Cargando buscador...

9 de octubre de 2015

Sitges 2015 - La caja y la ira


Hoy empieza el 48 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. El Festival de Sitges, para los amigos. Con la ausencia del año pasado de este humilde blog, este año vuelvo a las andadas y allí estaré, aunque por presupuesto y por salud, solamente acudiré tres días. Lo de la salud lo digo porque, como siempre, intentaré ver todo lo que pueda, yendo de sala en sala y acudiendo a los maratones nocturnos que pueda, por lo tanto eso de dormir, o incluso de comer, no va conmigo en esos tres días... 

Este año la imagen oficial homenajea nada menos que a la película Seven (David Fincher, 1995), que cumple ya veinte añitos como película emblemática del género de psicópatas, cuyo estilo y mal rollo fue copiado en muchísimas películas posteriores, logrando muy pocas de ellas (¿o quizá ninguna?) estar a la altura de la gran película de Fincher, donde además sus dos protagonistas (Brad Pitt y Morgan Freeman) estaban en estado de gracia, aportando a sus personajes una gran personalidad propia. Por lo tanto, lo dicho: el homenaje a la película es claro para todo aquel que la haya visto... La caja. La ira. Séptimo pecado capital.

No tengo claro qué películas veré aún de las cerca de doscientas que se proyectarán en total (más o menos). Probablemente vaya improvisando mi programa diario, al igual que hago en el Zinemaldi. De todas formas agunas de las películas que se podrán ver estos tres días en el Festival son Maggie, con Schwarzenegger haciendo de sufrido padre de una niña zombie, o Cooties, con Elijah Wood y más niños zombies en un colegio, o Love 3D, la última provocación de Gaspar Noé con un producto que parece ser porno pero que a raíz de lo leído tras su pase en Cannes quizá no lo sea tanto...

En fin, he citado sólo tres películas, por no aburrir y  no perderme yo mismo. Personalmente me gusta mucho arriesgar y acudir a sesiones de lo llamado Noves Visions, donde se ven productos realmente raros y curiosos. Es ahí donde he descubierto alguna que otra joya muy maja (Sound of Noise, o Miss Zombie, por ejemplo).

Si sobrevivo a todo esto y mi cabeza no acaba en una caja de cartón, volveré para contar qué tal ha ido todo por allá.

¡A txiflar!

2 comentarios:

  1. Ave, reportero dicharachero!!
    Que lo pases stupendamente, y comas y duermas lo suficiente para no desfallecer en tu maratón particular. Aquí quedamos a la espera de tus crónicas desde la aldea kinkonera. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de la aldea kinkonera me suena, jajaja... No había visto este comentario hasta ahora, pero claro, es que no he podido acceder antes al blog, al haber estado fuera. Espero ponerme a tope con ello, que se me va acumulando, y mucho, el trabajo! que también tengo pendiente seguir poniendo cosas del Zinemaldi!

      Eliminar

Paginación