Cargando buscador...

24 de noviembre de 2011

Semana de Terror'11 (IV): Troll Hunter

Troll Hunter - André Øvredal
Póster de Troll Hunter [Clic para ampliar]

Había muchas ganas de ver esta película, por varias razones:

1) La película viene del norte, del frío (de Noruega, concretamente), y ya sabemos que por allí arriba, en esos países cuando se ponen a hacer películas es fácil que les salga algo si no bueno, cuando menos curioso. Recientes están los casos de la trilogía Millenium o de la traslación al largo de los cortos Rare exports, que ambos ejemplos gustarán más o menos, pero hay que reconocer que entusiasmo hay. O eso me gustaría pensar, vaya. El caso de Déjame entrar (Tomas Alfredson, 2008) es excepcional, porque ahí había algo más que entusiasmo: había respeto al género, ganas de contar una buena historia, y calidad indiscutible en su conjunto.

2) La originalidad del punto fuerte del argumento: cazadores de trolls.

(...)

Repitamos: cazadores de trolls. En realidad esto ya es razón suficiente para interesarse por la película.

3) Habiendo visto el trailer parece estar hecha con cuatro perras (desconozco el presupuesto de la película pero sigo pensando ello), con lo cual le da cierto encanto, o gracia, llámese como se quiera.

El troll pequeño, precisamente, no es [Clic para ampliar]

Con todo ello, desde hace unos cuantos meses se hablaba bastante de la película. Tras verla, cierto desamparo recorrió mi cuerpo ya que no era lo que esperaba. No es una mala película, eso vaya por delante. Y la originalidad la tiene y la mantiene, pero hay un par de cosas que para mi gusto, juegan bastante en su contra.

1) Formato de cámara en mano grabando todo lo que ocurre alrededor. Ya estamos otra vez. Esto me hace pensar que efectivamente se ha hecho con poco presupuesto, ya que grabar una película así, debe de salir bastante barato. Al menos eso me dijo una vez vaya usted a saber quién. O quizá no me lo dijo a mí, sino que se lo oí. Yo qué sé. Esta es la película número un millón que se hace de esta forma, y ya está muy, muy, pero que muy visto. A mí ya me cansa, y bastante.

2) La película va como por capítulos. Primero se topan con un troll que hace de presentación de cómo se las gastan estos bichos, luego con otro más bestia, y luego con más... Es como si se estuviera jugando un videojuego y se pasara a la fase siguiente. Así hasta llegar a la fase final, que es donde culmina todo. Entre ataque y ataque de trolls, momentos de bajón en la historia. Charleta y más charleta que no hacen más que aburrir, y además se acaba haciendo repetitivo.. Vale que se dan, o se intenta dar, detalles sobre el enigmático cazador de trolls (Otto Jespersen, una especie de John Wayne nórdico, siendo lo mejor de la película junto con, cómo no, los trolls), pero no es suficiente.

El John Wayne nórdico [Clic para ampliar]

Lo bueno que tiene Troll hunter es que cada poquito tiempo se van diciendo pequeñas cosas que van desgranando la historia y que el motivo de porqué hay tanto troll suelto por allí tiene su gracia, pero por lo general se queda en una peliculilla curiosa y simpática (con algún buen punto de humor) que no llega a ser gran cosa. Olvidable.

Un 5.

¡¡TROOOOOLLLL!! [Clic para ampliar]

Semana de Terror'11 (III): The devil's rock

Póster de The devil's rock [Clic para ampliar]

Segunda Guerra Mundial. Víspera del desembarco de Normandía. Nazis en una isla y un par de aliados que llegan a ella para ver qué están tramando exactamente (nada bueno, como es lógico) y tratar de desviar la atención de los nazis frente al famoso desembarco. Pronto se descubrirá que eso es... ¡la roca del diablo!

Paul Campion dirige su primera película, nada menos que con toques y presencias demoníacas en su argumento, con un resultado justito en lo que a medios se refiere pero con algún que otro acierto elegante.

Toda la película, salvo el inicio, está desarrollada dentro de la fortaleza nazi a la que han llegado los aliados, donde los dos protagonistas no hacen más que, como los chicos de Livide, subir y bajar escaleras, un ir y volver continuo a una de las dependencias donde se oyen ruidos altamente extraños y que hace que el espectador se pregunte qué leches tienen los nazis ahí. Este es, pues, uno de los aciertos, ya que la intriga y las ganas de saber qué hay ahí son importantes. El problema es que hasta que por fin se ve, se dan muchos rodeos, con mucha (demasiada) conversación cara a cara entre el nazi y el aliado.

Conversando tranquilamente [Clic para ampliar]

La segunda mitad de la película hace que la misma deje de tener intriga para pasar a ser algo así como terror psicológico, con apariciones estelares del demonio, que uno espera ver en todo su esplendor, ya que además la actriz que lo interpreta, Gina Varela, lo merece. Pero aquí llega el otro lastre de la película, que quizá podría interpretarse como el mismo comentado anteriormente: se hace repetitiva, con el dilema del protagonista sobre cómo actuar frente a todo lo que sus ojos ven. Asistimos pues, a un desarrollo que es un "que sí, que no" cansino (salvado únicamente, como he dicho, por los momentos en los que sale el demonio), hasta llegar por fin a su desenlace, que por supuesto no desvelaré.

¡Demonios! [Clic para ampliar]

Por tanto, una interesante y original propuesta que se pierde con tanto rodeo en las dos partes diferenciadas de la película, pero que cuando por fin pone las cartas sobre la mesa, claramente sube de nivel.

Un 6.

PD: Los efectos de maquillaje, realmente fantásticos y mereciendo mucho la pena (¡y sobre el cuerpo de Gina Varela más aún!), están hechos por la gente de Weta Workshop, compañía neozelandesa responsable de toda la maravillosa parafernalia creada para la trilogía de El señor de los anillos, entre muchas otras películas (entre las que destaco Black sheep - Ovejas asesinas, ya que ésta me encantó...)

Gina Varela en plena transformación [Clic para ampliar]

¡Extra, extra!

Presentación de la actriz Gina Varela (que se quedó varios días en Donosti y disfrutó de las proyecciones y del ambiente que en ellas se vive) en el Teatro Principal. Guapa, ¿verdad?. Pobrecilla, qué mal lo pasó... Y eso que con el demonio no hay que andarse con jueguecitos. O quizá sí, no sé.



23 de noviembre de 2011

Semana de Terror 2011 (II): The Orphan Killer

Póster de The Orphan Killer [Clic para ampliar]

Matt Farnsworth dirige un slasher típico con pocas cositas destacables. Una de ellas es su protagonista femenina, Diane Foster, guapa actriz que tiene el gusto de ofrecer una escena de desnudo en la ducha totalmente gratuita que los más salidos y calenturientos del lugar agradecerán con creces.

To kill... or not to kill [Clic para ampliar]

El slasher no es un subgénero que se prodigue mucho últimamente así que la aparición de este asesino huérfano en el panorama terrorífico es de agradecer. Lo que no se agradece tanto es lo mal y cansinamente hecha que está, a ritmo de videoclip chungo y sin tantas muertes como cabría esperar en una película así. La protagonista es una scream queen excepcional, pero sucede lo que no debería suceder: termina aburriendo, tanto ir de acá para allá corriendo y huyendo, mientras que el espectador espera a que por fin, de una vez por todas, el gigantón de la máscara y la corbata la atrape. Cuando lo consigue (no destripo nada con esto ya que es el devenir lógico del film) es cierto que tiene unos momentos sangrientos bastante chulos, pero no es suficiente. Se quiere más. Se necesita más. Todo ello hace que en su conjunto sea un (sub)producto fallido aunque en algunos momentos el ambiente insano que se respira en ciertos planos guste al aficionado.

Diane Foster a pleno rendimiento [Clic para ampliar]

¿La historia? Ah sí: un huerfanito es maltratado y humillado toda su infancia por todos los que le rodean en el orfanato mientras que su adorable hermana  es tratada la mar de bien. Que él se vengue brutalmente a la mínima oportunidad que tenga es cuestión de tiempo. Debo decir que esperaba ver algo bastante peor ya que tras haber visto unos minutillos de la película en el pasado Festival de Sitges pensaba que sería algo realmente infumable... afortunadamente no fue así pero no termina de llegar a un buen nivel.

Un 3.

PD: Creo que una cosilla sí que hay que agradecer al director y a quienes hicieron la película. Creo que se nota que les gusta el género y lo homenajean o le buscan una continuidad. Deberían esforzarse un poco más, pero un intento es un intento.

¡Extra, extra!

Presentación del director, la actriz y el asesino en el escenario del Principal. Como se puede ver, hicieron pasarlo bien al respetable. Además, en momentos clave de la película, el asesino aparecía de vez en cuando entre las butacas y hacía las delicias de todos... o casi.



Semana de Terror'11 (I): Livide

[Voy tardísimo, lo sé... Comienzo a comentar mis impresiones sobre las pelícuals vistas en la XXII Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia-San Sebastián. Es una buena cantidad de películas así que será una serie de posts comentándolas. Las puntuaciones que ponga de las películas serán todas sobre diez. Eso sí, deberás tener un poquito de paciencia, querido lector]

Livide - Alexandre Bustillo & Julien Maury [Película inaugural]

Póster de Livide [Clic para ampliar]

Había muchas esperanzas puestas en esta película, dirigida nada menos que por los artífices de A l'interieur (2007), una película enmarcada dentro del nuevo cine francés que tanto está sorprendiendo en los últimos años (aunque tengo la impresión de que ahora mismo este tipo de cine está un poco estancado, ya no sorprende tanto... ¿sería una simple moda pasajera? ¿ya no hay novedad?). El resultado no está a la altura de las expectativas. Es lo malo de tenerlas...

La duquesa de Alba en plan íntimo [Clic para ampliar]

Tras una introducción de personajes y situaciones larguísimas, no se sabe hacia dónde quiere llevarse al espectador. ¿Pero no era una película de vampiros? Dos chicos y una chica entran en una mansión para robar posibles tesoros que en ella se encuentran. Tras subir y bajar una y otra vez, y una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, escaleras y pisos de la mansión, por fin empiezan a suceder cosas extrañas. ¿Pero no era una película de vampiros? Primero parece una película cercana al giallo, luego a una de casas encantadas, luego a un slasher... Y finalmente, ¡por fin! llegan los vampiros. Menudo popurrí, oiga. Lo que pasa es que cuando aparecen uno ya está aburrido y quiere que todo acabe, de la única forma que sólo puede acabar lo que están contando. 

Saliendo del nido [Clic para ampliar]

Eso sí, no todo es malo ya que algún toque original en la historia (lo referente a las polillas) hace que salve ligeramente a la película del desastre más absoluto. Con un final que provocó (en general) el descojono en el público del Teatro Principal, se pone fin a una historia decepcionante casi por los cuatro costados, de no ser por ese toque que he comentado, por la ambientación de los interiores de la mansión y algunos efectos de maquillaje.

Un 4.

PD: ¿Hay alguien que no recordaba que los vampiros pueden volar?

¡Extra, extra!

Vídeo de presentación de los directores de la película, Alexandre Bustillo y Julien Maury, sobre el escenario del Teatro Principal. Los del público seremos unos gansos, pero ellos no se quedan cortos. Y si no, vean, vean...



8 de noviembre de 2011

Semana de Terror '11: Todas las votaciones

En la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donosti, como mucha gente ya sabrá y como seguramente ya haya explicado yo mismo por estos lares, hay tres tipos de competición: La de los largometrajes, la de los cortos, y la de los cortos españoles (viéndose estos todos juntos el mismo día, para elegir el mejor de ellos). Cada una de ellas se exhibe durante los días que dura la Semana (pues eso, durante una semana) en el Teatro Principal, con las puntuaciones parciales de las cosas que se van viendo, en tres tablas diferentes.

Además, los cortometrajes (los de toda la Semana entera, no los españoles que como ya he dicho se ven todos juntos, salvo a veces alguna excepción que también se ve durante la Semana) tienen a su vez tres tipos de votaciones: las del jurado, las del público, y las del jurado joven.

Bien, pues aquí va un par de imágenes con las votaciones finales, de largos y de cortos (haz clic sobre ellas si deseas verlas ampliadas).

Puntuaciones de largometrajes


Como se puede ver, solamente tres de las películas suspendieron. Se da la circunstancia de que una de ellas, Yellowbrickroad, la que peor puntuación tiene, es una de las que más me gustó. Superada por The orphan killer, cada vez que lo veo, no tengo palabras, en fin... El nivel ha estado bien, en general las películas han gustado regularmente tal y como se puede comprobar, lo cual es un gran tanto a favor de la organización de la Semana. Destacando, por supuesto, las que ocupan el podio: Lobos de Arga, Attack the block y The woman. La película The selling, que es una tontería, quedó en cuarto lugar.

Puntuaciones de cortometrajes


Aquí ya hay más variedad, aunque también se puede ver que hay más o menos un nivel regular de puntuaciones. Algún suspenso llama más la atención que otros (el de Save the rhinoceros por parte del jurado, por ejemplo, que además también fue el corto que menor puntuación del público obtuvo... y con razón), así como la buena nota obtenida por el gran ganador (jurado y público), The centrifuge brain project. Por parte del jurado joven, el que mejor nota obtuvo fue A lost and found box of human sensation, un bonito corto totalmente emo que hace ver cuáles son las fases y los sentimientos tras haber perdido a un ser querido.

A la tercera tabla, la que indicaba los resultados de los cortometrajes españoles, no le saqué ninguna foto, pero el resultado fue el siguiente:

1.- Leyenda (Pau Teixidor)
2.- She's lost control (Haritz Zubillaga)
3.- Quédate conmigo (Zoe Berriatúa)

Respecto a los cortos españoles, no tuve un claro favorito por mi parte, con lo que mi decisión me pareció muy complicada. El corto que ha ganado quizá lo haya hecho por ciertas dosis de violencia que hay en sus imágenes, que pillaron desprevenido al respetable y que hicieron las delicias de todos.

6 de noviembre de 2011

Semana de Terror '11: Palmarés y balance propio

Primero, el palmarés de este año, y luego, mi opinión o balance al respecto.


PREMIO DEL JURADO AL MEJOR CORTOMETRAJE
The Centrifuge Brain Project. Till Nowak. Alemania, 2011

“MÉLIÈS DE PLATA” AL MEJOR CORTOMETRAJE FANTÁSTICO EUROPEO
Paths of Hate. Damian Nenow. Polonia, 2010

PREMIO DEL JURADO JOVEN AL MEJOR CORTOMETRAJE
A Lost and Found Box of Human Sensation. Martin Wallner, Stefan Leuchtenberg. Alemania, 2010

PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR LARGOMETRAJE
Lobos de Arga. Juan Martínez Moreno. España, 2011

PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR CORTOMETRAJE
The Centrifuge Brain Project. Till Nowak. Alemania, 2011

PREMIO DEL PÚBLICO AL MEJOR CORTOMETRAJE ESPAÑOL
Leyenda. Pau Teixidor. 2011

Lobos de Arga [Clic para ampliar]

Por primer año en los veintidós de existencia de la Semana, se ha otorgado el premio del público a la mejor película a una española: Lobos de Arga. Esto es bueno y muy significativo, ya que demuestra que el género en este país está bien vivo, y que se siguen haciendo cosillas sobre estos temas. Ahora bien, con esta película hay, en principio, un pequeño problema: es una comedia. En ocasiones hay chistes tontorrones o fáciles y busca gustar a todo el mundo, es decir, es una comedia blanca, a pesar de la oscuridad de su tratamiento (noche cerrada, interiores de caserones...). Esto, en mi opinión, lastra bastante la película. Pero tiene muchos méritos y eso hay que alabarlo, sin ninguna duda. En el momento en que acabó la proyección, con una ovación impresionante, estaba claro que sería película con importantes aspiraciones a ganar el premio, como finalmente ha sido. Tras el recuento de puntuaciones, quedó claro que iba a ser muy difícil, si no imposible, de batir su nota (un 8'22).

Al inicio de la Semana, había cierta expectación sobre cómo sería el transcurso de la misma, al haber cambio de dirección (José Luis Rebordinos cedió el testigo el año pasado a Josemi Beltrán), respecto al nivel de películas elegidas o a las sorpresas que pudiera haber en las diferentes sesiones. Bien, pues hay que decir que todo ha ido como la seda (salvo problemas técnicos no previstos que pueden ocurrir en cualquier momento y a cualquiera, como el ocurrido en la noche de Halloween -ver la nota del siguiente párrafo), que el espíritu de la Semana sigue muy presente y que tiene pinta de que, si nada ni nadie lo impide, así seguirá. Por supuesto, hay cosas mejorables, como lo hay en todos los sitios, así que se tratará de ir mejorando poco a poco y año tras año, con lo cual la organización deberá estar al tanto de cuáles son las necesidades a cubrir o las posibles peticiones que el público pueda hacer, para valorar todo en su conjunto y hacer que el próximo año, poco antes de que el mundo llegue a su fin (recordemos la profecía maya), sea aún mejor.

[Nota: En la proyección anterior a la noche de Halloween, emitiéndose la película Red State, empezó a fallar  en el teatro Principal el proyector o alguna de sus piezas, y el pase fue un tanto accidentado, fallando el sonido por un lado y la imagen por otro en diferentes ocasiones. Como era un fallo importante que no se podía solucionar en el momento, se decidió realizar un cambio considerable ya que faltaba poco para que una de las noches más importantes de la Semana diera comienzo: se trasladaba todo al teatro Victoria Eugenia, tanto las sorpresas que estaban por venir, como el concurso de disfraces y las proyecciones previstas. Esto pudo haber sido un caos para todos, especialmente para la organización, pero todos pusimos de nuestra parte -creo- y todo terminó yendo sobre ruedas. Y todo ello a pesar de que el bar del Victoria Eugenia no estaba abierto... ¡lástima! Bueno, había uno a la vuelta de la esquina]

Una de las cosas que se ha comentado (en realidad se viene diciendo desde años atrás) que juega en contra de la Semana es que se traen muchas películas vistas en Sitges (este año eran unas cuantas, y todas con títulos importantes: Red State, Troll hunter, The woman, Attack the block, Lobos de Arga, Livide, Juan de los muertos...). La Semana no es Sitges, se comenta. Claro que no lo es, pero como bien dicen los propios organizadores (en su facebook), teniendo en cuenta que el festival de Sitges es apenas quince días antes que la Semana y que allí se presenta prácticamente todo lo nuevo en cuanto a fantástico y terror se refiere, es difícil encontrar películas para estrenar en la Semana, películas vírgenes.

En cuanto a lo que pueda ser mi opinión sobre lo visto (o sea, todo), diré que el nivel me ha parecido muy aceptable, y que ha habido de todo en las temáticas de las películas y cortos. Vampiros, zombies, casas encantadas, giallo, apocalipsis nucleares... No es como otros años que predominan las pelis de vampiros, o de zombies, o de otra cosa, qué va, este año la variedad ha sido la tónica y eso se agradece mucho. Tengo varias películas que me han gustado mucho, otras no tanto, y alguna que otra que directamente tiraría a la basura. Pero en general, como digo, han sido más las que me han gustado que las que no. En próximos posts intentaré ir comentando más detalladamente (o no) cada una de las películas.

Destaco especialmente, sin orden alguno, los siguientes largometrajes:

Karate Robo-Zaborgar (Noboru Iguchi)
Yellowbrickroad (Andy Milton & Jesse Holland) *
Masks (Andreas Marschall)
Attack the block (Joe Cornish)
Wake Wood (David Keating)
The woman (Lucky McKee)


* Esta película fue la que peor puntuación obtuvo de todas. Según mi opinión, es un tanto injusto pero qué se le va a hacer. Y pensar que The orphan killer (un slasher horripilante que no aporta nada nuevo a ese género) tuvo mejores votos que esta, en fin...

A continuación, indico las películas que "sin más" (es decir, que no me han parecido malas pero que no es que sean gran cosa):

Troll Hunter (André Øvredal)
The devil's rock (Paul Campion)
Tomie unlimited (Noboru Iguchi)
The theatre bizarre (varios directores -Tom Savini entre ellos)
Saint (Dick Maas)
Lobos de Arga (Juan Martínez Moreno)
Juan de los muertos (Alejandro Brugués)


Decepciones (películas de las que esperaba "algo" y no me aportaron nada):

Livide (Alexandre Bustillo & Julien Maury)
The selling (Emily Lou)
The divide (Xavier Gens)
Red state (Kevin Smith)


Sobre los cortometrajes, decir que no he visto ninguno que me haya cautivado al 100%, aunque se han visto cosas muy variadas. El corto ganador del premio del público y del jurado (compuesto por la actriz Manuela Vellés -protagonista del cartel de este año-, Alexandre Bustillo y Julien Maury -directores de Livide- y Antonio José Navarro), The centrifuge brain project tuvo un pase espectacular, pero perdió fuerza en un segundo visionado (aun así es un corto excelente) y el ganador del Méliès de Plata, Paths of Hate, es una maravilla de la animación (y además con una historia que hace poner los pelos de punta).

Paginación