Cargando buscador...

29 de octubre de 2011

¡Tuto y mello!: Semana de Terror de Donosti 2011

Con Manuela Vellés retomando el aire de su trabajo en la película Secuestrados, llega la XXII Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia-San Sebastián, la Semana.


Un año más, la Semana tendrá en su parrilla de programación buena parte de lo mejorcito del año en cuanto al género se refiere. Si no lo mejorcito, sin duda sí lo más esperado. Las grandes triunfadoras en Sitges 2011 (Red State y Attack the block) y varias de las películas más comentadas allí (Livide, Juan de los muertos -inauguración y clausura, respectivamente-, The woman...) son las estrellas de este año.

Eso, unido a la larga lista de cortometrajes (incluido el habitual maratón de cortos españoles) y a los especiales nocturnos, tan míticos (aunque sigo echando sesiones triples, o incluso cuádruples, a la vieja usanza, es decir maratones en toda regla), que este año son nada menos que cuatro, donde no puede faltar una noche casposa (este año son dos, la primera noche y la penúltima que será un especial Grindhouse) y por supuesto la noche de Halloween, llena de sorpresas. Además se ha incluido un especial de Noburo Iguchi, el loco que hace un par de años presentó en la Semana su película Robogeisha (memorable fue su presentación en el escenario del teatro Principal... puedes verla aquí ya que hablé de ella)... pues ahora trae dos nuevos films y por supuesto la Semana tenía que tenerlos.

También, como todos los años, hay un ciclo temático que en este caso es Ven y mira. El cine fantástico y de terror en la zona prohibida. Se trata de un ciclo que incluye películas que fueron consideradas en su momento nocivas o peligrosas para la sociedad, únicamente por ir más allá de lo que los bienpensantes pueden ir, por ser transgresor y tratar de rompero ciertas normas establecidas... Ejemplos de ello son La naranja mecánica (Stanley Kubrick), Tras el cristal (Agustí Villaronga), Holocausto Caníbal (Ruggero Deodato)... Y por supuesto A serbian film, que no se puede programar en la Semana debido a que aún sigue pendiente la ridícula causa contra la película, suspendida cautelarmente, o mejor dicho contra Ángel Sala, imputado por haberla proyectado en el Festival de Sitges de 2010.


Aparte de todo esto, aparte de las películas, no faltarán las actividades paralelas, encabezadas por diferentes exposiciones (Malakias con sus plastilinas, otra de coleccionismo de objetos del Fantástico...) o las VIII jornadas de cómic, teatro callejero, un taller de manualidades con el gran Jack Mircala... Unas cuantas opciones que hacen que la Semana de Terror donostiarra no sólo se centre en lo que sucede en el interior del Teatro Principal, Antzoki Zaharra.

Es pues, tiempo de pasar miedito. O de echar unas buenas risas, parte fundamental de gran parte de las sesiones de la Semana.

PD: El título del post, "tuto y mello", viene a cuento de las desafortunadas declaraciones que Arturo Ripstein realizó tras el Zinemaldia pasado, al no haber obtenido ningún premio con su película Las razones del corazón. "Un festival de sustitos"... En fin, fue algo lamentable por lo que más adelante se disculpó. Dejo al lector como tarea averiguar si realmente su comunicado es una disculpa o no.

PPD: Si durante los próximos días no pongo ninguna entrada nueva en el blog, es porque estoy de lleno en la Semana de Terror. Paciencia, pues, ya que una vez termine, comentaré cositas al respecto.

28 de octubre de 2011

Sitges 2011 [vídeo]: Extras

Con esta entrada ya termino mi especial sobre Sitges 2011. Recordemos que primero coloqué mis puntuaciones sobre las películas, luego comentarios sobre ellas (en cinco entregas), y por último una serie de vídeos que termina con estos que traigo aquí.

El primer vídeo es la presentación de la sesión Grindhouse de Phenomena (auspiciada por el director Nacho Cerdá) donde se proyectaban La matanza de Texas 2, de Tobe Hooper, y El más allá, de Lucio Fulci (puedes ver mis impresiones sobre ellas aquí). En el vídeo vemos a Caroline Williams y a Catriona MacColl juntas, aunque solamente es la primera la que habla (luego habló la segunda pero eso ya no lo grabé ya que me limité a sacar fotos).


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

El segundo vídeo es la entrega del premio María Honorífica (la María que salía en Metrópolis de Fritz Lang, todo un símbolo de homenaje en el Festival de Sitges) a Gonzalo Suárez, director español que tiene en su haber varias películas relacionadas con el fantástico o el terror, entre las que cabe destacar Remando al viento (de 1988, quizá su obra más recordada en este género) o Mi nombre es sombra (1996, por decir una relativamente reciente). La entrega del premio la realiza Ana Álvarez y como se comprobará, todo es, casi casi, visto y no visto. Quizá el homenajeado llevaba prisa, quién sabe.


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

Sitges'11 [vídeo]: Álex de la Iglesia recibe el Méliès de Oro

Álex de la Iglesia, ex presidente de la Academia de Cine Español (y uno de los mejores que ha tenido, por cierto), recibió en Sitges 2011 el premio al mejor largometraje de Cine Fantástico del año, el Méliès de Oro, por su película Balada triste de trompeta. El premio le fue entregado por uno de los actores de la película, Carlos Areces, quien también estaba acompañado por la actriz del film, Carolina Bang.

Ahora bien, ¿qué es eso del Méliès de Oro? Es un premio otorgado por la Federación Europea de Cine Fantástico, gracias a la cual nueve festivales de Cine Fantástico de toda Europa otorgan el Méliès de Plata a la mejor película exhibida en su certamen (Balada Triste de Trompeta lo ganó en el Festival de Amsterdam), donde sólo una de ellas se alza con el Méliès de Oro a la mejor película fantástica del año.

Álex de la Iglesia recibe el premio:


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

Discurso de Álex de la Iglesia:

[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

Las otras películas nominadas eran:

- Transfer (Damir Lukacevic)
- The Last Employee (Alexander Adolph)
- Rare Exports: A Christmas Tale (Jalmari Helander)
- Rubber (Quentin Dupieux)
- Troll Hunter (Andre Ovredal)
- Secuestrados (Miguel Ángel Vivas)
- Hideways (Agnès Merlet)
- Attack the Block (Joe Cornish)

¡Extra, extra!

El Méliès de Oro al mejor cortometraje fue para Suiker (Sugar) dirigido por Jeroen Annokkee. El corto se había llevado el Méliès de Plata en el Amsterdam Fantastic Film Festival.


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

Sitges 2011 [vídeo]: Ángel Sala defiende el Cine

Ángel Sala, director del Festival de Cine de Sitges, presentó la gala de entrega del premio Méliès de Oro al mejor cortometraje y al mejor largo fantástico del año. En su discurso defendió el Cine, la valentía y la democracia a la hora de realizarlo. Teniendo en cuenta que está imputado por el caso A serbian film (situación ésta bastante lamentable), su discurso cobra más sentido y valor. Bravo por él.


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

[ACTUALIZADO] Sitges 2011: Palmarés

ACTUALIZADO...

Vídeo de ¡A txiflar! de la lectura del palmarés de Sitges 2011, realizada a cargo del director del Festival, Ángel Sala.


[Vídeo exclusivo de ¡A txiflar!]

Resto de la entrada...

Con unos días de retraso, publico por aquí, en caso de haber alguien rezagado, el palmarés del recién acabado Festival de Cine de Sitges.

Ha habido dos claras triunfadoras: Red State, de Kevin Smith por un lado, y Attack the block (Joe Cornish) por otro. La primera ha triunfado siendo declarada la mejor película del festival, y su director, el mejor de la edición. Por su parte, Attack the block ha obtenido los premios de mejor banda sonora y una mención especial del jurado, así como el premio del público (y el premio José Luis Guarner de la crítica). Mención especial del jurado y premio del público... pocas veces se da el caso de que ambos bandos coincidan.


Indicaré aquí únicamente los premios oficiales, es decir los de la Sección Oficial Fantàstic. Para consultar todos los premios, puedes acceder a la web del Festival

OFICIAL FANTÀSTIC COMPETICIÓ – SITGES 44
Jurado compuesto por J. A. Bayona, Quim Casas, Lisa Marie, Ryoo Seung-Wan, Richard Stanley.

Mejor Cortometraje
Ex aequo a Dirty Silverwear, de Steve Daniels, y The Unliving, de Hugo Lilja

Mejor Diseño de Producción
Marc Thiébault por Livide (Alexandre Bustillo & Julian Maury)

Mejores Efectos de Maquillaje
Steven Kostanski por The Divide (Xavier Gens)

Mejores Efectos Especiales
Lluís Castells y Javier García por Eva (Kike Maíllo)

Mejor Banda Sonora Original
Steven Price por Attack the Block (Joe Cornish)

Mejor Fotografía
Markus Förderer y Tim Fehlbaum, per Hell (Tim Fehlbaum)

Mejor Guión
Lucky Mckee y Jack Ketchum, por The Woman (Lucky Mckee)
Mejor Actriz 
Brit Marling por Another Earth (Mike Cahill)
Mejor Actor
Michael Parks por Red State (Kevin Smith)

Mejor Director
Na Hong-jin por The Yellow Sea

Premio Especial del Jurado
Attack the Block, de Joe Cornish

Mejor Película
Red State, de Kevin Smith 

A destacar el premio a los mejores efectos especiales para Eva, de Kike Maíllo, de los que se hablan maravillas (he llegado a oír que están incluso a un nivel de Oscar... lo comprobaremos cuando estrenen en salas el film)

Visto en Sitges'11 (V)

Con esta quinta entrega, termino ya mis comentarios sobre lo que vi en el Festival de Sitges 2011, en tres días y medio que estuve.

Emergo (Carles Torrens)

Una familia compuesta por el padre, un niño pequeño de pocos años y una adolescente tienen problemas de fantasmas en su casa y llaman a un equipo especialista en ello. Este equipo pondrá por todo el piso cámaras detectoras de fantasmas y grabarán todo lo que ocurra con todo tipo de aparatos. Sí, querido lector, has deducido bien: se trata de otra película de esas, de las de actividades paranormales donde una o varias cámaras graban todo lo que ocurre alrededor. Una vez más, un producto lleno de originalidad. Lo malo de todo esto es que Rodrigo Cortés, el creador de esa obra maestra llamada Buried, es quien ha escrito el guión, cosa que parece mentira. No hay nada especial en toda la película, solamente un par de típicos sustos donde se crea cierta tensión, y el clímax final, que eso sí, por fin, está muy bien. Pero se queda sólo en eso. Para acabar de fastidiar todo, la última escena de la película, además de ser muy incoherente en cuanto a los diálogos que se escuchan entre dos de los actores, es de risa ya que es perfectamente previsible lo que va a suceder. Y este final no tiene otro adjetivo: penoso.

El callejón (Antonio Trashorras)

Ana de Armas es una chica que tiene un sueño: ser bailarina. Ha pasado un casting pero al día siguiente tiene otro más importante, el final. Para ello necesita lavar bien la ropa que utilizará así que se mete en una lavandería cercana a su casa, junto a un callejón altamente sospechoso. En la calle no hay nadie... hasta que aparece un joven, una especie de gigoló, un latin lover en toda regla. Las sospechas sobre su comportamiento o sus intenciones no tardarán en aparecer. Esta película parece casi un capítulo de aquellas Historias para no dormir del gran Chicho Ibáñez Serrador. No sólo pr su duración (que es corta), sino por su ambientación, por sus interpretaciones (malísimas sin excepción, de risa), por los colores... Una tonta historia de asesino en serie cuyo desenlace hace que en general tenga algo de gracia ya que es donde la historia ya pierde el norte y aparece un elemento fantástico que no por inesperado hace que el producto mejore demasiado. Esta película hizo las delicias del patio de butacas ya que había muchas cosas que daban juego para el cachondeo del personal, con lo cual la sesión fue divertida.

Monster Brawl (Jesse T. Cook)

Probablemente, la película que más me decepcionó de todas las que vi. Con un argumento divertido e interesantísimo, la película flojea por todas partes, casi desde el minuto dos. ¿Qué cuenta la película? Una lucha en un ring de lucha libre entre dos equipos muy curiosos: las criaturas mosntruosas contra los no-muertos. Es decir, algo así como Frankenstein contra El hombre Zombie, o similares. Como se ve, la premisa es buenísima, pero el hecho de que toda la película, ¡toda! sea igual, con combates entre diferentes criaturas, hace que sea un producto aburridísimo. Por si fuera poco, se nota demasiado que muchas de las caras que salen en la película son personas conocidas en el mundillo de la lucha libre. Ya sean luchadores, público, o comentaristas. Y claro, si uno no está puesto en ese tema, pues pierde gracia. Pero eso es lo de menos. Como digo, la película es combate tras combate, y además con un maquillaje y unos decorados patéticos, en fin... Algo lamentable.

Dark souls (César Ducasse & Mathieu Peteul)

Esta no es una buena película, pero tiene cosas a favor. La primera, que es Noruega, y no hay mucho cine fantástico que nos llegue desde aquel país. La segunda, que está hecha con cuatro perras, y eso es meritorio siempre. La tercera, que tiene un argumento muy de serie B, o Z más bien. Va de que en un pueblo está habiendo extrañas muertes porque un grupo de gente con mono naranja (lo que viene a ser un butanero de toda la vida) introducen un taladro en la cabeza de las personas para inocularles no se sabe qué... (más adelante se sabrá que es una especie de líquido negro, quizá petróleo, para que un señor pueda controlarles, o al menos eso entendí yo). El caso es que vuelven a la vida pero muy inútiles, muy zombies, y eso el padre de una de las zombificadas no lo puede permitir, así que empieza una investigación por su cuenta. Una historia muy rara que también tiene cosas en contra, claro, por eso no es una buena peli, tal y como decía al principio. Por ejemplo que está muy pero que muy mal realizada. El sonido es también muy malo, oyéndose gritos de chicas en peligro cuando no vienen a cuento. Los actores también son muy malos, no eran nada dreíbles... en fin, que parecía más bien una película de escuela de cine, de curso en prácticas o algo parecido...

Bien, pues hasta aquí mis comentarios sobre lo que he visto en el festival de cine fantástico más importante del mundo, el de Sitges. Han sido muchas horas de locura y de cine, de diversión (ejemplo clarísimo el de la Zombie Walk), de falta de sueño (los dos últimos días estuve prácitcamente 48 horas sin dormir ya que estuve de película en película y de maratón en maratón)... Pero evidentemente, muy a gusto y disfrutando, que de eso se trata.

Respecto a la organización, un año más es necesario protestar o llamar la atención sobre los retrasos en la gran mayoría de proyecciones, especialmente las del Auditori. En algunas ocasiones ha habido retrasos de unos 45 minutos... Hay que pensar muy bien la programación que se desea ver porque si hay películas seguidas en diferentes cines, lo más fácil es que no se llegue. 

Además el sistema de subtítulos deberían ir pensando en alguna forma de renovarlo ya que se ve demasiado arcaico (es que lo es). Además en las proyecciones en 3D estos subtítulos hacían que uno se volviera loco, con la imagen de la pantalla y luego mirando los subtítulos...

Sin duda alguna, el año que viene, y citando al gran T800... Volveré.

Visto en Sitges'11 (IV)

Cuarta (y penúltima) parte de lo que vi en Sitges 2011...

Drive (Nicholas Winding Refn)

[Ya vi esta película en el Zinemaldi pero no la había comentado aún...] Las películas de Nicholas Winding Refn no son películas para todos los gustos ni mucho menos para todos los públicos. Su trilogía Pusher, a pesar de comenzar como algo muy tarantiniano, acaba derivando más hacia el mundo personal de cada protagonista; Valhalla rising es una película especialísima y pausadísima sobre vikingos y la Tierra Santa; Bronson es también una bizarrada visualmente muy potente con un Tom Hardy bestial... En fin, un cine muy personal que ha terminado llegando a Hollywood. Lo hace con Drive y con el guaperas Ryan Gosling en un genial papel que nadie esperaría de él. Una especie de Charles Bronson en sus películas setenteras (la película no deja de ser un homenaje a aquellas películas, también a los ochenta... vaya por Dios), un personaje sin nombre, experto en conducción que por ayudar a su vecina, a su hijo y a su marido, se ve metido en un embrollo de mucho cuidado, mafiosos peligrosos incluidos. Winding Refn lleva esta película de género negro actualizado (como le gusta decir a mucha gente) a su terreno, con escenas muy coloridas, también muy violentas, pero sin duda potentísimas y según en qué momentos, pausadas. Así es su forma de dirigir. Diferente, pero todo muy bien llevado y con unos personajes fantásticos. Sin duda alguna es una de las grandes sorpresas del año. La película obtuvo en  el Festival de Cannes el premio al mejor director.

Killer Joe (William Friedkin)

La película sorpresa de Sitges 2011 ha sido la última de William Friedkin, el director de French Connection o El exorcista, entre muchas otras. Ahora viene con una película de personajes, que casi podría ser toda en interiores, donde la violencia, y también el sexo, están continuamente presentes. El plantel de actores protagonistas está inmenso, destacando especialmente a Matthew McConaughey, a quien estamos acostumbrados a ver en personajes de abogado buenazo, o de tontorrón simpático, por lo general personajes un tanto insípidos. En Killer Joe él es la estrella de la función, y se nota que lo sabe. Hay escenas en las que él participa que se quedan grabadas a fuego en la mente del espectador, por las extravagancias contadas y por cómo lo interpreta el actor (o actores). Otra película que también podría decirse que cabe en el género negro, con un final desconcertante pero estupendo (repito que en buena parte gracias a sus actores). El resto de actores, que como digo también están fantásticos, son Emile Hirsch, Thomas Haden Church, Gina Gershon y Juno Temple.

Tormented 3D (Takashi Shimizu & Christopher Doyle)

La película más extraña del día, y quizá de todo lo que yo vi. Cuando decidí ir a verla, releí la sinopsis una y otra vez y enseguida me di cuenta de que iba a ser algo extraño... muy extraño. Pero había que ver algo así, y en tres dimensiones, claro, ahí estaba ¿la gracia? El creador de un clásico del nuevo cine de horror nipón como es Ju-on (La maldición) y su secuela, así como de sus respectivos remakes americanos, cuenta la historia de un niño que sigue a un conejo (suena, ¿verdad?)... de peluche, y acaba retenido en otra dimensión, en otro mundo paralelo al real. Entonces el niño lo que pretende es que la gente pase a ese otro mundo, pero la gente no quiere... Pues para eso está el conejo de peluche, que a veces era gigante, y a veces pequeño. En fin, que creo que se nota que no entendí demasiado la historia. Otra historia con niño (inolvidable aquel Toshio de Ju-on) y que no me ha terminado de convencer. Vamos, que no me convenció. Eso sí, algún efectillo tridimensional que otro sí que tenía bueno (por ejemplo el conejito de peluche flotando en el aire... eso sí que estaba logrado). Pero por lo demás... Como que no.

The day he arrives (Hong Sang-Hoo)

Al hojear el periódico del festival de Sitges y leer la reseña sobre esta película, ponía algo así como que ni era una película de género fantástico, ni de terror, sino que era una "comedia amable, elegante y sutil." Que no había más. Efectivamente, no había nada más, cosa que decepciona teniendo en cuenta que es el Festival de Sitges, es decir, de cine fantástico... Por si fuera poco el director es calificado como el Woody Allen asiático. Y sí, tenía un aire a película de Allen. Pero no tenía su gracia, lógicamente. Una sucesión de encuentros del protagonista que vuelve a la ciudad de su juventud con sus amigos, con su antigua amante/novia, con alumnos jóvenes, que se van repitiendo día tras día, y aunque no se hace molesto que las situaciones sean una y otra vez las mismas, uno está deseando que se llegue a algún tipo de conclusión, hasta que al final llega. Pues eso, una película amable, sin más.

Himizu (Sion Sono)

Esta película tampoco encajaba demasiado bien, a mi parecer, en la programación del Festival. ¿Por qué? pues porque si la anterior era una comedia amable, esta es un dramón en toda regla. Y además de dos horas y diez minutos de duración. En la película se cuenta cómo tras el terrible terremoto del pasado marzo en Japón, todo ha quedado totalmente destrozado y los padres del adolescente protagonista han muerto, quedándose el chico, como tantísima gente, en la calle sin nada, con lo que tendrá que buscarse la vida como pueda. La mala suerte que tiene hace que unos acreedores que su padre tenía vayan a buscarle y le amenacen para que les pague lo que su padre les debía, pero él no tiene nada así que la cosa pinta muy mal. Afortunadamente ahí estarán sus amigos y un variopinto grupo de personajes que aunque ya no les queda en la vida, siguen teniendo ganas de vivir y eso es lo más importante. Este tipo de cosas son las que transmite el film, que como drama funciona muy pero que muy bien, pero claro, para ver en un festival del estilo del Zinemaldia, por ejemplo. En honor a la verdad hay que decir que sí que hay alguna escena que provoca auténtico pavor. Se trata de las imágenes en las que se muestra la devastación del terremoto, cómo ha quedado todo aquello después del fatal evento... unas imágenes terribles que ciertamente ponen los pelos de punta.

Continuará...

27 de octubre de 2011

Visto en Sitges'11 (III)

Tercera parte con nuevas películas a comentar sobre lo que vi en Sitges 2011.

A letter to Momo (Hiroyuki Okiura)

Siete años han tardado en realizar la película, ya que estaban empeñados en hacer todo al estilo tradicional: primero sobre el papel y luego trasladarlo al formato celuloide. Como cinta de animación es impecable, una joya. El problema es su historia. Más que su historia, su duración. En realidad tiene otro problema, pero que debe disiparse cuanto antes ya que es un mero prejuicio: la sombra del maestro Miyazaki es muy alargada, y cualquier película anime que se haga, incluyendo algún toque mágico en su argumento, hace recordar al genio nipón. El argumento trata de una niña muy testaruda llamada Momo, que ha perdido a su padre (durante la película explicarán cómo y porqué), que vive con su madre. Se mudan a una isla y allí Momo conocerá a tres extrañas criaturas, unos duendes que sólo puede ver ella. Ellos no pretenden nada malo, sólo vivir lo mejor que puedan y zampar todo lo que pillen, pero la niña no les dejará. Poco a poco irán limando asperezas hasta hacer que la niña, y el espectador con ella, participe de todo un espectáculo mágico que hará que cambie su forma de ver la vida y de comportarse. Como decía, es una gozada de anime, pero está muy centrado en el drama de la niña y hay poca fantasía (eso sí, el punto cumbre sobre este aspecto es una maravilla)... Por lo tanto uno piensa que sus dos horas de duración son demasiado. De todas formas, recomendable sin duda para los fans de la animación.

Exit Humanity (John Geddes)

Esta película fue el primer largometraje del maratón nocturno de la nit + zombi, tras diversas presentaciones y cortos. La película nos sitúa en la posguerra civil americana, donde el protagonista se ve inmerso en la más absoluta soledad cuando su mujer y su hijo son contagiados por unas extrañas criaturas que parecen revivir después de muertas... En su lucha por la supervivencia se encontrará con gente que le ayudará o que intentará acabar con él, por tanto deberá jugar bien todas sus cartas. Esta película empieza como una típica película de zombies: alguien es atacado de repente por criaturas que no comprende de dónde salen, y poco a poco nos va narrando qué características tienen esas criaturas, es decir que si no duermen nunca, que si tienen un olfato muy desarrollado, que si sólo mueren disparándoles en la cabeza... Algo muy típico y que todos ya sabemos, con lo cual no aporta nada nuevo. Llega un punto en la película en el que la temática zombie casi desaparece, convirtiéndose en un western puro y duro. De vez en cuando se mencionan los zombies, incluso se explica su origen, pero el western sigue ahí, con sus impresionantes paisajes y por su puesto sus duelos a muerte entre los principales personajes. Así que si uno quería ver una buena peli de zombis, es muy posible que quede decepcionado o lo que es peor, aburrido.

Deadheads (Brett Pierce & Drew T. Pierce)

Divertimento de los de caca-culo-pedo-pis hecho sin mayores pretensiones. O eso me gustaría pensar, claro... La historia va de que en un pueblo de Estados Unidos hay una epidemia zombie, pero total, como si no la hubiera, porque el protagonista y dos amigos suyos, aunque se han convertido en zombies y ellos lo saben (al principio no lo asumen pero poco les cuesta darse total cuenta de ello), hacen como que no es así. Y el resto de la población hace como que no pasa nada. Es algo que no llegué a entender de la película, que hubiera zombies, pero que todo fuera como que no los hay. Quizá esa sea la gracia que pretendían buscar los directores... a saber. El caso es que el protagonista se empeña en reencontrarse con su ex-novia para decirle que la ama, con lo cual la peli es una búsqueda. Tras los protagonistas, hay un grupo de caza-zombies muy malo y sin piedad así que tendrán que andarse con ojo si no quieren que les pillen. No es más que una comedia romántica con esos toques de zombis, pero si no los tuviera, daría lo mismo. Además, el contrapunto cómico del amigo gracioso desfasado acaba molestando más de la cuenta.

