Cargando buscador...

12 de febrero de 2009

Colocón, colocón

Un niño y su padre van al dentista, laralara-larita...
Al dentista quizá se le va la mano con la anestesia.
Al niño le opera el simpático dentista.
Al padre se le ocurre grabar los efectos secundarios.
El niño lo flipa.
En colores.
Y en multidimensión... por lo menos.

5 comentarios:

  1. Criaturita!!, mas que anestesia parece le han inyectado en vena algún alucinógeno. Yo con éste video me voy directamente a consumidores y pongo una denuncia...

    ResponderEliminar
  2. Criaturita!!, mas que anestesia parece le han inyectado en vena algún alucinógeno. Yo con éste video me voy directamente a consumidores y pongo una denunciaaaa!!

    ResponderEliminar
  3. Anda que el padre también se las trae eh! Tiene cierta mala leche grabando jajaja. Me encantan los caretos de flipado que pone el crío. ¿Es la vida real? juasjuas, me parto.

    ResponderEliminar
  4. ...me he "repetío" como el ajo..., jeje

    Pues tampoco te falta razon Jon, a ver si al que hay que denunciar es al padre..., hoy estoy peleona y me ha dado por poner denuncias.

    ResponderEliminar
  5. Jejeje Ouiser pues para ser domingo por la tarde no está mal eh! Relax! ;-p
    Ya me había dado cuenta de lo del comentario repetido (bueno, alguna pequeña diferencia tienen) pero no lo he borrado ni nada, gajes del directo creo que le llaman a esto...

    ResponderEliminar

Paginación