Cargando buscador...

5 de febrero de 2011

Nacho Vigalondo: Holocaustos


Comienzo ayer a navegar un poco por la red, accedo a mis blogs habituales, entre los que están el del incisivo y grande J.R.Mora, al que llevaba varios días sin acceder (cosas de la vida y de la mente, oiga), y me encuentro con un post en el que comenta varios de los asuntos sucedidos en los últimos días gracias a, o por culpa de, eso tan chupimolón que es lo que se llama la web 2.0. Entre ellos estaba el del ricitos más querido por todas y por todos, David Bisbal, y su particular revuelta egipcia.

Sigo leyendo su post y veo que habla del ínclito Nacho Vigalondo, diciendo que también la lió, pero de forma diferente. Empiezo a salsear entre los enlaces y poco a poco voy viendo de qué leches va todo: Nacho Vigalondo un viernes por la noche metió en la red un mensaje corto de cachondeo y despiporre, lo cual desencadenó una serie de respuestas de gente que se toma muy en serio las cosas (y la vida en general, según parece). Respuestas de todo tipo, claro, pero tendiendo al insulto. Pues vale. Esas cosas a Vigalondo le hacen, si cabe, más gracia, con lo cual entró al trapo y siguió el asunto. Pero en el mismo plan (recordemos: viernes noche, cachondeo y probablemente, más vino). Y la gente seguía tomándoselo en serio...

Como el propio Vigalondo comentó días después de tanta movida tontera, pensaba que la cosa no había quedado más que en la típica discusión 2.0 (por llamarlo de alguna manera) con trolls y gente que no tiene cosas mejores que hacer desde sus casas. Sin desearlo, había creado lo que a veces unos llaman un cazagilipollas. No todos los que responden a este tipo de cosas son gilipollas, pero reconozcámoslo: muchos sí, y no hay duda de ello.

El caso es que no fue algo inocuo como se pensaba... Al poco, algunos medios de comunicación se hacen eco de todo esto y se llega al punto de que a Nacho Vigalondo lo capan, digitalmente hablando (de momento no ha trascendido si también físicamente): La campaña publicitaria que realizó para el periódico El país, para el que trabajaba y escribía, la suspenden (aunque Vigalondo comenta que ésta ya había finalizado, por lo tanto no podía ser suspendida al no existir ya), y su blog, auspiciado por el rotativo, queda cerrado.

¡Muy bien, así funcionan las cosas en el país, bravo!

Yo poco podré decir al respecto más que lo narrado hasta aquí, ya que el causante de todo esto, el señor Nacho Vigalondo, ya lo explica todo en su antiguo blog. Disculpas incluidas, qué remedio (ver enlace un poquito más abajo).

¡Más cachondeo e imaginación es lo que hace falta!

Sólo me queda poner las citas, mensajes o tonters de Vigalondo más cacareados de todo este asunto. Algunos son realmente tronchantes e inspirados, mal que les pese a algunos.

Holocausto Vigalondo
Despedida Vigalondo

Citas tonteras:

Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro vinos, podré decir mi mensaje: ¡El Holocausto fue un montaje!

Tengo algo más que contaros: La bala mágica que mató a Kennedy ¡Todavía no ha aterrizado!


Si twitteas una broma a costa del Holocausto perderás un montón de followers. Lo recomiendo como Solución Final.


Y mis favoritas...

¿Cómo se llamaba la película esa de Spielberg? Ah sí... Parque Judaico

Cómo se llamaba la película de Spielberg... Ah sí "A todo gas"


Decoraban las paredes con cuadros de Degas


Cómo era la película de Spielberg... "Anna Frank's Catch me if you can"


A ESTE PASO ME VAN A APLICAR LA LEY SCHINDLER


(tonters obtenidos gracias al blog de canaltcm)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación