Cargando buscador...

11 de mayo de 2012

El culo de Scarlett Johansson

En Iron man 2, película que por cierto es una tontería (al igual que Thor) y que hace pensar que para ver algo así, merece infinitamente más la pena ver algún capítulo de los Power Rangers, se presentaron varios personajes de la factoría Marvel que no se habían visto hasta ese momento en película. Uno de ellos era la Viuda Negra (Natasha Romanoff), interpretada por Scarlett Johansson. Buena parte del sector masculino de la población mundial comenzamos a babear, imaginando a la actriz (bueno, eso según cuándo y cómo se mire) en la piel de  toda una amazona embutida en un traje de cuero negro, o algo así.

Natasha Romanoff/Viuda Negra/Scarlett Johansson

El caso es que Iron man 2 no hay por dónde pillarla y por si fuera poco ese personaje femenino estaba muy desdibujado, no dando lugar a un buen desarrollo de su personalidad, y lo que es peor, no dejando que la chica luciera como debe ser, para desgracia de los fans. El protagonismo era del hombre de hierro, vale, pero ni con esas.

Es posible que los peces gordos que realizan superproducciones superheroicas en Hollywood se dieran también cuenta de ello, y en la nueva entrega de Marvel donde se ve a la Johansson dando mamporros y disparando a tutiplén, sin ser la estrella de la función (ya que es una película superheroicamente coral), sí que luce más. No se ve carne, pero por lo menos la chica luce figurín. Estamos en Los vengadores.

4 de mayo de 2012

Cine


Ir al cine sigue siendo algo especial, a veces espectacular, sin duda diferente, apasionante. Puede que los cines de barrio hayan desaparecido, que ya no haya bobinas y que las hayan sustituído los deuvedés o las conexiones online a servidores cinematográficos, que la proyección de imágenes ya no sea la misma y que ya no exista el girar del celuloide, con ese ruido tan característico... pero amigos, estar en una sala viendo una película sigue siendo aquello que siempre ha sido. Sí, voy a utilizar esa palabra tan horripilante y tan tópica para cosas como esta (¿y por qué no?): es algo mágico. Irrepetible.

Lo que se ve en la imagen es la parte superior del querido Teatro Principal de San Sebastián, todo un templo de la cultura en esta ciudad y al que muchos respetamos una barbaridad por encima de otros lugares quizá más emblemáticos como el Teatro Victoria Eugenia (también magnífico, pero no es lo mismo)

La imagen no es mía (de hecho yo aparezco por ahí, en algún lugar de la foto) y fue tomada hace años durante la Semana de Cine Fantástico y de Terror. No tengo claro quién la tomó, pero es muy probable que fuese Iñigo Royo.

3 de mayo de 2012

Michael Fassbender, algo más que el actor de moda


Michael Fassbender es, al menos para quien esto escribe, uno de los mejores actores de la actualidad. No sólo se come con patatas a sus compañeros de reparto en cada una de sus películas, sino que además llena la pantalla con su sola presencia, con su mirada, y a veces con una única sonrisa, aunque sea de medio lado. Es un actor que va más allá de la etiqueta "el actor de moda", etiqueta que lleva especialmente después de haber ganado en 2011 la Coppa Volpi al mejor actor en el Festival de Cine de Venecia por Shame y de haber protagonizado varias películas importantes en 2011 (aunque alguna se haya estrenado en este 2012), como Haywire (Steven Soderbergh), Un método peligroso (David Cronenberg), X-men: Primera generación (Matthew Vaughn), la citada Shame (Steve McQueen) o Jane Eyre (Cary Fukunaga). A ver qué actor es capaz de participar en tal cantidad de películas tan apetecibles...

Paginación