Cargando buscador...

15 de febrero de 2010

Después del día de los enamorados...

ESTACIÓN TERMINI (Vittorio De Sica, 1955)

[Película también conocida como Indiscreción de una esposa americana]

En sesenta y tres minutos el cineasta Vittorio De Sica (que, recordemos, es el autor de magníficas joyas como Ladrón de bicicletas o Milagro en Milán) nos presenta, a base de diálogos creados nada menos que por Truman Capote sobre la historia Estación Termini de Cesare Zavattini, una historia desoladora de amor, de amor prohibido y casi imposible, ese tipo de amor que siempre ha sido y será tan cinematográfico.

La película es de tan corto metraje porque desde el primer minuto va directa al meollo de la cuestión: una mujer americana (una madura Jennifer Jones) está a punto de marcharse de Roma en tren a París. Sabemos que algo le atormenta y pronto averiguamos qué es. Se trata de su amante, Montgomery Clift, a quien va a dejar atrás después de un mes de oculto romance, para reencontrarse con su marido y su monótona vida.

De Sica nos enseña la vida que tiene la estación de Roma en todo su esplendor, no hay detalle que se le escape con todo tipo de pasajeros yendo y viniendo de todos los lados y hacia todos los lados: hombres, mujeres, niños, clérigos, incluso un desfile, y en medio de todo ello, la pareja protagonista, que como ya he dicho, desde el primer instante, en las caras de ambos, vemos lo trágico del asunto… La mujer con su mirada dice quiero irme, pero no puedo porque el amor que siento por ti es demasiado fuerte, mientras que la mirada de él está completamente ida, recordando todos y cada uno de los detalles pasados junto a ella durante un mes. Es quizá una de las interpretaciones de Montgomery Clift que más me ha llamado la atención, por su sinceridad.

La película probablemente haya envejecido en algún aspecto que otro, como en ese en el que se nos muestra el puritanismo extremo que había en aquella época, donde podían tratar a alguien como a un criminal solamente por besarse en el lugar equivocado, o quizá en el tipo de voyeurismo que algunas personas practicaban, tal y como hace aquel personajillo tan interesado en el affair de los dos amantes.

Por otro lado, lo que no ha envejecido es la historia que cuenta: una historia de amor que en esta ocasión sucede en Roma, pero que sabemos que perfectamente puede estar pasando en Londres, en Nueva York, en Madrid o en Tombuctú, quizá al mismo tiempo, o quizá no, pero que aunque pasen años y años, sucederá una y otra vez, porque ya lo decía la canción, el amor está en el aire, y puede caer sobre cualquiera.

[Nota SPOILER: Me gustaría destacar un momento de la película, en el que vemos cómo el jefe de la comisaría de la estación decide dejar marchar a los dos amantes. ¿Por qué lo hace? Puede ser por mil razones pero simplemente creo que el pavor que en esos momentos está sintiendo el personaje de Jennifer Jones le conmueve hasta tal punto que le hace pensar sobre ello, que quizá le esté haciendo recordar una situación parecida que haya tenido él en su propio pasado, quizá piensa que a él también le puede pasar lo mismo y se está viendo a sí mismo como acusado… o quizá, sin más, es que es un romántico empedernido. FIN SPOILER]

6 comentarios:

  1. Yo a cambio me vi como película de San Valentín, un tipo soltero...título curioso para ese día

    ResponderEliminar
  2. ¿Y qué tal está la peli? He leído que el debut del modisto este como director no está mal, que es bastante correcta la peli.

    Yo espero verla, quiero ver qué tal lo hace Colin Firth, que aunque muchas veces me parece un sosainas parece estar realmente bien aquí. Julianne Moore seguro que está genial y bellísima, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho este post, Sr. Txiflado.
    Unmberto D. también me parece una película grandiosa.

    También tengo curiosidad por "Un tipo soltero". Firth he oído que está muy bien aunque, como a ti, también suele parecerme bastante soso.

    Un abrazo sosaina desde el No Mundo,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  4. Vaya, tenía pendiente responder al Guardián desde hace 9 días y no me había dado cuenta... Menudo gran fallo :s

    Bueno a lo que iba, Guardián: La de "Umberto D." no la tengo vista aún pero le tengo ganas desde hace mucho y ahora, si la calificas como "grandiosa", más ganas aún, sobre todo viniendo de ti (toma peloteo, jeje).

    Ayer vi "Un hombre soltero" (por cierto tanto a ti como a "Y encima se llamaba Alabama", como a mí, nos pasa igual, mezclamos el título con la última de los Coen (que por cierto me decepcionó un tanto aunque creo que mantienen su toque, mínimamente pero lo mantienen), la de "Un tipo serio", jeje. Esta de Colin Firth me gustó bastante más de lo que pensaba, y sin duda él tiene lo que hasta ahora es el papelón de su vida, está in-men-so. Aparte de la fotografía, algunos planos muy cuidados, la banda sonora (¡genial!), y ciertas partes del guión (sobre todo su final que fue lo que más me emocionó). Resumiendo, una grata sorpresa esa peli.

    Buenos saludos, Guardián!

    ResponderEliminar
  5. Amigo JON:
    Pues habrá que ver la peli de Tom Ford. Me parecía que era una peli rosquilla pero si tú dices que merece la pena, hay que verla y punto (peloteo devuelto jaja).
    Pues fíjate que a mí la peli de los Coen me pareció muy muy Coen, de las más personales.

    Un placer estar de acuerdo y también, a veces, en desacuerdo contigo.

    Un fuerte abrazo desde el No Mundo,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  6. Guardián: Bueno, cierto es que "Un tipo serio" tiene algunos toques muy suyos, sí... pero hubo cosas que no entendí, se me escapa el tema de la peli aunque al final creo que lo acabé pillando y por eso no me disgustó. El prólogo no lo entendí... ¿Personal? sin duda, no hay más que ver la temática y los personajes.

    Respecto a "Un hombre soltero" bueno, si la ves y te parece rosquilla, no pasa nada jeje, de hecho sería cojonudo que así fuese, no tiene porqué gustar todo a todo el mundo ;-)

    Fuertes saludos, Guardián!

    ResponderEliminar

Paginación