Cargando buscador...

10 de julio de 2009

Tetro

Tetro es la nueva película de Francis Ford Coppola, y tengo que decir que no entiendo porqué narices ha sido acogida tan fríamente por la crítica especializada. Se presentó en el pasado Festival de Cannes y lo escrito sobre ella no fueron precisamente palabras favorables. A mí me gustaría defenderla.

Todas las familias tienen algún secreto
[Haz clic para ampliar]

La película narra la historia de un reencuentro familiar: el de un chico muy joven de dieciocho años, Bennie (Alden Ehrenreich), con su hermano Angelo, quien se llama a sí mismo Tetro (Vincent Gallo) y a quien todo el mundo llama así, en la ciudad de Buenos Aires. Tetro hace mucho tiempo que dejó de mantener todo tipo de contacto con su familia, y su hermano pequeño quiere saber qué ha sido exactamente de él, encontrándose con alguien totalmente diferente de quien recordaba, lo cual le hará querer saber más sobre él. Además, conocerá a la pareja de Tetro, Miranda (Maribel Verdú) y a toda una galería de personajes secundarios amigos suyos, a cada cual más excéntrico y que en algunos momentos aportan cierto toque vodevilesco a la película, alejando al espectador del aire trágico que la rodea.

Rodada en blanco y negro con algunos momentos puntuales en color (recuerdos del protagonista en los que atisbamos la relación con su madre pero sobre todo con su padre), todos espléndidamente fotografiados, se trata de una película compleja y que puede que no resulte fácil de ver (quizá por eso recibió las críticas que recibió), pero considero que si uno se deja llevar por la psicología de los tres personajes principales, es decir de Miranda y Bennie pero sobre todo de Tetro, comprobará que se trata de una historia rotunda de lazos familiares que se rompen y se recomponen una y otra vez, haciendo ver lo frágiles que podemos llegar a ser las personas ante ciertas circunstancias de la vida. Un tipo de historias que Coppola siempre ha sabido manejar muy bien.

Tetro y Bennie
- Hermanito, esa camisa es horrible...

En algunos momentos me pareció una película un tanto inconexa, un capricho del director para volver a rodar y quizá experimentar, como por ejemplo en los números de danza, excesivos en su duración y que rompen la historia a pesar de su preciosismo. Sin haber indagado en cómo se le ocurrió el guión de la película a Coppola, me dio la impresión de que la idea original la tenía hace años y que con el paso del tiempo añadía temas según le iban viniendo a la mente. Aun así, el resultado de la historia final me parece muy notable, con la excepción comentada de las inserciones de los números de danza completos. Además, el creador de Apocalypse now se permite incluir un giro argumental inesperado (con un par) al más puro estilo folletinesco, que incluso llegó a recordarme a la demoledora Festen (Celebración), la DOGMA 95 de Thomas Vinterberg.

Respecto a los actores, Klaus Maria Brandauer interpreta al padre de Tetro de forma imponente, en las pocas apariciones que tiene (incluso cuando no aparece, está casi en todo momento presente), o podría hablar quizá de Maribel Verdú, actriz que confieso no es de mi devoción pero que en esta película reconozco que su personaje se me hizo irresistible y cercano, me ha encantado ver y sentir el amor que Miranda siente hacia Tetro… por tanto, diré que junto a la interpretación en Amantes de Vicente Aranda, y a la de La buena estrella de Ricardo Franco, esta en Tetro, me ha llamado positivamente la atención.

Por otro lado está Carmen Maura en el esperpéntico papel de una crítica de teatro que se hace llamar Alone y que en el pasado tuvo relación con Tetro, aunque no se concreta en la película de qué forma (se dan detalles pero de otros aspectos). Este breve pero importante personaje (genial su primera aparición) me recordó en cierto modo a aquel guiño que M. Night Shyamalan hizo de los críticos en La joven del agua, aunque sin llegar a ser tan explícito. Recordemos que el papel fue escrito originalmente para Javier Bardem y que aparentemente según el actor, rechazó para dedicarse a un año sabático que merecía tener tras el ajetreo del Oscar por No es país para viejos. No paro de preguntarme cómo habría sido con Bardem en ese personaje. Realmente da igual: la Maura es otra de esas actrices que sabe imponer e incluso robar planos. Roba planos a lo mejor de la película: Vincent Gallo. Tetro. Menudo actor, menudos primeros planos, menuda forma de mirar, de andar, de hablar, de encogerse y estirarse, de llorar, ¿de reír? No sé si llega a reír en algún momento pero es impresionante. Ya conocíamos al actor de películas como El funeral de Abel Ferrara o Buffalo'66 (que él mismo dirigió) y la fama de conflictivo que posee puede con él (Maribel Verdú ha confesado que trabajar con él ha sido toda una experiencia, nada fácil, de la cual ha sobrevivido), pero en Tetro realmente destaca sobre todos los demás, dando sentido a que el título de la película sea el nombre del personaje al que da vida.

Si le pones una peineta, se confunde con Martirio

Para ir acabando ya, comento que el inicio de la película creo que no es casual: tras los títulos de crédito, que causan cierta sensación de mareo al aparecer inclinados hacia un lado y otro de la pantalla y en diferentes posiciones (la misma sensación de mareo que se puede llegar a sentir durante la película con Tetro, con tantos altibajos en su personalidad), vemos con la cámara a ras de suelo cómo los grandes faros de un autobús se acercan… Un plano que Coppola no introduce sin más, sino que va relacionado con todo lo que ocurre en la parte final, y si tenemos en cuenta que Tetro es iluminador en el teatro del barrio donde vive, aún tiene más sentido. No mires a la luz. No seas como yo soy.

Aquellas películas en las que alguien llega a un lugar que no es el suyo siempre suelen aportar algo especial o diferente. En esta ocasión es Bennie quien llega para enfrentarse a su hermano, al pasado, al presente y al futuro de ambos… Coppola sabe llevar todo eso a buen puerto. Con sus excesos y sus defectos, pero con gran estilo y mucho aire de cine independiente. Por mi parte, un buen regreso.

Le doy un 8.

TRAILER



IMÁGENES (si quieres ampliarlas, al igual que el resto de imágenes del artículo, haz clic sobre ellas)

Tetro

Bennie

Miranda

Con esa camisa se merece un muletazo...

Salvo ella, el resto...
cada uno más zumbado que el anterior

¡No mires a la luz!

Miranda mirando

¡Te dije que no te volvieras
a poner esa camisa!

[Imágenes gracias a AceShowbiz]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación