Cargando buscador...

3 de octubre de 2018

Zinemaldia 2018 - Entrevista a Drew Goddard ("Malos tiempos en El Royale")


Ya lo comentaba en mi entrada sobre la película de clausura del Zinemaldia 2018, Malos tiempos en El Royale: Drew Goddard, su director, es un friki. Y además, uno de los buenos. Es guionista de varias series y películas que ya están en la mente del cinéfilo freak (dicho esto con todo el cariño del mundo, claro, yo podría considerarme uno de ellos también sin ninguna duda), entre las que destacan Buffy, cazavampiros, Perdidos o Daredevil, además de una de las mejores películas de género fantaterrorífico (y sin obviar el humor) de los últimos tiempos: La cabaña en el bosque.

Como al final todos los fans de una misma cosa se terminan juntando, no es de extrañar que sea amigo de Joss Weddon; cineasta relacionado también con cosas como la misma Buffy, Firefly o Los vengadores de Marvel. Y también se ha hecho amigo de uno de los grandes protagonistas de esta última, Chris Hemsworth, más conocido como Thor (de quien hablo y pongo vídeos aquí)... que a pesar de su imagen de megaestrella de Hollywood, me da en la nariz que es otro fan desatado de los cómics y de la fantasía en general.

A lo que voy: Drew Goddard es un tipo encantador, muy atento y además muy elegante, que se ve que disfruta con su trabajo y que quiere hacer cada vez cosas diferentes, siempre respetando al aficionado. Estas impresiones me llevé tras la entrevista que le realicé en el Festival de Cine de Donosti, que transcribo a continuación.

Antes de empezar, he de decir que, al igual que hice con la visita de Emily Watson al Festival con motivo de su Premio Donostia en 2015, la entrevista a Drew Goddard podría decirse que está "falseada". No es una entrevista al uso, sino que ya que tuve la oportunidad de hacerle cinco preguntas, considero que es una entrevista como tal. Sin duda una entrevista breve, pero dado el tiempo que por lo general suelen otorgar a quienes entrevistan a los famosos de turno, yo diría que lo mío es una entrevista en toda regla. Ojalá hubiera tenido más tiempo para charlar con él. Cuando le di la carátula de mi blu-ray de La cabaña en el bosque para que me la firmara, se alegró un montón y se ve que le hizo mucha ilusión que quisiera que me la firmara. Si es que lo dicho: un tío requetemajo.

Jon R.: Su anterior película, The cabin in the woods, era un festín de homenajes al género de terror, y llena de referencias. ¿Qué referencias tiene para esta nueva película y qué homenajes puede haber a la hora de haberla escrito?

Drew Goddard: Cuando empecé a escribir esta película quería escribir un thriller, me encanta este género y quería explorar este territorio. Siempre me obligo a hacer algo nuevo y nunca había hecho nada de un género de este tipo, con crímenes de por medio. Quería explorar la ficción de crímenes al estilo de, por ejemplo, Dashiell Hammett, Agatha Christie, Jim Thompson, James Ellroy... todos estos estaban en mi mente cuando empecé con la película. A la hora de dirigir pensé en directores que me inspiran y me siguen inspirando como John Huston, Sergio Leone, o Alfred Hitchcock, quien está también muy presente. A todos ellos los metí en la misma cazuela y se convirtieron en influencias para hacer Malos tiempos en El Royale, la cual parte de un concepto muy simple: una noche de 1969 un grupo de misteriosos desconocidos se registran en un hotel, donde podremos ver cómo intentan matarse entre sí rápidamente. Es aquí de donde surge el drama. A la hora de crear los personajes, pensé en mis actores favoritos, como Jeff Bridges, Cynthia Erivo, Dakota Johnson, Jon Hamm, y el gran Chris Hemsworth.

JR: Sobre Chris Hemsworth, está muy asociado al mundillo de superhéroes, a ser un personaje bueno. En su película, en cambio, si me permite la expresión, es un auténtico cabronazo. Cuando le ofreció el papel, ¿cómo se lo tomó? ¿O quizá fue él quien le dijo que quería cambiar totalmente de registro?

DG: El gran Chris Hemsworth. Es la segunda película que hago con él y espero que hagamos muchas más películas juntos. Me encanta trabajar con él. Creo que lo que no mucha gente sabe sobre él es lo preciso y lleno de matices que es como actor, y no hay oportunidad de saber eso porque siempre está salvando al mundo... En este caso con Malos tiempos en El Royale quería mostrar una parte más oscura de Chris, una parte que el mundo no conociera. Es mérito suyo, fue él quien vio la oportunidad de hacer una cosa nueva, de explorar un territorio nuevo, así que estoy emocionado por el hecho de que todos vean lo que Chris Hemsworth puede hacer gracias a esta película.


JR: ¿Trabaja habitualmente con storyboards? Llaman la atención las simetrías del interior del hotel en muchos planos, así como los colores, que hacen pensar que todo eso estaba previamente dibujado.

DG: Sí. El storyboard es una parte clave de mi proceso. Me gusta ver cada toma junto a mi director de fotografía Seamus McGarvey, quien es todo un talento con la iluminación. Hemos trabajado muchísimo en las tomas y en los diseños. Tuvimos que diseñar el hotel per se, alrededor de las tomas de la cámara, es decir, mucho de lo que hicimos fue dictado desde la planificación hecha varios meses antes. Hay una toma en concreto, en el pasillo interior con Jon Hamm que nos llevó ocho meses dar con la forma de hacerla, porque no hay ningún corte en ella mientras se va viendo el interior de cada habitación. Todo era como una especie de ballet, donde Cynthia Erivo estaba cantando en directo... teníamos que encontrar la forma de cómo realizar eso así que tuvimos que investigar y pensar mucho el desarrollo, fue una toma muy complicada de conseguir, pero gracias al equipo que lo dio todo, lo logramos, con lo que estoy muy satisfecho con el resultado.

JR: Al acabar de ver la película uno tiene la sensación de que todo el equipo, tanto técnico como artístico, se lo pasó en grande haciéndola. ¿Es así?

DG: Así es. Lo pasamos de maravilla. No soy un artista que crea que necesitas el dolor para hacer arte. Yo creo que los artistas hacen su mejor trabajo cuando se les nutre y se les protege, cuando están seguros, y eso es lo que traté de crear en los platós de rodaje. Yo quiero que la gente esté feliz a la hora de ir a trabajar ya que creo que la gente está más dispuesta a explorar las partes más oscuras de sí misma cuando está protegida. Esa es mi forma personal de afrontar el trabajo. 

JR: ¿Hubo alguna escena que le costara más de la cuenta realizar?

DG: Lo cierto es que el tercer acto de la película es, desde el punto de vista emocional, la parte más difícil, porque teníamos a actores que estaban atados alrededor de una mesa durante un período muy largo de tiempo. Además, cada día una persona diferente tenía que explorar unas emociones muy complicadas mientras había fuego alrededor, fuego real ya que no me gusta el fuego generado por ordenador porque creo que se pierde algo con eso, haciendo que fuera un rodaje con un plató muy caliente, tardando tres semanas en rodarse esas escenas. Con ello, cada día explorábamos el dolor de alguien: el lunes el de Dakota Johnson, el martes el de Cynthia Erivo, el miércoles el de Jeff Bridges, el jueves el de otro actor... y el lunes otra vez el de Dakota. De esta forma dábamos vueltas y vueltas con lo que fue un rodaje muy intenso, pero estoy muy agradecido a los actores, que siempre estaban dispuestos a llegar a estos sitios y a explorarlos. De sus interpretaciones surge una gran humanidad y ha sido gracias a ellos, que se lanzan junto conmigo a la piscina y entre todos pudimos lograrlo.

2 comentarios:

  1. No he visto La cabaña en el bosque, ya sabes que las de terror no son lo mio. Pero Malos tiempos en el Riyale no me la perderé.
    Buena entrevista!! Interesantes preguntas, y buenas respuestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la peli de la cabaña yo creo que sí estaría bien que la vieras. Es verdad que si reconoces las explícitas referencias y homenajes que tiene, la disfrutarás más, pero aparte de eso, yo la recominedo al 100%, además que tiene bastante humor (o ese recuerdo tengo). Porque ¿tú crees que Chris Hemsworth va a hacer una peli de miedo de verdad? Yo no lo veo, siempre tiene que tener ese puntito diferente y La cabaña en el bosque, en mi opinión, creo que lo tiene.

      Por lo demás, muchas gracias por tus palabras Gloria! Y más preguntas que me habría gustado poder hacerle... No sé, por ejemplo sobre cómics, que fijo que Goddard controla mucho y habría mucho que aprender.

      De verdad, que me cayó estupendamente. ¡Así da gusto hacer preguntas y tener curiosidad!

      Eliminar

Paginación