Cargando buscador...

20 de octubre de 2010

Sitges 2010: Mis películas (II)

Continúo comentando brevemente (o casi) las películas que vi durante mi estancia en Catalunya debido al Festival de Cine de Sitges 2010.

Notre Jour viendra / Redheads (Romain Gavras)

Esta es una de las películas que mucha gente no comprende porqué se incluyó en la programación del Festival, al no ser ni de fantástico ni de terror... Bueno, terror quizá da a veces. El joven pelirrojo protagonista es un marginal y un inadaptado total, y acaba topándose con otro pelirrojo en apariencia mucho más racional pero que el paso de los días hará ver que no es así, más bien todo lo contrario, arrastrando al otro pobre con sus actos. Protagonizada por Vincent Cassel (que fue premio honorífico en el Festival), que tiene algunos momentos magníficos en los que hace ver que, por mucho que se diga, sí es un gran actor. La pena es que según van transcurriendo los minutos de la película, su personaje pierde mucha fuerza al querer hacerlo aún más loco. No se acaba de entender porqué su personaje (en algunos momentos muy caricaturesco) se comporta de ciertas formas. El chico (Olivier Barthelemy, joven promesa) quizá es más comprensible y se puede ver porqué hace lo que hace (siempre basándose en lo que ve en Cassel), pero de todas formas también acaba resultando excesivo. La película es bastante irregular, con algunos momentos muy buenos, otros flojos y otros incomprensibles.

The dead (Howard J. Ford & Jonathan Ford)

Si alguien echaba de menos a los zombies lentos, prefiriéndolos a los actuales que corren, saltan y casi incluso vuelan, esta es su película. Pero sólo por eso, porque por lo demás... en fin. Es una película interminable, casi parece David Carradine en la serie Kung Fu cuando se le veía vagando por el desierto una y otra vez... Un destacamento militar tiene un accidente aéreo en plena África profunda, que se encuentra totalmente infectada por un virus que ha convertido a toda la población en muertos vivientes. Continuamente se suceden diferentes capítulos de noche y día en la que los dos protagonistas tienen que salir como pueden de los ataques de los zombies africanos. Si la duración de la película fuese menor, no sería mala película (además hay que reconocer que no está del todo mal hecha), casi incluso original por situarla en África, pero es que se hace interminable. Pero lo mejor de todo fue el ambiente que se vivió durante la proyección, al más puro estilo de la Semana de Terror de Donosti (que por cierto es inminente, comienza el día 30 de Octubre).

Damned by Dawn (Brett Anstey)

Incomprensible película que mezcla muchísimos géneros y que, estando programada en el maratón zombie, zombies hay muy poquitos. Una maldición pesa sobre una familia y por culpa de una de sus chicas, sus peores pesadillas se hacen realidad. Se trata de otra aburrida propuesta de serie Z (en esto es quizá donde reside su mínimo atractivo) en la que también hubo mucho juego para que el patio de butacas lo pasara en grande durante algunos momentos de la proyección.

Evil in the time of heroes (Yorgos Noussias)

La película empieza bien, parece que se va a asistir a una buena película de zombies, pero... su absurdo e incomprensible argumento (una vez más, otra película en la que no se entiende qué demonios ocurre) va degenerando con el transcurso de los minutos. Zombies hay, muchísimos, pero también hay resurrecciones de personajes, cosas parecidas a superpoderes, etc., hacen que se pierda el hilo de lo que se está viendo. Por si fuera poco, se hace larga, y uno está deseando que se carguen de una vez por todas a todo el mundo, com bombas o sin ellas, pero que muera todo dios. Aunque luego no sepas si van a resucitar o si va a suceder algo que les hace ir atrás en el tiempo, o lo que es peor, si de repente absolutamente todos los zombies, incluso los que ya habían sido rematados, vuelven a la vida humana como si tal cosa. ¡Terrible!

The Ward (John Carpenter)

Palabras mayores: La última película del maestro John Carpenter. Incluso las películas malas de Carpenter son buenas. Tras ver la película mucha gente la ha puesto a caer de un burro. Por varias razones: tira de muchos tópicos, cuenta una historia ya contada en varias ocasiones (incluso puede recordar mucho a Shutter Island de Scorsese y a alguna otra), tiene golpes de efecto facilones (sustos repentinos, por ejemplo), algunos actores puede que no estén a la altura (personalmente no opino eso), la banda sonora es floja (una de las marcas de la casa de Carpenter siempre es la música de sus películas)... Cosas así se han escuchado, y puede que tenga razón quien las dice, pero yo soy de los que da al César lo que es del César: ¡es Carpenter! Contentos deberíamos estar de que siga fiel a sí mismo y siga haciendo películas de género. Estará mejor o peor rodada, puede parecer un capítulo de una serie de misterio barata, pero aun así tiene algunos momentos muy buenos y en los que da la impresión de que Carpenter ha querido dejar su huella, aunque en muchos otros se le vaya la mano. ¿La historia de la película? Una chica inestable mentalmente es ingresada en el pabellón, donde conocerá a otras compañeras también recluidas y a un misterioso fantasma que les quiere hacer la vida (o la muerte) imposible... Todo el misterio en torno al pabellón y al fantasma deberá ser desvelado antes de que sea demasiado tarde. Una película con muchos fallos, sí (odio los sustos repentinos en las películas), pero también con aciertos, por mucho que pese a la gente. ¡Larga vida a Carpenter! ¡Viva Carpenter!

Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación