún momento, ni siquiera en los primeros minutos de su metraje. Hay que dejarse llevar, esa es la clave. Si eso se logra, como yo lo hice, se disfrutará de una película entretenida, con un ritmo casi frenético (salvo quizá en su parte final) y sin descanso, yendo de un lado a otro de Roma, con unos planos aéreos digitales del Vaticano (al equipo de rodaje se le prohibió rodar allí) espectaculares, de iglesia en iglesia e intentando descifrar cada uno de los enigmas que en ellas se esconden para poder desenmascarar a los Illuminati y salvar a los cardenales y a la ciudad del Vaticano. Por cierto, sin que sea esto un spoiler, comento que la famosa escena del helicóptero narrada en el libro, está ligeramente suavizada en la película, cosa que es de agradecer porque ese momento del libro fue, es y será una de las mayores tonterías que he leído en mi vida.

Lo dicho: hay que dejarse llevar a la hora de ver la película, que, aun habiendo leído la novela y conociendo la historia y su desenlace, resulta muy entretenida y eso ya es mucho. Cosa que, en mi opinión, no lograba su predecesora, El código Da Vinci, que a pesar de tener algún momento decente, era demasiado larga y tenía muchos trozos aburridos. En Ángeles y demonios han reducido la duración a poco más de dos horas, probablemente porque eran conscientes de que ese fue uno de los grandes fallos de la anterior.

[Enlaces a través de IMDB]

A continuación, el trailer de la película y unas cuantas imágenes:

TRAILER



IMÁGENES (haz clic sobre ellas si deseas ampliarlas)

El cardenalengo: El cardenal y el camarlengo

Cardenales y cía. viendo el Barça - Madrid

Cagontodo, y yo que soy del Madrid...

Robert Langdon investiga hacia un lado...

Robert Langdon investiga hacia abajo...

Robert Langdon investiga hacia arriba...

Y al final, Robert Langdon encuentra lo que busca

Pasarela Vaticana: Lo que se llevará la próxima temporada

Imágenes gracias a IGN Movies
 

6 comentarios:

  1. ¿Por qué primera parte? Ahí dejo la primera pregunta ;)
    Te has fijado que tenemos cierta telepatía. A ver si eres más precog de lo que crees ;) (Lo digo porque a los dos nos dio por hablar sobre esta peli)
    Maestro JON:
    Estoy de acuerdo en que Nixon VS Frost es mucho mejor peli que ésta. Sin embargo, a mí me dio la sensación de que se le podría haber sacado mucho más partido, que le faltaba tensión dramática. No sé si el problema era la dirección. Por cierto, Langella estaba grandioso. Esa expresión desorientada era brutal. Yo le hubiera dado un Oscar y un abrazo.

    Lo del reloj me dejó KO. ¿Se supone que le da un toque gracioso al personaje? Me parece un detalle realmente desafortunado. No sé, yo no habría parado de darle collejas a ese tío. ¡Qué personaje tan insufrible! jajaja como ves, es ya algo personal.


    Como siempre, es un placer leerte (con ese estilo tan empático).

    Mis respetos,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  2. Hola Guardián: Lo de la primera parte es porque pondré más entradas con el titulillo de "I want to believe", que no tendrán nada que ver con la serie o pelis de Expediente X. Quiero hacer una "trilogía" con ello, pero no te voy a desvelar sobre qué versarán las entradas... De hecho creo que aún no lo sé ni yo jajaja.

    Lo que pasa con esta película es que es absolutamente comercial, su único destino es hacer millones y millones de recaudación, no nos engañemos... Pero buewno, a mí me entretuvo. Con Frost/Nixon me sorprendió ya que se me pasó el tiempo de la película enseguida, me pareció increíble que fuera asi, no pensara que me fuera a entretener de aquella manera. Hum... Dos películas de Ron Howard citadas y las dos me entretuvieron... Podría citar más. Si lo qeu el hombre busca no es más que eso, entretener, conmigo puede estar contento. Yo confío en él en sus futuros proyectos, las cosas como son. Por cierto Langella efectivamente estaba inmenso, una actuación para el recuerdo sin ninguna duda. Debería revisar la peli para ver si le falta la tensión dramática que comentas...

    Respecto al famoso reloj, jeje... Bueno, el autor le quiso dar esa peculiar característica a su personaje... Vale, es un resabidillo el tío, pero bueno... ¿qué más dará? I want to believe! jejeje. Lucas Corso, el personaje de "El club Dumas" que luego adaptaron para "La novena puerta" de Polanski (aunque le cambiaran el apellido) también tenía sus cosillas, por ejemplo... Vale, quizá no tan infantiles como puede ser Mickey Mouse, pero bueno, tenerlas, las tenía... Y en el caso de Langdon, debo reconocer que en "El código Da Vinci" eché de menos el reloj en cuestión.

    ¡Un saludo, Guardián!

    PD: Se me ha olvidado hacer mención a la banda sonora de Hans Zimmer, también muy entretenida y en algunos momentos genial. En su línea, vaya.

    ResponderEliminar
  3. Que bien luce Ewan McGregor en la 'pasarela Vaticana' jajajaja..., me encantan éstos comentarios de pié de foto, son geniales.

    No me llaman demasiado éstas películas, pero una vez leídos tus comentarios me ha entrado curiosidad. De entrada me apunto la primera, con la Tatou, que me gusta desde que ví 'Amelie';-). Y gracias por la info, desconocía que Ron Howard fuera un director tan ecléctico. Hay que ver que películas tan diferentes ha firmado el hombre...

    Y aunque se que poco o nada tienen en común, siempre me viene a la mente 'El nombre de la rosa'. Genial libro y estupenda película.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ouiser: Efectivamente "El nombre de la rosa" es un gran libro, y la verdad es que la película también es estupenda.

    Respecto a Ron Howard, pues hay que tenerlo en cuenta... y aún tiene unas cuantas más películas, también conocidas, que uno se sorprende al saber que son de este hombre.

    Respecto a "El código Da Vinci", ya contarás qué te ha parecido, eso sí, atibórrate de palomitas o chuches, que es larguita!

    ResponderEliminar
  5. Aprovechando que este domingo empieza la Fiesta del Cine me anime a ver esta película. La del Codigo da Vinci ya la vi y aunque me gustó me quedé más con la banda sonora que con la propia película.

    ResponderEliminar
  6. Hola Asier: Pues la banda sonora de esta está también muy bien, es una de las cosas que me llamaron la atención, además de lo que ya he comentado. Yo creo que te gustará, además si como dices te gustó "El código Da Vinci" pues en mi opinión cabe la posibilidad de que esta te guste más. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Paginación