Cargando buscador...

22 de julio de 2009

Madalenas

17 de julio de 2009

Citas

El teatro es libre, el cine es fascista

John Malkovich.
Actor y cineasta (entre otras cosas), en una entrevista.

14 de julio de 2009

Parecidos razonables (o no)

La chorrada del día

Fidel (Eduardo Casanova, de la serie de TV Aída) y Beaker, de los Muppets (o Teleñecos). Siempre les he visto cierto parecido...
 

10 de julio de 2009

Tetro

Tetro es la nueva película de Francis Ford Coppola, y tengo que decir que no entiendo porqué narices ha sido acogida tan fríamente por la crítica especializada. Se presentó en el pasado Festival de Cannes y lo escrito sobre ella no fueron precisamente palabras favorables. A mí me gustaría defenderla.

Todas las familias tienen algún secreto
[Haz clic para ampliar]

La película narra la historia de un reencuentro familiar: el de un chico muy joven de dieciocho años, Bennie (Alden Ehrenreich), con su hermano Angelo, quien se llama a sí mismo Tetro (Vincent Gallo) y a quien todo el mundo llama así, en la ciudad de Buenos Aires. Tetro hace mucho tiempo que dejó de mantener todo tipo de contacto con su familia, y su hermano pequeño quiere saber qué ha sido exactamente de él, encontrándose con alguien totalmente diferente de quien recordaba, lo cual le hará querer saber más sobre él. Además, conocerá a la pareja de Tetro, Miranda (Maribel Verdú) y a toda una galería de personajes secundarios amigos suyos, a cada cual más excéntrico y que en algunos momentos aportan cierto toque vodevilesco a la película, alejando al espectador del aire trágico que la rodea.

Rodada en blanco y negro con algunos momentos puntuales en color (recuerdos del protagonista en los que atisbamos la relación con su madre pero sobre todo con su padre), todos espléndidamente fotografiados, se trata de una película compleja y que puede que no resulte fácil de ver (quizá por eso recibió las críticas que recibió), pero considero que si uno se deja llevar por la psicología de los tres personajes principales, es decir de Miranda y Bennie pero sobre todo de Tetro, comprobará que se trata de una historia rotunda de lazos familiares que se rompen y se recomponen una y otra vez, haciendo ver lo frágiles que podemos llegar a ser las personas ante ciertas circunstancias de la vida. Un tipo de historias que Coppola siempre ha sabido manejar muy bien.

Tetro y Bennie
- Hermanito, esa camisa es horrible...

En algunos momentos me pareció una película un tanto inconexa, un capricho del director para volver a rodar y quizá experimentar, como por ejemplo en los números de danza, excesivos en su duración y que rompen la historia a pesar de su preciosismo. Sin haber indagado en cómo se le ocurrió el guión de la película a Coppola, me dio la impresión de que la idea original la tenía hace años y que con el paso del tiempo añadía temas según le iban viniendo a la mente. Aun así, el resultado de la historia final me parece muy notable, con la excepción comentada de las inserciones de los números de danza completos. Además, el creador de Apocalypse now se permite incluir un giro argumental inesperado (con un par) al más puro estilo folletinesco, que incluso llegó a recordarme a la demoledora Festen (Celebración), la DOGMA 95 de Thomas Vinterberg.

Respecto a los actores, Klaus Maria Brandauer interpreta al padre de Tetro de forma imponente, en las pocas apariciones que tiene (incluso cuando no aparece, está casi en todo momento presente), o podría hablar quizá de Maribel Verdú, actriz que confieso no es de mi devoción pero que en esta película reconozco que su personaje se me hizo irresistible y cercano, me ha encantado ver y sentir el amor que Miranda siente hacia Tetro… por tanto, diré que junto a la interpretación en Amantes de Vicente Aranda, y a la de La buena estrella de Ricardo Franco, esta en Tetro, me ha llamado positivamente la atención.

Por otro lado está Carmen Maura en el esperpéntico papel de una crítica de teatro que se hace llamar Alone y que en el pasado tuvo relación con Tetro, aunque no se concreta en la película de qué forma (se dan detalles pero de otros aspectos). Este breve pero importante personaje (genial su primera aparición) me recordó en cierto modo a aquel guiño que M. Night Shyamalan hizo de los críticos en La joven del agua, aunque sin llegar a ser tan explícito. Recordemos que el papel fue escrito originalmente para Javier Bardem y que aparentemente según el actor, rechazó para dedicarse a un año sabático que merecía tener tras el ajetreo del Oscar por No es país para viejos. No paro de preguntarme cómo habría sido con Bardem en ese personaje. Realmente da igual: la Maura es otra de esas actrices que sabe imponer e incluso robar planos. Roba planos a lo mejor de la película: Vincent Gallo. Tetro. Menudo actor, menudos primeros planos, menuda forma de mirar, de andar, de hablar, de encogerse y estirarse, de llorar, ¿de reír? No sé si llega a reír en algún momento pero es impresionante. Ya conocíamos al actor de películas como El funeral de Abel Ferrara o Buffalo'66 (que él mismo dirigió) y la fama de conflictivo que posee puede con él (Maribel Verdú ha confesado que trabajar con él ha sido toda una experiencia, nada fácil, de la cual ha sobrevivido), pero en Tetro realmente destaca sobre todos los demás, dando sentido a que el título de la película sea el nombre del personaje al que da vida.

