Cargando buscador...

13 de abril de 2010

En tierra hostil

En la pasada edición de los Oscar triunfó la película En tierra hostil de Kathryn Bigelow, quien pidió que todos los que se encontraban en Irak volvieran sanos y salvos a casa. Viendo el vídeo que coloco al final de esta entrada (a través de rtve.es), uno se da cuenta de que no es que tengan que volver sanos y salvos de allá, sino de que muchos, por no decir todos, nunca tenían que haber ido.

El vídeo (de casi dieciocho minutos en total) se ha hecho público hace pocos días y muestra las duras imágenes, que datan de julio de 2007, de cómo un helicóptero estadounidense "confunde" a un grupo de personas con terroristas, entre las cuales se encontraban periodistas portando cámaras (que como sabemos, son objetos altamente peligrosos y perfectamente comparables con armas de destrucción masiva), abriendo fuego indiscriminado contra ellos y asesinando a civiles.

No sólo eso, sino que además se jactan de su buena puntería y de sus logros. Uno de los que dispara ruega a su superior que le deje disparar, está deseándolo... y cómo no, le dan el visto bueno para hacerlo. Al poco rato acude una furgoneta a socorrer a uno de los heridos y también abren fuego sobre el vehículo, donde descubren posteriormente que en su interior había dos niños, que han quedado muy malheridos y a los que tratan de ayudar, yendo esta vez de salvadores, con lo cual sus corazones y conciencias quedarán profundamente tranquilos, pudiendo contar a sus nietos "yo llevé a dos niños iraquís al hospital más cercano y gracias a ello se salvaron... lástima que también tuviéramos que bombardearlo". Respecto a estos niños, se puede oír cómo comentan que es culpa de los terroristas llevar niños a una batalla.

A continuación, el vergonzoso vídeo, donde explican la situación y subtitulan las conversaciones:



PD: No me gusta ponerme serio en el blog, pero hay veces que...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Paginación