Cargando buscador...

10 de marzo de 2009

Gran Torino, de Clint Eastwood

No lo dejes, Clint

Habrá quien piense que el bueno de Clint Eastwood no tiene mejores cosas que hacer que recurrir a aquello que tanto éxito le dio hace años: dirigirse a sí mismo interpretando a un personaje atormentado por su pasado, como lo era, por ejemplo, aquel excelente William Munny de Sin perdón (1992). Evidentemente, nada más lejos de la realidad. Clint Eastwood vuelve a darnos lecciones de vida en su nueva e inmensa película: Gran Torino.

Walter Kowalski (Clint Eastwood), veterano de la guerra de Corea, se queda viudo y no quiere salir del barrio en el que vive, mientras que sus hijos se preocupan más por sacarlo de ahí y meterlo en alguna residencia de ancianos, básicamente para cobrar la herencia, entre la que se encontrará aquello que Walt (perdón, el señor Kowalski) más quiere: su coche, un Gran Torino del 72, una preciosidad. El hijo de sus vecinos (asiáticos, al igual que la gran mayoría de la gente del barrio), presionado por los miembros de una banda del barrio, intenta robarle el coche y, como no lo logra, dichos miembros seguirán presionando al chico de una forma cada vez más violenta, hasta que finalmente será salvado por Kowalski (es impresionante la frase, y la forma de decirla: "fuera de mi jardín"). A partir de ese momento la familia del chico y los vecinos le considerarán un héroe, cosa que Kowalski no comparte. Y la abuela del chico tampoco, quien siempre le mirará con recelo, reflejando perfectamente el perfil de desconfianza existente ante cualquier extranjero, siendo curioso que sea una mujer asiática en suelo estadounidense quien piense de esa forma. De todas formas y como ya he comentado, el recelo y la desconfianza es común entre ambos.

Qué tarde más agradable...
Espero que no venga nadie y me la fastidie.

Fuera de mi jardín...

Además, Walter Kowalski es acosado a su vez por el padre Janovich (Christopher Carley), quien prometió a su difunta mujer cuidar de él y obligarle a confesarse, ofreciendo de esta forma varios de los mejores momentos de la película, en las conversaciones entre ellos dos. Conversaciones sobre la vida y la muerte, sobre el perdón y la redención. Destaco la frase siguiente (si no recuerdo mal): “la muerte es agridulce. Agria por el dolor, y dulce por la salvación.

Si atendemos a la estructura clásica de "planteamiento, nudo y desenlace", podría decirse que lo anterior es el planteamiento. En lo que podríamos llamar desarrollo (mejor que nudo) vemos cómo Clint Eastwood va entablando amistad con sus vecinos, especialmente con los dos hermanos, Sue (Ahney Her) y Thao (Bee Vang). Poco a poco Eastwood con su hábil y sosegado manejo de la cámara nos va mostrando trozos del modo de vida de sus vecinos, sus costumbres y tradiciones, la forma de relacionarse… Es aquí donde realmente se nos muestra lo humano que puede llegar a ser el protagonista: Lleva a cuestas sus errores del pasado y los muertos de Corea, y por si fuera poco se descubre lo enfermo que se encuentra. Todo es pura fachada. Por si hubiera alguna duda de ello, su aparente fuerte carácter se va ablandando según va cogiendo confianza con Thao, dándole consejos de todo tipo e incluso ayudándole a encontrar trabajo. Es en esta parte donde quizá veo la única pega de la película: se hace un poco largo ver algo que ya sabemos, es decir que logran entablar una gran amistad.

¿Qué le van a hacer a la pobre chica?
Espero no tener que intervenir...

Se recibe lo que se da. Esa es otra de las lecciones que nos regala Eastwood. Si no ofreces nada a los tuyos (en realidad no sólo a los tuyos, sino en general), no recibirás nada a cambio. En pocas pero suficientes ocasiones vemos que eso es lo que ocurre entre Kowalski y su familia. Eso, su enfermedad, y la amistad entablada con el chico ayudan a Walter Kowalski, y también a nosotros como espectadores, a reflexionar sobre este asunto. Lo cual nos lleva al desenlace, donde entra en juego la banda que quiso que Thao robara el Gran Torino (demostrando las artes que tienen para hacerse los amos del barrio), y que evidentemente no voy a desvelar aquí pero que diré que, de nuevo, esas reflexiones sobre la vida y la muerte, y también sobre la amistad y la redención, salen a flote con unos planos y una intensidad enormes.

Un soberbio Clint Eastwood no sólo como director sino especialmente como intérprete es el que podemos ver en esta película. Un viejo gruñón que no lo es tanto interpretado con maestría como sólo él sabe hacerlo, y doblado al castellano, cómo no, por Constantino Romero, único.

