Cargando buscador...

21 de octubre de 2012

Visto en Sitges 2012 (I)

Tras una semana de descanso, y aún con sueño por recuperar tras las cuatro jornadas cinéfilo-maratonianas vividas en el Festival de Sitges, comienzo a reseñar las películas que allí vi. Como ya comenté aquí, son veintinueve películas, así que al igual que en años anteriores, será una serie de posts con varias películas comentadas en cada uno de ellos. Todo lo que cuente de cada peli será de memoria, con lo cual algunas reseñas serán mejores que otras, o quizá todas sean malas, o quizá todas seman mini-reseñas, o... bueno, al lío, que me lío.

¡A txiflar!

Warriors of the rainbow: Seediq Bale (Wei Teh-Sheng)

Intentando repetir la grandísima experiencia del año pasado que fue comenzar a ver películas  en Sitges con una película oriental que resultó ser una obra maestra del cine de acción y de mamporros (The raid: visión obligada), me decidí a ver esta película que rememora cómo el imperio japonés, a principios del siglo XX, tras recibir de manos de China la isla de Taiwán, se encuentra con que los aborígenes que allí viven no se lo van a poner demasiado fácil para ser conquistados... Los japoneses cuentan con muchísima artillería y fuerza militar, pero las diferentes tribus que habitan la isla (de las cuales una es la del título: los Seediq) cuentan con que se conocen cada recoveco del lugar como la palma de su mano, con lo cual pueden organizarse muy bien, para sorpresa y desgracia de los nipones. 

Finalmente este año resultó no salirme demasiado bien la jugada de la película oriental como primera película en Sitges. Aunque tiene algunas escenas potentísimas, otras muy bonitas y otras espectaculares con unas batallas muy buenas, es excesivamente larga (más de dos horas y media) y la parte mística del film termina por hacerse algo molesta, ya que la repiten en bastantes ocasiones. El dilema de atacar o dejarse conquistar sin protestar también es repetido hasta la saciedad, y no cuaja demasiado bien porque termina aburriendo. Aun así, como ya he dicho, tiene algunas escenas muy majas y además se termina sintiendo cierto afecto por el personaje principal, Mouna Rudo, antipático inicialmente, místico luego y finalmente héroe en toda regla. Producida por John Woo, esta película es algo así como una mezcla entre El último mohicano, Bailando con lobos, y Braveheart.

Juego de niños / Come out and play (Makinov)

Una pareja llega a una isla mexicana a pasar unos días de sus vacaciones en un lugar paradisíaco. Poco a poco se dan cuenta de la ausencia de adultos, solamente hay niños, y además parecen no tener muy buenas intenciones... 

Esta película es un remake en toda regla de la recordada ¿Quién puede matar a un niño? del maestro Chicho Ibáñez-Serrador, aunque por ningún lado aparece en los créditos que sea un remake ni en qué está basada... Pero claramente es un remake, con planos prácticamente calcados del original y con la historia idéntica al cien por cien. 

Centrándonos en esta y olvidándonos de si se ha visto o no la de Chicho, la verdad es que no está mal del todo. El ambiente desasosegante y misterioso que se vive en esa isla está logrado, y los dos actores protagonistas no están mal (él mejor que ella). Además se cuenta con la participación de Daniel Giménez-Cacho (Blancanieves, de Pablo Berger) y su aparición da mayor nivel a la película en general. Si bien el final es un poco abrupto y algún que otro niño más que pavor da un poco de risa, como digo es una película aceptable de misterio y suspense con toques, porqué no, sobrenaturales. Para acabar, comentar que no sé de dónde habrá salido el director de la película, que se hace llamar Makinov (¿dónde va uno con ese nombre?) y la forma en que aparece su nombre en los títulos de crédito hace pensar a uno que tiene ciertos aires de grandeza. Ah, la frase "¿quién puede matar a un niño?"... sí, se dice en la película.

Drácula 3D (Dario Argento)

Dario Argento tonteando con la tecnología tresdé, con el mito de Drácula y con ambientación al más puro estilo Hammer... Esta película había que verla sí o sí. Hace unos meses se hizo público su primer trailer y no auguraba nada bueno, además los efectos especiales se veían realmente horripilantes y tremebundos, de risa. Pero claro, se dijo que aún estaban en post-producción... Vale, había que esperar. Por fin, con el resultado final visto, se puede decir que la película no es tan mala como cabía esperar. Ojo, que tampoco es buena. Los dos anteriores trabajos de Argento (maestro del terror y del giallo, con películas tan estupendas como Suspiria o Rojo oscuro en su haber), La terza madre y Giallo eran de vergüenza ajena y risa propia, así que era normal ver a este Drácula con muchos prejuicios. El principio de la peli no está mal, lo que más llama la atención es que la ambientación está cuidada, a mí ciertamente sí que me recordó a la Hammer. Además el tresdé, sin ser la leche, no es malo ya que la película no juega a lanzar cosas al espectador, sino que utiliza la profundidad de campo para crear el efecto tridimensional, y en algunas ocasiones está bien logrado. Lo malo es que como suele ocurrir (al menos a mí) en las películas en este formato, no sé si el ojo se termina por acostumbrar o es que la película pierde el efecto, pero según va avanzando la trama, ya no tiene tanta gracia el asunto, al hacerse casi imperceptible.

¿La historia de la película? La de Drácula, con algunas variaciones pero más o menos la misma de siempre: el vampiro condenado, con sus putillas vampiresas de acá para allá haciendo de las suyas, y el Conde buscando el amor en la vida eterna, búsqueda que se verá truncada por la aparición del profesor Van Helsing, interpretado por el mítico Rutger Hauer. Hablando de Hauer, su personaje está desprovechadísimo: tarda una barbaridad en aparecer, y cuando lo hace, sucede todo demasiado deprisa, casi de forma incomprensible. Sobre el resto de actores, poco que comentar: Miriam Giovanelli y Asia Argento salen bellísimas (especialmente la primera), luciendo sus atributos femeninos en varias ocasiones, y Unax Ugalde como Jonathan Harker donde lo que más resalta de su actuación es el peinado (peluquín, probablemente) que lleva. Personalmente no conocía a quien interpreta al Conde, Thomas Kretschmann a pesar de haber visto varias de las películas en las que aparece (Transsiberian, Valkyria) y no me disgustó, da el pego como elegante vampiro... al menos cuando no sale digitalizado como mantis religiosa (este momento es realmente delirante y es imposible no cachondearse o aplaudir la bizarrada propuesta). Un resumen de la película podría ser este: es como el Drácula de Bram Stoker (de Francis Ford Coppola), pero hecha a lo barato.

Journey to Planet X (Myles Kane & Josh Koury)

Dos flipados por el cine barato se conocen y empiezan a rodar películas de nulo presupuesto y efectos especiales de chichinabo, pero con mucha imaginación y ganas de hacer cosas que les apasionan. Llegado el momento, se ven capacitados para ir un paso más allá y emprender un viaje más largo: rodar algo más serio, algo que les hará participar en festivales de cine y les llevará a la fama... Harán una película de ciencia fiección seria.

Esa es la premisa de la que parte este documental. Al principio hace bastante gracia ver las frikadas que son capaces de hacer, y cómo lo hacen, cómo se lo montan para rodar las cutreces que ruedan. Pero poco a poco el documental se va volviendo monótono, ya que una y otra vez se ve lo mismo, cómo desarrollan toda la producción de la película, y lo dicho, acaba convirtiéndose en un documental convencional un tanto aburrido. Lo bueno de la película es ver cómo con las suficientes ganas y mucho empeño se pueden lograr alcanzar los sueños de uno mismo. Aunque el resultado final no deje de ser otra cutrada como las anteriores...

El fantástico mundo de Juan Orol (Sebastián del Amo)

¿Quién fue Juan Orol? Pongamos etiquetas, que esto siempre gusta mucho: El Ed Wood mexicano. Yo no tenía ni idea de la existencia de este hombre, pero para eso está el Cine, para darnos a conocer tantas y tantas cosas. Aunque la verdad es casi mejor no conocer nada de lo realizado por Juan Orol, porque sus películas dejaban bastante que desear, visto lo visto en la película... En esta ocasión no se trata de un documental, sino de una representación ficticia de la vida de este director.

Tanto Sebastián del Amo como el guionista dicen haber investigado mucho y haber hecho muchas entrevistas para la realización del film, que lo que nos va contando es cómo comenzó a hacer cine este hombre y las relaciones que mantuvo con varias mujeres, haciéndolas sus esposas y también partícipes de cada una de sus producciones. Producciones que claro, no tenían nada de éxito, de hecho las rechazaban en todos lados, pero él seguía erre que erre... Sí, exactamente igual que el gran Ed Wood. La película tiene algunos pros y otros contras. Los pros, que está bien tratada, me gustó la imagen, el blanco y negro con el color, la tipografía de muchas cosas que aparecen y la combinación de fantasía y realidad, pues se centra en eso: en qué era real para Orol y qué es real para nosotros, los espectadores, siempre viendo cómo le iban las cosas a Orol y a su alter ego matón... Y los contras, que se hace muy repetitiva: Orol conoce una mujer, se casa con ella y hace películas hasta que se separan. El siguiente capítulo es exactamente igual, y el siguiente, y el siguiente... Ah, el actor que interpreta a Juan Orol, Roberto Sosa, no está nada mal.

Continuará...

¡Extra, extra!

Imágenes de las presentaciones de algunas de estas películas (clic sobre ellas para ampliarlas)...

Dario Argento

Dario Argento (director), Miriam Giovanelli (actriz) y Claudio Simonetti (compositor)
"Drácula 3D"

Miles Kane & Josh Koury
"Journey to Planet X"

Sebastián del Amo (director, izq.) y Raúl Fernández Espinosa (guionista, dcha.)
"El fantástico mundo de Juan Orol"

4 comentarios:

  1. Tienes razón con lo del 3D. Cuando empieza la peli mola, pero conforme va avanzando la historia, además de diluirse el efecto inicial, las gafas pesan demasiado y molestan. A mí personalmente me raya bastante.
    Sigo leyéndote...

    Olga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual los que hicieron la peli piensan igual que nosotros, y creen que como la peña se va a rayar pasado un rato de la peli, ¿para qué se van a esforzar con el efecto 3D, si no vamos a prestar atención? Hum, qué misterios...

      Eliminar
  2. '¿Cómo puede el director de 'Drácula', por muy autoreferenciadora y coñera que sea, revisitar con 'Twixt' el género hoy tan de moda y que él elevara a tal altura? Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es simplemente porque le da todo igual. Quiso hacer algo diferente y en mi opinión le ha salido el tiro por la culata, qué se le va a hacer. Ya tiene muchos peliculones en su haber y si ahora se dedica a hacer truños, en fin... una pena y a conformarnos con sus buenos tiempos.

      ¡Saludetes!

      Eliminar

Paginación