Cargando buscador...

29 de agosto de 2010

Zombificación masiva

Este fin de semana ha comenzado la liga española de jurgol. Poco más hay diré al respecto... Además el siguiente "lindo comercial" creo que ya lo dice todo con su visionado:



¡Zombies!

27 de agosto de 2010

Mamporros, explosiones y testosterona

Los mercenarios (The expendables) es lo que es. No se puede pedir peras al olmo. Y menos cuando su propio director, alguien como Sylvester Stallone (Sly para sus amigos) lo reconoce, diciendo que lo único que pretende con esta película es realizar un homenaje (o quizá recuperar, quién sabe) a aquellas películas de mamporros, artes marciales y explosiones por doquier que tanto se veían y que tanto éxito tuvieron allá por los años ochenta. También pretende hacer dinero, lógicamente (y visto el ranking de taquilla de las últimas semanas parece que lo está consiguiendo).

De aquellas películas Stallone es la viva imagen junto a otras glorias que ha reunido para el film, como Dolph Lundgren, Eric Roberts, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger o Bruce Willis, y otras del cine de acción más reciente como Jet Li o Jason Statham. Evidentemente no están todas las grandes estrellas de aquella época dorada de este tipo de cine. Faltan en el plantel actores de la talla de, por ejemplo, Steven Seagal (aunque pronto le veremos en Machete de Robert Rodríguez), Jean Claude Van Damme o Michael Dudikoff (protagonista de El guerrero americano).

Por cierto, que dicen los rumores que cuando Stallone empezó a reunir a semejante grupo de mastodontes, cuando le tocó hablar con Van Damme, éste rechazó el papel alegando que ahora buscaba ir más allá en su carrera actoral, que pretendía realizar películas con más enjundia, en definitiva, que quería ser actor. Entonces Stallone le dijo algo así como “tío, vas a hacer mucho dinero con esta película sin ni siquiera hacerte falta leer el guión…”, pero ni con esas, el bueno de JCVD rechazó la oferta. Todo esto tras la sorpresa de la película JCVD (totalmente recomendable) en la que efectivamente a Van Damme se le ve en un registro diferente, pero… de momento creo que no le he visto en nada similar.


¿De qué va Los mercenarios? Mi pregunta es: ¿y qué más da? La historia de la película es un despropósito sin pies ni cabeza que no hay por dónde coger, en la que vemos a un grupo de mercenarios tremendamente profesionales y duros a los que contratan para cargarse a un dictador sudamericano que tiene aterrorizado un pueblo en el que también toma parte un grupo de americanos, muy malvados y sin escrúpulos, que realmente son los que manejan el cotarro para enriquecerse.

Sabiendo eso, no se quiere saber más: lo que se quiere ver es lo que se sabe que se va a ver, es decir peleas y muchas, muchas explosiones. Aunque hay que decir que no toda la película es así… no. También hay momentos para el recogimiento en el que se quiere dar a conocer a los personajes, qué es de su vida, porqué se dedican a lo que se dedican… Pero no nos engañemos, está claro que Stallone no prestó atención a esos momentos y acaban siendo tremendamente aburridos. Que sí, que se ha ido a ver una película de peleas y explosiones, y no algo con profundidad psicológica (aunque destacable es uno de los momentos de lucimiento de guión de Mickey Rourke).


La forma de rodar de Stallone, tanto en los momentos “tranquilos” como en los de acción, es bastante decepcionante, lejos de la bestial Rambo 4 (también conocida como John Rambo) o la correcta Rocky VI (también conocida como Rocky Balboa), con movimientos bruscos realizados continuamente que no dejan ver cómo se desarrolla la pelea o la persecución de turno. En este aspecto, todas las escenas son de auténtica locura.

De todas formas, y pese a estos asuntos, la gran parte final de la película deja claro lo que se está viendo y aquí Stallone sí que cumple con creces lo prometido. Esto, la famosa (y corta) escena compartida entre Bruce Willis, Schwarzenegger y Stallone (que a pesar de, en mi opinión, estar mal rodada, es realmente divertida), y una mente abierta sobre el porqué de esta película, pueden hacer pasar al espectador hambriento de palomitas y cine veraniego un rato entretenido.

Un 6.


Diferentes pósters de The expendables:



14 de agosto de 2010

Premio Donostia 2010: Julia Roberts


Julia Roberts estará en Donostia-San Sebastián, concretamente en el Zinemaldia, para recibir el Premio Donostia 2010. Será el 20 de Septiembre y lo recogerá aprovechando el estreno en la Sección Oficial (fuera de concurso) de su nueva película, Eat, Pray, Love, de Ryan Murphy (creador de series de televisión como Nip/Tuck o Glee).

La actriz (que fue oscarizada por su papel en Erin Brockovich, de Steven Soderbergh y que obtuvo fama mundial gracias a Pretty woman, con Richard Gere que ya fue Premio Donosti en 2008) estará en la ciudad presentando la película con el director y con sus compañeros de reparto Javier Bardem y Richard Jenkins (actor de lujo al que se pudo ver protagonizando de forma inolvidable la película The visitor).

Algunos de los premiados en años anteriores fueron Al Pacino, Susan Sarandon, Robert De Niro, Anjelica Huston, Max Von Sydow, Lana Turner, Bette Davis, Robert Mitchum, Michael Caine, y un largo etcétera, con lo cual la Roberts pasará así a formar parte de esta lista de actores y actrices (y algún director, como Woody Allen) que poseen este galardón, que rinde homenaje a una carrera.

A falta de un mes para el inicio del Festival de Cine, ya sólo queda conocer la lista completa de filmes a competición, así como cuáles serán las películas encargadas de inaugurar y clausurar el evento, que se celebrará, recordemos, del 17 al 25 de Septiembre. También se desconoce de momento quién entregará el premio a la actriz, así como el resto de presencias glamourosas que acudirán a la ciudad.

Trailer de Come, reza, ama:

5 de agosto de 2010

¡Más juguetes!


¿Qué nueva aventura podemos crear para los juguetes? Ni idea… ha pasado tanto tiempo… ¡Eso es! Ha pasado el tiempo, Andy ha crecido ¡y sus juguetes tienen que hacer todo lo que puedan por mantenerse juntos para siempre! Eso sí, ¡con muchos más juguetes nuevos!


Algo así supongo que sería el brainstorming realizado en Pixar cuando surgió la idea de realizar una nueva entrega de las aventuras del vaquero Woody, de Buzz Lightyear y de todos sus compañeros, es decir, de los juguetes protagonistas de Toy story, aquella película que cautivó en 1995 a todo el mundo con una historia estupenda y la gran innovación de ser la primera película de animación realizada completamente por ordenador. Una pionera ya que a partir de ahí el cine de animación cambió, no sólo en la forma de realizarse sino también en la de contar buenas historias que atrajesen también al mundo adulto. Algo en lo que sin duda es experta la compañía Pixar.

Centrándonos en la propia película, Toy story 3, es evidente que no llega al nivel, casi excelente, de los últimos productos de Pixar (Wall-e y Up) pero logra su objetivo, que es entretener al espectador. Tiene una historia muy simple y bastante previsible (cosa que evidentemente a los más pequeños les dará igual, y probablemente también a muchos mayores) pero por otro lado también cuenta con algunos guiños, chistes, o momentos de puesta en escena magníficos (la presentación de algunos de los nuevos personajes, como por ejemplo la de Ken, o Lots-o el oso que abraza, o en mi opinión la mejor, la del payaso Sonrisitas).

A los personajes principales ya los conocemos de sobra y sus comentarios o comportamientos son los habituales, incluso encontramos muchos chistes repetidos que también los hacían en la segunda parte (en 1999), que si el gaaaancho, que si amigos para siempre, etc. Esto lastra bastante la película además de tener algunos momentos tontos (de esos que hacen que siempre se salve la gente en el último momento), pero una vez se meten en harina y comienza la aventura en sí, uno se deja llevar y como ya he dicho, mantiene el entretenimiento casi hasta el final.


Respecto a si la historia tiene algo de profundidad, algo que pueda hacer pensar tras su visionado al espectador, claro que la tiene, pero apenas se vislumbra. El paso del tiempo, el cambio de la adolescencia a la edad adulta, los recuerdos y la nostalgia… Es algo que se deja ver pero con poca claridad. Eso es algo que consiguió Up y además en los primeros minutos de película (su comienzo es uno de los más emotivos y mejor hechos que he visto en muchísimo tiempo).

Resumiendo: una historia más floja de lo que se puede esperar de Pixar, con momentos facilones de chistes repetidos o situaciones estrambóticas, pero cuyos nuevos personajes y buena parte de la aventura en sí son lo suficientemente atrayentes como para entretener en condiciones al espectador.

Un 7.

PD: Mención especial el corto previo al que nos tiene habituado Pixar con sus películas. En este caso se trata de Noche y día, una nueva genialidad que combina animación tradicional con la de ordenador y que utiliza perfectamente los sonidos para la trama.

1 de agosto de 2010

Citas

Él recuerda aquellos años como si mirara a través del cristal de una ventana cubierta de polvo. El pasado es algo que podemos recordar, pero no tocar.

Y todo lo que se recuerda... es borroso y vago.


Deseando amar (In the mood for love)
Wong Kar-Wai (2002).
Un clásico contemporáneo, sin ningún género de dudas.

Paginación