Zombi diaries 2 (Michael Battlet & Kevin Gates)

Es una secuela pero según nos informó su director, no hace falta haber visto la primera entrega para disfrutar de esta película. Lo de "disfrutar" es un decir porque de tan típico que es lo que nos cuenta, no tiene ninguna gracia. Se trata de un grupo de gente, militares incluidos, que deben sobrevivir a la amenaza zombie que está por todas partes y quieren llegar a un punto que se supone es seguro. No hay más. Y por si fuera poco, de tan original que es la película, es de esas de "cámara en mano grabando todo lo que ocurre". Que digo yo, que si uno está grabando cómo un zombie se zampa a tu compañero y a todos los militares que tienes alrededor, hay dos opciones más que evidentes: 1) O coges alguna de las armas que hay alrededor y empiezas a disparar a todo lo que se menea, o 2) Corres como alma que lleva el diablo huyendo de los zombies que te van a comer. ¡Pero no te quedes a grabar cómo se comen a la gente! En fin... Muy original. Originalísima.

The thing (Matthijs Van Heijningen Jr.)

Remake, perdón, precuela... Venga va, es un remake en toda regla, de la mítica La cosa de John Carpenter. Que no nos engañen. En principio se cuenta qué pasó a la expedición previa a la que sale en la de Carpenter, pero tiene escenas clavadas, y sabemos cuál es la tónica e incluso qué va a ocurrir porque la película del 82 está grabada en nuestras mentes de lo espeluznante y potente que es... ¡Incluso uno de los protagonistas masculinos guarda cierto parecido con Kurt Russell! Vale, hay ciertas diferencias, y la parte final es también nueva, pero todo, todo lo demás, es calcado a la de Carpenter. Evidentemente tiene cosas destacables, como por ejemplo la ambientación, y las transformaciones del bicho, que son unas cuantas y muy bien hechas por cierto. Con lo cual el espectador lo que puede esperar es una nueva transformación para ver por dónde, y cómo, sale la cosa esa. Algunas apariciones del bicharraco son de aplauso, la verdad sea dicha. Pero por lo demás... hay que seguir quedándose con la del gran John Carpenter, sin dudarlo.

Continuará...

24 de octubre de 2011

Visto en Sitges'11 (II)

Segunda entrega de mis comentarios sobre lo que vi en Sitges 2011.

La tempestad (Julie Taymor)

Julie Taymor vuelve a sumergirse de forma especial y única en el mundo de William Shakespeare. Lo hizo en 1999 con Titus, una obra difícil del dramaturgo inglés. Pues con La tempestad lo ha vuelto a hacer, ya que esta obra siempre se dice que es una de las más complicadas de entender y de adaptar, dado su gran número de personajes y su intrincada historia. Elegí ver esta película precisamente por eso y porque me llama la atención la puesta en escena de la directora, siendo una película de la que llevaba bastante tiempo oyendo hablar, además con un reparto espectacular, con Helen Mirren, David Strathairn, Chris Cooper... El resultado me ha parecido ligeramente decepcionante. No en cuanto a la historia, que se entiende sin problemas (esto además me ha parecido un mérito importante) sino quizá por cierta falta de ritmo y también por la estética, pero claro, es muy posible que esto sea culpa mía ya que esperaba ver algo mucho más visual, más al estilo de Tarsem, pero no es así. Algunas localizaciones y algunos trajes que se ven son ciertamente llamativos, pero esperaba más, quería quedarme con la boca abierta y ese fue el problema, que no fue así. De todas formas para ser la obra que es, no es una mala película.

Twixt (Francis Ford Coppola)

Uno de los momentos clave de mi programación de Sitges era ver lo nuevo del creador de películas como Apocalypse now o la trilogía de El padrino. Sabía que iba a ver algo estrafalario, había oído cosas bastante malas de la peli, pero ocurre como con John Carpenter: una nueva película suya hay que verla sí o sí. Aunque sea mala. Bien, pues todo lo que había oído sobre ella... era cierto. La película es de risa y no hay por dónde cogerla. Además se supone que es en tres dimensiones (o sea, 3D), pero resulta que sólo hay un par de momentos en los que ese formato hace acto de presencia, de una forma muy graciosa por cierto: aparecen sobre la pantalla unas gafas 3D gigantes avisando al personal de que hay que ponérselas... y cuando termina la escena 3D, las mismas gafas desaparecen para que la gente sepa que hay que quitárselas. Sí, así tal cual. En fin... ciñéndome a la película, se cuenta cómo un escritor reconocido en el terreno fantástico en horas bajas (Val Kilmer) llega a un pueblo donde suceden cosas muy extrañas, incluyendo el asesinato de una chica. Al poco, el escritor se da cuenta de que hay una posible buena historia en ello y comienza a trabajar en una nueva novela contando con la inestimable ayuda de Edgar Allan Poe, a quien ve en sueños y que le va revelando poco a poco ciertas claves de lo que por allí ha ocurrido... Menuda historia, ¿verdad? Yo estaba ojiplático ante algo así, sin saber qué estaba viendo y pensando que en algún momento la niña vampiro que tanto se ha promocionado cuando se habla de la película, haría de las suyas... Pero para eso hay que esperar mucho, demasiado. Val Kilmer al principio no está mal, pero se va perdiendo en su propia interpretación, al igual que Coppola, a quien ya le da igual todo, según sus propias palabras, dirigiendo lo que le da la real gana sin pensar en nada ni en nadie. ¿Qué puede tener de salvable esta película? Como he dicho, Val Kilmer no está mal al inicio, también algunos toques lynchianos del pueblo y de sus habitantes, y los colores que coloca en las escenas de los sueños, mezclando el blanco y negro con el rojo... Resumiendo, una película de un maestro que logra tocar las pelotas al personal tomándole el pelo de mala manera.

