Cargando buscador...

18 de octubre de 2010

Sitges 2010: Mis películas (I)

Pequeñas reseñas sobre las películas que vi en Sitges, que como ya adelanté en mi post anterior, fueron veinte, con lo cual las repartiré en diferentes entradas.

Txiflemos:

Tucker & Dale vs. Evil (Eli Craig)

Divertidísima comedia, o parodia si se prefiere, sobre adolescentes que se pierden en un bosque donde los típicos tarados garrulos empiezan a cargárselos. En esta película no sucede precisamente eso. La película no pretende ser más de lo que es: un puro divertimento que se ríe de todos los elementos del género. Lo logra con creces, y no sólo eso, sino que hace empatizar al espectador con los dos sufridos protagonistas. Tiene momentos estelares gloriosos que sin duda harán gozar a todo aficionado que se precie. Muy bien realizada y una de las comedias más simpáticas que he visto en mucho tiempo.

Hatchet II (Adam Green)

Si el espectador no ha visto la primera parte que narra las peripecias de este asesino del hacha, no importa. No es que cuenten todo lo acontecido en ella en la segunda entrega, sino que simplemente, da igual. Una mujer que ha sobrevivido al ataque de este bestia y cuya familia ha sido asesinada brutalmente por él, quiere volver a por él, y para ello necesita ayuda, aliándose con una buena panda de tipos duros (o casi). Durante gran parte de la película no ocurre nada, únicamente vemos el empeño de la chica en querer vengar a su familia, o la presentación interminable de los diferentes personajes... hasta que por fin el bestia del hacha aparece (una mezcla del Jason de Viernes 13 y Leatherface) y hace de las suyas. Las muertes son muy buenas para este tipo de películas, pero se suceden todas muy rápidamente y eso es lo malo: para cuando por fin aparece, casi no da tiempo a disfrutar de cada una de las muertes (en muchos casos merecidas), muchas de ellas con cierto toque original y sin duda muy gores. Pero no es suficiente, queda uno con ganas de más... Por cierto, Lloyd Kauffman, el señor de la Troma, hace un pequeño cameo.

Primal (Josh Reed)

Ridícula y cansina película que no se sabe si pertenece al género de zombies, o al de gente perdida en el bosque, o de monstruos, o de survival, o de qué. Una extraña contaminación en el bosque provoca que las personas afectadas se transformen en extrañas criaturas violentas y sedientas de sangre y carne. Una mezcla de géneros incoherente que lo único que provoca es querer que se acabe de una vez. Sobre todo que se acabe con la primera de las chicas transformadas en criatura, cuyos gritos y berridos hacen realmente insoportable toda la película. Eso, unido a unos diálogos absurdos del resto de personajes, hacen que la película no valga un pimiento. Además, el desenlace, que es donde podría haberse aprovechado más la propuesta que plantean, está totalmente desaprovechado.

Sound of noise (Ola Simonsson & Johannes Stjärne Nilsson)

Gran sorpresa con esta película. No es cine fantástico. No es de terror. Es una película con una original historia que engancha y que sólo en su parte final puede ser donde falle un poco. Pero sólo un poco. Un pequeño grupo de personas son unos terroristas musicales que están hartos de la música que hoy en día se escucha por todos lados. Para hacer que la gente cambie sus gustos, se dedican a realizar una serie de actos que, por muy ridículos que sean, no gustan un pelo a las autoridades pertinentes. Con lo cual hay que ir a por ellos y cazarlos. Coproducción sueca, noruega y danesa que en mi opinión es de lo mejorcito del cine nórdico. A tener en cuenta y altamente recomendable.

Legend of the Fist: The return of Chen Zen (Andrew Lau)

Película de artes marciales con una especie de superhéroe de por medio que cansa al ser muy repetitiva, contando capítulos de cada una de las apariciones del enmascarado protagonista. Es, como digo, una sucesión de capítulos que acaban aburriendo, hasta que por fin llega el final que sin duda es lo más destacable, con una pelea memorable del protagonista contra cientos de contrincantes (me acordé de Kill Bill Vol. 1, sólo que en esta película de Tarantino hay bastante más sangre y katanas, mientras que en la producicón china únicamente hay mamporros a mansalva).

Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación