Cargando buscador...

20 de enero de 2011

Contestadores

En su momento coloqué un post sobre mis manías en una sala de cine (recordar)... Entre ellas estaba la del teléfono móvil. Bien, pues hace unos cuantos meses pocos instantes antes de las proyecciones se podían ver los siguientes anuncios publicitarios, con motivos de cine y con el eslógan "Tú no deberías ser el protagonista". Los tres spots son estos:

Instinto básico



Troya



American beauty



Son divertidos, breves y originales, algo fundamental en la publicidad. Personalmente creo que lo que deberían recordar al espectador es que apaguen el teléfono, en lugar de conectar el contestador, pero bueno, qué se le va a hacer. De todas formas, la gente no hace caso ni de una cosa ni de otra, por lo general siguen oyéndose llamadas de teléfonos durante una proyección (recuerdo, por ejemplo, que viendo Slumdog millionaire, una mujer que había detrás mío se atrevió incluso a descolgar y mantener una conversación, en voz bajita, pero eso no quita el despropósito). También hay gente que envía interminables mensajes (y lee los recibidos, previo sonido avisador) sin darse cuenta (y si se dan cuenta les da igual, también sucede) de que la gran luz de la pantalla molesta un poco (bastante).

No sé, serán manías mías...


2 comentarios:

  1. Amigo y maestro JON:
    No son manías tuyas, hay gente insoportable y, sobre todo, muy muy incívica. A la gente le importa un bledo dar el coñazo a toda la sala.
    A mí a veces me entran unas ganas de hacer justicia... Uff, un día salgo en las noticias, Jon.
    Por cierto, ¿sabes una cosa que me llamó la atención de Japón? Pues allí, que son tan adictos a la tecnología, no ves a nadie hablando por el móvil en el metro. La gente no habla para no molestar. ¿Qué te parece? Igualito que aquí. En Madrid te entra gente atormentándote con la música que llevan en el móvil a toda leche... Escuchan la música así en vez de llevar cascos. Ya no se puede ser más...

    Con odio hacia la sociedad y respeto hacia ti,
    El Guardián

    ResponderEliminar
  2. Hola, Guardián: Bienvenido de nuevo a estos lares blogueros, se agradece la presencia. Miedo das con eso del odio a la sociedad y lo de impartir justicia... ojo no te vayas a convertir en un Edwin como el de "El rey pescador", yo cruzo los dedos para que mantengas la cordura.

    Por lo demás, me alegra saber que no estoy solo y que no son manías, de verdad.

    Un saludo y vuelve cuando quieras, ya sabes.

    ResponderEliminar

Paginación