Poulet aux prunes (Marjane Satrapi & Vincent Paronnaud)

Los creadores de la afamada Persépolis (versión cómic y versión película) vuelven con otra adaptación propia. En este caso se narra la historia del violinista Nasser Ali Khan, que decide morir debido a que no tiene nada por lo que vivir. Por tanto iremos viendo a lo largo de su metraje las diferentes historias relacionadas con el protagonista y con todo lo que le rodea: su familia, su música, sus aprendizajes, su amor... Visualmente, la película es muy potente y es una gozada ver cada uno de sus fotogramas, pero en cuanto a historia, recuerdo que al llevar unos veinte minutos de película, me encontraba un tanto aburrido. No acababa de entender porqué me estaban contando las pequeñas historias que en el film se narran. Todo era algo inconexo... Hasta que llega el último tercio de la película, donde todo empieza a coger sentido, donde por fin vas comprendiendo todas las historias, donde ves el hilo conductor, y por si fuera poco, contado de una forma maravillosa. Maravillosa. Y si no me equivoco, todo sin palabras. Fue inevitable recordar el  inolvidable y magistral comienzo de Up, de Pixar (por cómo están contados ambos momentos en las películas). Mathieu Amalric, creo que no hace falta decirlo, está sublime. Desde hace tiempo se sabe que es un actor impresionante, y aquí no decepciona de ninguna manera. Esta película fue otra de las sorpresas del festival para un servidor.

The Innkeepers (Ti West)

Un par de jóvenes recepcionistas (chica y chico) de un hostal al que le falta muy poco tiempo para echar el cierre están empeñados en demostrar que en ese hostal, en sus habitaciones, ocurren fenómenos paranormales debido a alguna truculenta historia sucedida muchos años antes allí. La película es un despropósito, una tontería en la que no ocurre (apenas) nada, donde es muy fácil que el espectador se aburra como se aburren los dos protagonistas viendo que no sucede nada... nada de nada. Cuando por fin parece que sucede algo, ya al final, es todo tan ridículo, que da vergüenza ajena, con un final tan cogido por los pelos y contado tan rápido (y tan mal) que lo mejor que uno puede hacer es olvidar la película cuanto antes. En el reparto se encuentra una avejentada Kelly McGillis (la chica de la mítica Top Gun), en un papel en consonancia con la película, es decir ridículo... El director Ti West es sobre todo conocido por haber hecho las pellículas Cabin Fever 2 y House of the devil, otra película que no tenía demasiada gracia salvo en su ambientación setentera/ochentera (ya que pretendía ser un homenaje a las películas de terror de aquellos años). En lo que a mí respecta, lo que siga haciendo este señor me va a dar un poco igual, no le seguiré el rastro. Película para que las parejitas se agarren con los sustos tontorrones que se ven venir, y si no se ven venir, da realmente igual, no merecen la pena.

Grave encounters (The Vicious Brothers)

Dejaré de lado cómo alguien puede firmar una película con semejante sobrenombre. La historia de la película es facilona: un equipo de televisión al más puro estilo Cuarto Milenio se acerca a un edificio que hace años fue una especie de clínica psiquiátrica donde un señor loco hacía experimentos con los pacientes. Quieren grabar posibles psicofonías o actividades paranormales que pudiera haber. Hombre, haberlas... haylas. Pero hasta que llegan, como que les cuesta un poco. La película está grabada  de una forma muy pero que muy novedosa, nunca antes vista: cámara en mano simulando un reportaje televisivo. El proyecto de la bruja de Blair, Rec, Monstruoso, Paranormal activity... ese tipo de películas. Como se ve, una forma fácil y probablemente barata, pero sobre todo de moda, de hacer una película. A lo que iba: que la película es una sucesión de sustos fáciles donde van apareciendo y desapareciendo una serie de fantasmas (antiguos pacientes) y con ellos cada uno de los miembros del equipo. Lo que más gracia me hizo de toda la película, es uno de los planos finales, donde se ve (ligero spoiler) que además había rituales nigrománticos... (fin del ligero spoiler). Aun así, esta película me gustó un poquito más que la anterior, ya que aquí al menos pasaban cosas con cierta asiduidad una vez empezaron a salir los fantasmas.

Continuará...

23 de octubre de 2011

Visto en Sitges'11 (I)

Comienzo con esta entrada a comentar las películas que vi en mi paso por el Festival de Sitges 2011. Ya lo comenté en el post anterior, donde además puse nota a cada una de las películas vistas: son veinticuatro pelis, por lo tanto será una serie de posts, repartiendo los comentarios sobre cada película en ellos.

Txiflemos:

The raid (Gareth Evans)

La primera película que vi nada más llegar a Sitges resultó ser la mejor de todo lo visto esos días. Tiene un argumento, a priori, sencillo: Un escuadrón especial de policías quiere asaltar un edificio donde se encuentra gente chunga (no especifican exactamente qué son quienes allí se encuentran, aunque dan algunas ideas a lo largo de la película), capitaneada por una especie de capo que controla todo desde su piso, en lo alto del edificio. No hay más. O quizá sí, ya que con cuentagotas poco a poco se va descubriendo cuáles son las razones del asalto, quién lo ha ordenado, etc. A veces incluso uno puede encontrar toques shakesperianos en la historia: traiciones, lucha de poder entre compañeros, amigos, hermanos... Pero no nos engañemos, eso es lo de menos. Lo importante es que es una película que no da tregua prácticamente en ningún momento. Los tiroteos, pero sobre todo las peleas, son magistrales (aplausos en la sala -cine Retiro- tras cada pelea). Sin cables ni efectos especiales a lo Matrix, todo de forma muy física, incluso creíble. Sin duda hay algunos momentos en los que es imposible no acordarse de otra obra maestra, Oldboy (Park Chan-Wok), y si tú, querido lector, ves The raid (estás tardando) y tienes vista esa película, sabrás sin duda a qué momentos me refiero. "¡Esto es cine y no Melancholia!", se oyó al acabar la proyección, al hilo de que el día anterior se había presentado en Sitges la última película de Lars Von Trier. Hubo gente que incluso hizo la ola. Ejem, en serio... Una película imprescindible. En su género, claro, pero imprescindible. [PD: Durante la primera parte de la película, casi incluso podría incluirse en el género de zombies, ya que aunque los que quieren acabar con el escuadrón están vivitos y coleando, la forma en cómo está hecha la película casi hace que pertenezca a ese género]