Thao: - ¿Qué se siente al matar a un hombre?
Walter Kowalski: - Mejor que no lo sepas...

Sin duda ese es el gran punto en común con Sin perdón. Con unos momentos absolutamente impactantes (Clint con su mano en forma de pistola y apretando el ficticio gatillo), clásicos (él mismo sentado en el porche de su casa, bebiendo cerveza y charlando con su perra Daisy, puro western tanto esos planos como los del final) o modernos (planos contrapicados en movimiento como en el momento citado más arriba acerca de “fuera de mi jardín”), quien diga que Clint Eastwood se repite, personalmente creo que no sabe ver más allá de una lectura superficial de los personajes.

Estad tranquilos, rollitos de primavera.
¡Y no me rompáis más gnomos!

Espero de corazón que no deje de actuar (dijo que Gran Torino sería su última película como actor) y que podamos seguir viéndole en papelones como este. Creo que no me equivocaré si pronostico que es de lo mejor que se verá a lo largo de todo este 2009.

Puntuación


TRAILER



EXTRA: Clint Eastwood rodando una de las escenas clave de la película (no esperes oir la palabra fuck, está censurada):



Otro póster:



5 comentarios:

  1. Sólamente oigo excelentes comentarios sobre esta película. Una pena que cuando uno vaya al cine sólo queden plazas libres en la primera fila... así que habrá que volver a intentar en otro momento.

    ResponderEliminar
  2. Asier: Esta peli está siendo la más taquillera de Clint Eastwood, y ojo: en su primer de semana en cartel ha superado a los mismísimos 'Watchmen', un estreno esperadísimo... Cuando vi la peli el lunes en la última sesión, me sorprendió ver tanta gente en la sala. No era una sala grande, más bien tirando a pequeña, pero aun así, era lunes noche, demonios...

    No te la pierdas, aunque visto el éxito creo que tendrás tiempo para ir a verla, pero cuanto antes, mejor. Que no te la cuenten, jeje. (¡Al menos más de lo que lo he hehco yo en este post!)

    ResponderEliminar
  3. Maestro Jon:
    Estupenda crítica. Como ves, la publicidad en el sofá azul ha funcionado ;)
    A mí me encantó esta peli, pero no creo que sea la mejor peli de Eastwood como director.
    Nosfe está esperando alguna anécdota... No seas cruel, el pobre ya tiene bastante con lo suyo...

    Mis respetos,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo, Jon.

    Gran Torino me pareció una película bastante buena, pero ninguna maravilla de este excelente realizador. Su labor como intérprete destaca más que como director en este caso, y ahí no le pongo pegas. Quizás en algún primer plano recurre un poco demás a tics de gruñón, pero está inmenso el resto del tiempo. Como director demuestra un gran dominio de la narración clásica, pero no lo considero grandioso, ni por la técnica ni en cuanto al estilo o tono general. Al guión además se hace bastante previsible a partir de cierto punto, como ya has señalado, y no es nada nuevo bajo el Sol.

    Mi nota, un 7. Claramente mejor que la flojita Changeling, pero no la considero a la altura de sus grandes obras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Uy, tenía pendiente responder al comentario del Guardián y se me ha ido la olla de mala manera... perdón :s Así que voy a ello... Guardián: Gracias por tu comentario y por decir que la crítica es estupenda. No sé yo... (ya tenía que salir mi parte humilde, je). ¿La mejor de Eastwood? Pues probablemente no, pero me pareció genial y me mantuvo atento a todo lo que sucedía, provocó algún sentimiento en mí y eso en mi opinión, para mí, ya hace que la película gane muchs puntos...

    Jorge: Pues mira que a mí 'Changeling' me gustó... Lo que pasa es que son completamente diferentes y es difícil hacer una comparación entre ellas, a no ser, claro está, por Clint, que en aquella manejaba la dirección estupendamente, haciendo que algunos momentos de la Jolie fueran verdaderamente geniales. Más por la dirección que por ella, pero bueno, también estuvo bien la mujer. Sobre 'Gran Torino', como he comentado al Guardián, me mantuvo enganchado (bueno, a pesar de lo que hemos comentado de ser un poco previsible) y eso, junto a lo de hacerme pensar sobre algunas cosas, unido al sosegado y clásico manejo de Clint en la dirección, le ha hecho colocarse, en mi opinioncilla, como una de las grandes del año. ¿De Clint? Bueno, claramente no es "la" mejor, pero si una de las mejores.

    ResponderEliminar

Paginación