Si le pones una peineta, se confunde con Martirio

Para ir acabando ya, comento que el inicio de la película creo que no es casual: tras los títulos de crédito, que causan cierta sensación de mareo al aparecer inclinados hacia un lado y otro de la pantalla y en diferentes posiciones (la misma sensación de mareo que se puede llegar a sentir durante la película con Tetro, con tantos altibajos en su personalidad), vemos con la cámara a ras de suelo cómo los grandes faros de un autobús se acercan… Un plano que Coppola no introduce sin más, sino que va relacionado con todo lo que ocurre en la parte final, y si tenemos en cuenta que Tetro es iluminador en el teatro del barrio donde vive, aún tiene más sentido. No mires a la luz. No seas como yo soy.

Aquellas películas en las que alguien llega a un lugar que no es el suyo siempre suelen aportar algo especial o diferente. En esta ocasión es Bennie quien llega para enfrentarse a su hermano, al pasado, al presente y al futuro de ambos… Coppola sabe llevar todo eso a buen puerto. Con sus excesos y sus defectos, pero con gran estilo y mucho aire de cine independiente. Por mi parte, un buen regreso.

Le doy un 8.

TRAILER



IMÁGENES (si quieres ampliarlas, al igual que el resto de imágenes del artículo, haz clic sobre ellas)

Tetro

Bennie

Miranda

Con esa camisa se merece un muletazo...

Salvo ella, el resto...
cada uno más zumbado que el anterior

¡No mires a la luz!

Miranda mirando

¡Te dije que no te volvieras
a poner esa camisa!

[Imágenes gracias a AceShowbiz]

8 de julio de 2009

Los tiempos de la Luna: Cuarto tiempo

CUARTO TIEMPO: LUNA NUEVA
Se puso muy nervioso cuando, habiendo ya anochecido, le dio por mirar al cielo, y no vio la Luna. ¡Tenía que estar! Era una noche de verano, totalmente despejada, y las estrellas brillaban por doquier. Sí, no había duda, los millones y millones de estrellas existentes seguían allí. No faltaba ni una. En cambio la Luna… ¿dónde estaba? Lo más hermoso del firmamento, ¡y no estaba! Tardó poco tiempo en sacar una conclusión en claro: alguien había robado la Luna. Y había que recuperarla.

Entonces empezó a tramar un plan. Un plan de emergencia, al que llamaría Amanecer Luna. Llamó a tres amigos y les contó lo que había pensado: Había que ir al gobierno, y pedirles que formaran un gabinete de crisis. Había que movilizar a la élite del país, y también a los ciudadanos. Tenían que traer de vuelta, cuanto antes, a la Luna.

De los tres amigos, sólo uno se mostró escéptico con el asunto, y no quiso participar en la operación. Los demás, tras varios intentos para convencerle, no lo lograron, de manera que decidieron no contar con él.

Pronto se dieron cuenta, gracias a un comentario del "camarada escéptico", como pasaron a llamar a su amigo que no participaba, de que era muy tarde para ir al gobierno, que ya estaría cerrado, y como Amanecer Luna requería rapidez, no podían esperar a que lo abrieran. Así que decidieron actuar solos, muy a su pesar.

Se organizaron de esta manera: Uno realizaría, lo más rápido que pudiese, unos panfletos informativos para la ciudadanía; otro, iría al monte a vigilar, permanentemente, los cielos, para ver si divisaba algún tipo de pista; el tercero, se dedicaría a reunir toda la documentación posible sobre la Luna, y así saber si la tenían escondida en algún lugar secreto, o si la Luna tenía costumbre de irse a algún sitio a menudo, por su propio pie, y si así era, ir a buscarle y decirle, inmediata pero amablemente, que volviera a su lugar natural, y a alegrar la vista al mundo por las noches. El "camarada escéptico" murmuró algo de que se trataba de esto último, de que la Luna se había ido sola, pero no le hicieron caso, porque los otros tres ya se habían ido, dejándole solo al chaval.

Habían acordado verse al día siguiente, a la misma hora, y en el mismo sitio, para comunicarse las novedades.

El camarada escéptico se fue a su casa, rascándose la cabeza. Allí durmió todo el día como un ceporro, hasta que se aproximó la hora concretada. Por tanto, se levantó de la cama, y se dirigió al punto de encuentro.

Cuando llegó, sus tres amigos ya estaban allí, desde hacía un buen rato. Los tres miraban al cielo con una sonrisa bastante boba en la cara. No estaba la Luna entera, pero al menos había un trocito.. ¡La Luna estaba de vuelta! El camarada escéptico quiso explicarles que era totalmente normal, que el hecho de que desapareciera la Luna, ocurría una vez cada mes, lo mismo que la Luna llena, que era una fase de la Luna. Los otros no le hicieron ni caso, se limitaron a decir que todo el despliegue de urgencia que habían realizado, había acojonado a los secuestradores, y que éstos se habían dado cuenta de que lidiaban con gente de armas tomar. Con gente muy lista. El camarada escéptico lanzó un suspiro de resignación, y se quedó, al igual que sus tres amigos, admirando la gran belleza de la Luna. O lo poco que había de ella, claro.

6 de julio de 2009

Grandes críticas: Un chihuahua en Beverly Hills

Todos los personajes que aparecen en esta película son absolutamente ostiables. No se salva ni uno. Eso sí, reconozco que he visto películas peores y que quizá a los peques pueda hacerles algo de gracia (o eso o los deja traumatizados de por vida) .

Póster del despropósito [Haz clic para ampliar]

Obituario (3)

Estamos que no ganamos para muertes últimamente. Al fallecimiento de Farrah Fawcett y al de Michael Jackson hay que añadir ahora la de un gran actor, y su nariz, tan característica.

Karl Malden (1912 - 2009)


Karl Malden será recordado como uno de los eternos secundarios del cine clásico, en grandes títulos como Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951), La ley del silencio (también de Elia Kazan, 1954), El rostro impenetrable (Marlon Brando, 1961) -compartiendo en las tres películas cartel con Marlon Brando-, Yo confieso (Alfred Hitchcock, 1953), El hombre de Alcatraz (John Frankenheimer, 1962), La conquista del Oeste (John Ford, Henry Hathaway, George Marshall, Richard Thorpe, 1962) o Patton (Franklin J. Schaffner, 1970).

Con Un tranvía llamado deseo ganó su único Oscar (como mejor actor de reparto) y con La ley del silencio obtuvo una nominación en la misma categoría.

Como se ve, grandes producciones cinematográficas de alta calidad, aunque en la pequeña pantalla también tuvo sus grandes momentos, gracias a la serie Las calles de San Francisco, coprotagonizada por un jovencísimo Michael Douglas.

De 1988 a 1992 fue presidente de la Academia de Cine de Hollywood y en 1999, cuando se decidió otorgar el polémico premio honorífico a Elia Kazan, Malden fue uno de los pocos que le apoyó, alegando "Siempre he admirado su trabajo, no su ideología política". [Nota: Aquel premio fue polémico debido a que gran parte de Hollywood no apreciaba al director Elia Kazan al haber delatado a compañeros suyos en los juicios de la caza de brujas del senador McCarthy, diciendo que eran comunistas].

Con 97 años de edad Karl Malden falleció el pasado 1 de julio y según fuentes cercanas a él, de forma natural. DEP.

IMÁGENES (haz clic sobre ellas si deseas ampliarlas)

Un tranvía llamado deseo
Vivien Leigh, Marlon Brando, Kim Hunter y Karl Malden

La ley del silencio

Las calles de San Francisco (serie TV)


TRAILERS

Un tranvía llamado deseo



La ley del silencio (On the waterfront)



Las calles de San Francisco (serie de TV)


3 de julio de 2009

Obituario (2)

La noticia del fallecimiento de Michael Jackson la semana pasada dejó de lado otra muerte destacada (más quizá en el mundo de la televisión que en el del cine) y no querría dejar pasar el momento de recordarla.

Farrah Fawcett (1947 - 2009)

[Haz clic para ampliar]

Farrah Fawcett (o Farrah Fawcett-Majors como también se la conocía) siempre será recordada como uno de los ángeles de Charlie, en la famosa serie de TV de los 70 que muchos años después serían llevados al cine por McG (el mismo que ahora tiene en cartelera Terminator Salvation). Aunque sólo apareció en la primera temporada, debido a temas de contrato se vio obligada a aparecer en más ocasiones, pero por lo visto sólo lo hizo en seis capítulos durante el resto de la serie.

La fama que le reportó esa serie le llevó a probar suerte con el cine, donde, la verdad sea dicha, no logró grandes éxitos, pero sí tiene algunos títulos destacados, como por ejemplo La fuga de Logan (Michael Anderson, 1976) o la inquietante Saturno 3 (Stanley Donen, 1980, junto a Kirk Douglas), ambas en el ámbito de la ciencia-ficción, Los locos del Cannonball (Hal Needham, 1981, junto a Burt Reynolds), El apóstol (Robert Duvall, 1997) o Dr. T y las mujeres (Robert Altman, 2000, junto a Richard Gere).

En 2006 se le diagnosticó un cáncer que pareció sobrellevar bastante bien y del que llegó a decirse que se había recuperado, pero el tiempo ha confirmado que no fue así: la enfermedad empeoró y acabó con la vida de la actriz el pasado 25 de junio. La verdad es que era un bellezón en su época. Que descanse, pues, en paz.

Intro del capítulo piloto de Los ángeles de Charlie (1976)



TRAILERS

La fuga de Logan (It begins where Imagination ends!)



Saturno 3 (canguelo espacial, también con Harvey Keitel. Exploitation de Alien)



Los locos del Cannonball (autos locos ochenteros, incluyendo al mismo Roger Moore autoparodiándose a sí mismo)



Dr. T y las mujeres



[Haz clic para ampliar]

Paginación