La matanza de Texas 2 (Tobe Hooper)

Primera sesión incluida en la sesión doble programada por Nacho Cerdá y su Phenomena, en este caso un especial Grindhouse, con sus falsos trailers y anuncios viejunos que hicieron las delicias de todos los que allí estábamos. Qué decir de este clásico bizarro... Protagonizado por Dennis Hopper y una guapa Caroline Williams (que acudió a la presentación, manteniendo cierta belleza de aquel entonces, por cierto) cuenta cómo el sheriff interpretado por Dennis Hopper quiere encontrar a quienes mataron a su hijo trece años antes (lo contado en la primera entrega), ayudado por la radio star interpretada por Williams. La película es un divertimento en toda regla, que sigue una lógica inicial pero que llega un momento en el que desvaría tanto que ya da igual qué te estén contando, hay que dejarse llevar y divertirse, echarse unas buenas risas con las tonterías que cada personaje, encabezados todos por el inolvidable y también entrañable Leatherface, van realizando, llegando a un clímax final loquísimo y sin sentido que claramente lo único que pretende es divertir al personal, a los fans del género. Quien se tome estas cosas en serio, mal asunto.

El más allá (L'aldilà) - (Lucio Fulci)

Segunda película de la sesión Grindhouse de Phenomena. Todo un clásico indiscutible del cine de terror, con hoteles encantados y gente emparedada, maldiciones, nigromancia, gente ciega, zombies… ¿Alguien da más? La verdad es que sobre el argumento, poco hay que contar y mejor no hacerlo. Con alguna que otra imagen potente que sin duda quedará guardada en la memoria de quien la vea (el plano final, por ejemplo), fue una sesión muy divertida (por eso estábamos allí) en la que además al inicio hubo problemas con los subtítulos, haciendo que el desparrame del personal fuera mayor. La película también fue presentada por su protagonista femenina Catriona MacColl, que sin duda se mostró muy agradecida por el culto al film, por la sesión en sí y por lo que la película supuso para ella.

The incident (Alexandre Courtés)

Un chico trabaja junto con unos amigos suyos en un asilo, o mejor dicho en un manicomio, preparando la comida a los internos. Además, tocan en un grupo y no se sabe bien porqué, el protagonista tiene problemas para dormir. Cada vez que se ve a los amigos repartir la comida, se va creando cierta tensión con los internos, dando a entender que están preparando algo... Además la forma violenta de comportarse con ellos de uno de los guardias hace prever lo peor. Y así es: de repente los protagonistas se ven inmersos en un motín donde poco a poco todos los internos van tomando el poder del asilo, campando a sus anchas, asesinando, luchando entre sí... La película no es gran cosa, pero tiene algunas cosas o momentos destacables, como por ejemplo la ambientación, muy claustrofóbica. Pero claro, no deja de ser una película con una historia tan vista como que los protagonistas tienen que limitarse a sobrevivir en un ambiente hostil. Eso y su desenlace tan abierto a interpretaciones, que es un "do it yourself", es decir que cada cual puede pensar una cosa diferente acerca de lo que se ha visto, de lo que ha ocurrido, hace que el interés sobre la película no sea demasiado.

Detention (Joseph Kahn)

Esta fue una de las agradables sorpresas de mis días en Sitges. Cuando leí por primera vez su sinopsis, no me interesó en absoluto, ya que ponía que su director decía que había hecho una película de adolescentes para adolescentes, nada más y nada menos. Con lo cual, la descarté. Pero la terminé viendo, afortunadamente. Esta es una película apta para freaks, con guiños paródicos a multitud de films ochenteros y noventeros y a comportamientos adolescentes. Hay guiños al slasher (Scream por ejemplo) con un asesino o asesina con un disfraz de una película que en el mundillo de la película ha sido un superexitazo, Cinderhella (juego de palabras que mezcla de Cinderella -Cenicienta en inglés- y Hell -infierno), y a las películas tipo Saw (torture porn), así como chistes de caca-culo-pedo-pis, pero siempre dando a entender lo subnormales que muchos jóvenes norrteamericanos (y quizá de cualquier parte del mundo también) de hoy en día pueden llegar a ser, sobre todo con los temas de las modas (una de las primeras frases que se dicen en la película es algo así como "en el siglo XXI, los noventa son los nuevos ochenta") y las tribus urbanas, quedando patente en unos geniales flashbacks que el director realiza. También hay viajes en el tiempo... y osos. Sí, así, como lo lees. Repito que es una frikada en toda regla, sin desperdicio. Una bizarrada que me pilló por sorpresa y que me acabó cautivando por lo salvaje de todo lo que cuenta.

¡Extra, extra!

Un par de fotografías de la presentación del Grindhouse de Phenomena (pincha sobre ellas para ampliarlas).

Caroline Williams & Catriona MacColl

Ángel Sala, Nacho Cerdá,
Caroline Williams y Catriona MacColl

Continuará...

19 de octubre de 2011

Sitges 2011: Notas y comentarios

Al igual que el año pasado, voy a comenzar mis entradas acerca de lo visto en el 44 Festival de Cine de Sitges haciendo algunos comentarios y también indicando mis notas o valoraciones sobre lo visto allí. Una vez más, ha habido de todo: cosas muy chulas, cosas reguleras y películas altamente infumables. ¿Decepciones? Quizá sí, alguna. Lo comprobaremos sobre la marcha, según vaya recordando lo vivido esos tres días y medio tan intensos que estuve allí.

Si el año pasado fueron veinte películas las que vi, este año he ido más allá, con algunas sesiones, hacia el final del festival, bastante destroyer, sin descansar y sin dormir, prácticamente durante 48 horas seguidas. Es lo que tiene el vicio y querer ver tantas cosas, una detrás de otra, tal y como hice. A gusto. En fin, al o que iba: este año he visto más películas, concretamente veinticuatro, junto con algunos cortos que también intentaré indicar. En el último Zinemaldia vi, en nueve días, treinta y siete películas. Comparando eso con lo de Sitges, se queda en nada.


A continuación, coloco el título de cada película vista y su director, y entre paréntesis la nota que le doy (de cero a diez), por orden de visionado.

Largometrajes:

The raid - Gareth Evans (10)
La matanza de Texas 2 - Tobe Hooper (7)
El más allá - Lucio Fulci (6)
The incident - Alexandre Courtés (5)
Detention - Joseph Kahn (8)
La tempestad - Julie Taymor (6)
Twixt - Francis Ford Coppola (3) *
Poulet aux prunes - Marjane Satrapi & Vincent Paronnaud (8)
The Innkeepers - Ti West (0)
Grave encounters - The Vicious Brothers (3)
A letter to Momo - Hiroyuki Okiura (7)
Exit Humanity - John Geddes (4)
Deadheads - Brett Pierce & Drew T. Pierce (3)
World of the dead: Zombi diaries 2 - Michael Batlett & Kevin Gates (2)
The thing - Matthijs Van Heijningen Jr. (6)
Drive - Nicholas Winding Refn (8/9) **
Killer Joe - William Friedkin (7)
Tormented (Rabbit Horror 3D) - Takashi Shimizu & Christopher Doyle (2)
The day he arrives - Hong Sang-Hoo (5) ***
Himizu - Sion Sono (7) ***
Emergo - Carles Torrens (3)
El callejón - Antonio Trashorras (5)
Monster Brawl - Jesse T. Cook (-10)
Dark souls - César Ducasse & Mathieu Peteul (3)

* La nueva película de Coppola se supone que es en 3D. Se supone. Tiene dos escenas que son de risa en este sentido, con este formato. Toda la película es de risa. Ya la comentaré, o al menos eso intentaré.

** Drive ya la vi en el Zinemaldia, que fue presentada como Perla de Zabaltegi (clausurando esta sección), pero debido a que me gustó mucho en su momento, creí conveniente aprovechar y volver a verla.

*** Estas dos películas participaban en la sección Noves visions (nuevas visiones), pero aun así no me cuadraron mucho en la selección de un festival como el de Sitges. No había fantástico, ni terror, ni similar. La primera era una sencilla comedia y la segunda un dramón en toda regla. En festivales del estilo del Zinemaldia sí, pero en Sitges... como que no.

El maratón de la nit + zombi, una de las citas ineludibles del Festival para cualquier zombie que se precie, consistió en lo siguiente:

- Presentación de los responsables de lo que se vería durante la noche, a cargo de Ángel Sala, director del Festival de Sitges.

- Los cortos Le blanc c'est le meilleur y Cabine of the dead

- El avance de Lazarillo Z (de Yoyi Molina y Zoe Berriatúa), presentando la adaptación del clásico patrio de la picaresca mezclado con temática zombie, al estilo de Orgullo y prejuicio y zombies (Seth Grahame Smith). Como digo, fue un avance (teaser) y sus responsables andan en busca de financiación ya que no pudieron terminar la película, como bien explican al final del propio avance.

- Dos trailers de la serie The walking dead (no podía faltar en un evento como la noche de zombies de Sitges), estrenada esta misma semana en televisión. Fue un trailer largo, en inglés, y otro, en castellano, mucho más corto y mucho menos interesante.

- Las películas Exit Humanity, Deadheads y Zombi diaries 2 (de las que ya hablaré próximamente).

- La serie animada High School of the dead. Lamentablemente sólo pude ver dos capítulos de la serie ya que se echaba el tiempo encima (eran ya las ocho de la mañana) y poco menos de una hora después debía estar presentable, sin atuendo zómbico y con el disfraz habitual de persona normal, preparado para ver la primera película del día, que en este caso se trataba de The thing (precuela de la mítica joya de John Carpenter)


Cortos:

Betrayal - Julien Carbon & Laurent Courtiard (3) *
Rasika - Lilium Léonard (1)
Coup de grâce - Clara van Gool (6)
Le blanc c'est le meilleur - Greg Ruggeri (6)
Cabine of the dead - Vincent Templement (7)
Ejercicio - Raúl Pérez (4)

* Este cortometraje es complementario a la película que el año pasado presentaron sus directores, Red lights, contando con la misma protagonista y uno de los productos fetiche del film.

Ya las comentaré en próximos posts, pero se puede ver fácilmente que hay una película que destaca. Se trata de The raid, que además fue la primera película que vi al poco rato de haber llegado a Sitges. Sin duda lo mejor que vi esos días, seguido de Poulet aux prunes (con momentos maravillosos y mágicos), y Detention, toda una bizarrada, una ida de olla de las grandes, pero muy entretenida, al menos para el ámbito freak. También me gustó Killer Joe, la nueva propuesta de William Friedkin (El exorcista, French Connection), mostrando unos personajes muy, pero que muy peculiares... En fin, de todas ellas hablaré. Así como también hablaré, no me queda más remedio, de las que no me gustaron, como las tomaduras de pelo de The innkeepers, Monster Brawl, o para desgracia de muchos (entre los que me incluyo), Twixt de F. F. Coppola.


12 de octubre de 2011

Go Sitges 2011 Go!


Un año más un servidor se acercará al Festival Internacional de Cine Fantàstic de Catalunya, también conocido como el Festival de Cine de Sitges en su edición número 44, el festival de género más importante del mundo (con permiso de la Semana de Terror de Donosti, faltaría más...) para poder ver todo lo que se pueda en lo que a cine fantástico y de terror se refiere en la cosecha de 2011 (junto con algún clásico que otro).

La imagen del festival de este año son dos geminoides, creados por Hiroshi Ishiguro, en una clara referencia a la inteligencia artificial. Precisamente de esto último trataba la película de Steven Spielberg I.A. (Inteligencia Artificial), de la que se cumplen diez años de su estreno comercial y a la que se rinde homenaje. La inteligencia artificial es algo que poco a poco veremos como más normal entre nosotros, que sin duda acabará siendo algo muy común en nuestras vidas. El festival, además, fue inaugurado el pasado día seis de cotubre con la película Eva de Kike Maillo, que trata este tema.


Respecto a lo que veré por allí, habrá de todo, intentando (sólo intentando) evitar ver el cine comercial que pronto estará en salas y descubriendo (o sufriendo, según el caso) cosas poco habituales, frikadas o rarezas. Como digo, esa es mi intención... luego veremos qué sucede en el programa diario que vaya realizando. Lo contaré a la vuelta, como ya hice en anteriores ocasiones.

Ala, ¡a txiflar!

Paginación