Cargando buscador...

2 de enero de 2009

Un poquito de seriedad y mucha alegría

Ya ha pasado el primer día de este nuevo año 2009, qué barbaridad, ha pasado volando... Seguramente entre resacas, más celebraciones, reuniones familiares y de amigos, sobras de la noche anterior, risas, alegrías, nostalgias, buenos deseos, besos, etc., espero que lo hayais comenzado de la mejor manera posible y con una gran sonrisa bien plasmada en la cara, saludando al 2009 como se merece. ¡FELIZ AÑO 2009 PARA TODOS!

Cambiando de tercio, y entrando en materia con este post, me vais a permitir que me ponga un poquito serio. Sólo un poquito, tan poquito que será imperceptible. Recientes noticias a nivel nacional y también internacional me han hecho recordar que existe algo llamado Declaración Universal de los Derechos Humanos, lo cual hay gente que cada dos por tres se salta a la torera, cosa que fácilmente podemos comprobar prácticamente cada día atendiendo a los medios de comunicación.

Podeis leer cada uno de los importantísimos y fundamentales artículos de la Declaración de los Derechos Humanos AQUÍ

El momento de seriedad ha finalizado. ¿Veis? Ha sido rápido... ¡Yo casi ni me he enterado!

Para contrarrestar lo anterior, y debido al comienzo de año, incluyo la famosísima Marcha Radetzky del tradicional concierto de Año Nuevo de Viena. Este año la orquesta ha estado bajo la batuta del bonaerense Daniel Barenboim. Un año más, con este concierto en general y con esta magistral pieza de Johann Strauss (padre) en concreto, se puede observar que esos señores tan raros que se ponen frente a la orquesta y que hacen tantos aspavientos con sus brazos, tienen también un gran sentido del humor.

Espero que la disfruteis y que todo el año que queda por delante sea un continuo batir de palmas en vuestras vidas, y que el 2010 os pille bailando y cantando (bueno, según cómo se cante, igual es mejor que sólo bailando, jeje...)


3 comentarios:

Paginación