Cargando buscador...

27 de septiembre de 2014

La imagen del día del Zinemaldia (VIII)

Bien, queridas amigas y amigos... esto va tocando a su fin. La recta final del Zinemaldia va a ser, está siendo, muy potente. No sólo ya por los nervios de conocer por fin el palmarés oficial (¿habrá pitidos de protesta? ¿habrá unanimidad?), ni porque ya van quedando menos películas para ver... No, simplemente es por las presencias que visitan la ciudad para promocionar sus películas.

Hablando de películas, hoy ha habido tres que han sido muy importantes en el Festival. Las dos primeras, las referentes a la Sección Oficial, donde una estaba fuera de concurso: la española Murieron por encima de sus posibilidades, de Isaki Lacuesta (ganador en 2011 de la Concha de Oro por aquella "cosa" que fue Los pasos dobles). Esta película es una comedia loquísima sobre la crisis financiera mundial (en especial la española), muy irregular (demasiado) llena de surrealismo y situaciones esperpénticas, y con apariciones estelares de lo mejor del panorama actoral español (incluso musical, ya que entre los actores principales está el gran Albert Pla, a quien admiro), como Carmen Machi, Imanol Arias, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Emma Suárez, Josep María Pou, Sergi López... y también Iván Telefunken (espécimen donde los haya, pero simpatiquísimo y muy especial). Lo dicho: muy irregular, no hay por dónde pillarla pero las cosas como son, se agradece una comedia en el Zinemaldia.

La otra película a destacar es la última presentada a concurso: Vie Sauvage, de Cédric Kahn. Una historia sencilla, contada "muy a la francesa", pero que no termina de cuajar en el espectador, sobre un padre que secuestra a sus dos hijos y se van a vivir al monte durante años. Con Mathieu Kassovitz de protagonista, tiene algunos trozos interesantes pero acaba por aburrir un poco.

Y la tercera película destacable es Escobar: Paradise lost, de Andrea Di Stefano y protagonizada por el segundo Premio Donosti de este año, Benicio del Toro, y el joven Josh Hutcherson, quien le acompañaba en la presentación causando verdaderos gritos de pasión y desespero entre las chavalillas donostiarras. Ha sido un furor que pocas veces se ve en la ciudad (normalmente suele suceder con actores "guapos" mas locales  como Mario Casas, Hugo Silva, etc.). Su película no está mal, mantiene el interés sobre las cosas que le van pasando al protagonista (Hutcherson) para intentar salir del círculo del cártel de Escobar, interpretado por Benicio del Toro fantásticamente. Lo malo de la película es que el personaje de Del Toro sale poco y que si se le cambia el nombre por alguien no real y se dice que igualmente es un mafioso muy chungo, hubiera dado lo mismo. Pero la circunstancia es que se trata de Escobar, personaje real. Como digo, no es mala película pero tampoco es una que vaya a ser demasiado recordada.

Pero a pesar de todo eso, ninguna de eas cosas mencionadas es la imagen del día. La imagen del día será... ¡Orlando Bloom! Otra figura que ha causado reacciones cercanas al desmayo entre la gente... Bloom ha acudido a Donosti no como actor, sino como productor de una película de moteros incluida en la sección "Savage Cinema", la titulada The Greasy Hands Preachers. Viene por poquito tiempo, pero el suficiente para que cientos, miles de personas, estuvieran pendientes de su persona. En la imagen, aquel que hizo de Legolas en la trilogía del anillo de Peter Jackson (y también en El hobbit) firma autógrafos (no ha estado demasiado entusiasta a su llegada, todo hay que decirlo... más bien tirando a soso).



Y llega el último día de Zinemaldi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación