Cargando buscador...

26 de junio de 2009

Obituario

James Brown Michael Jackson is dead.

Con esta noticia muchos nos acostábamos anoche, o quizás unos se despertaban con ella, según la franja horaria. Infinidad de medios de comunicación, blogs y lenguas parlanchinas tendrán hoy, pues, tema de conversación, aparte de hablar de planes para el fin de semana, de derrotas futbolísticas y récords no realizados, del escote de la vecina del quinto, etc.

Rey del pop.
Supuesto pedófilo.
Excéntrico (also known as tarado).
Negro.
Blanco.

Esos calificativos y probablemente muchos más se le asignan a este hombre, fallecido ayer de un infarto en Los Ángeles (California), quien empezó a saborear la fama junto con sus brothers, conocidos como los Jackson Five, realizando temas tan populares como Blame it on the boogie (1978):



En 1971, estando aún con los Five, inicia la carrera en solitario, y en 1979 empiezan a llegar los grandes éxitos, con el disco Off the wall, tras el cual llega, en 1982, nada más y nada menos que Thriller, donde están incluidas tres de las canciones más recordadas del artista: Beat it, Billie Jean y cómo no, el Thriller, el que es en mi opinión el mejor videoclip de la historia



Tras este grandísimo éxito comercial (sigue siendo considerado el disco más vendido de la historia de la música), en 1987 publicó Bad, con otros grandes temas como el que da el título al álbum, Bad, o The way you make me feel, o la fantástica Smooth criminal, que tuvo su versión extendida en aquella extraña, patética y alucinógena película de 1988 titulada Moonwalker (Jerry Kramer, Jim Blashfield, Colin Chilvers). A estas alturas ya apuntaba maneras de querer cambiar su color de piel.

El vídeo completo de la canción Bad lo puedes ver a continuación (duración aprox.: 16 min 45 seg). Si el cortometraje Thriller (porque era un cortometraje en toda regla) lo dirigía un director muy conocido en aquellos años (John Landis), con este tema no iba a ser menos... Lo dirige el gran Martin Scorsese, director de Malas calles (1973), Taxi driver (1976), Toro salvaje (1980), El color del dinero (1986), Uno de los nuestros (1990), Infiltrados (2006), ... También se puede ver a un jovencísimo Wesley Snipes como el gallito de la función.

You ain't bad!
Who's bad?




Y aquí el vídeo con la versión extendida de Smooth criminal, segmento que forma parte, como ya he dicho, de la película Moonwalker (duración aprox.: 9 min 36 seg):



Y el trailer de aquella película, en el que ya se ve la rareza que es, a continuación:



Si no me equivoco, en esa misma película había una pequeña parodia del Bad, titulada Badder. Lo de "pequeña parodia" está muy bien dicho como puedes comprobar si le das al play en el siguiente vídeo...



Conozco otra parodia más, muy divertida, que no forma parte ya de la película, pero de la que hablaré en otro momento...

Ya en 1991 Michael Jackson publica otro éxito: Dangerous, que incluye temas como Remember the time (en cuyo videoclip aparecía Eddie Murphy e incluía efectos especiales novedosos en aquella época, similares al estilo de Terminator 2, sin llegar a ser tan buenos, claro), o el que da el título al álbum, Dangerous, o el más famoso Black or white (también con una pequeña aparición estelar... el icono de niño gamberrete pero simpático -repelente- de la época Macaulay Culkin, muy amigo de Jackson).

El vídeo completo de Black or white lo tienes aquí (da repelús ver a Maclaky poner las caritas que tanto gustaban y pronunciar frases de forma retadora o amenazante... En fin. También protagoniza el vídeo, como el padre del chico, el Norm de la serie Cheers):



Si te ha entrado la curiosidad por ver el Remember the time, también lo puedes hacer dándole al play en el siguiente vídeo:



Para ir acabando ya, en 1995 se publicó un doble álbum, HIStory: Past, Present and Future, Book I (HIStory), conteniendo en el primer CD un recopilatorio de las canciones más significativas del artista, mientras que en el segundo eran nuevas canciones, entre las que se encontraba, por ejemplo, la de They don't care about us, cuyo vídeo pongo también aquí y donde se le ve en su faceta más reivindicativa:



Y para acabar con toda esta ristra de información y vídeos del rey del pop, su último disco publicado fue Invincible, en 2001, que sirvió para celebrar sus treinta años en solitario en eso de la música. Uno de los temas que el disco incluye es You rock my world, en cuyo videoclip aparecen personas como Chris Tucker, Michael Madsen (inolvidable Señor Rubio de Reservoir dogs) o uno de los grandes: Marlon Brando. Su vídeo, a continuación:



Finalizo ya. Michael Jackson ha muerto a los 50 años de edad. Lo que vendrá a partir de esto serán las especulaciones sobre su muerte (ya se están produciendo, se rumorea una sobredosis de medicamentos), las imágenes del cadáver (ya se están publicando), las flores en su rancho de Neverland, gente llorándole, conciertos en su honor... En fin, todo eso está por llegar, pero lo que no habrá más serán esas coreografías suyas tan peculiares e imposibles, el paso famoso del moonwalk, y cómo no, todas sus excentricidades, absurdas y fuera de lugar. Pero evidentemente y sobre todo, quedarán sus grandes canciones para el recuerdo.

22 de junio de 2009

Los tiempos de la Luna: Tercer tiempo

TERCER TIEMPO: LUNA CRECIENTE

-Toda la puta vida igual. ¿Quién cojones se creen que son? Esto tiene que acabar. Tiene que acabar de una puta vez. Son todos unos hijos de la gran puta. ¡Hijos de la gran puta!

Eran altas horas de la madrugada cuando aquel hombre gritaba todo tipo de improperios mientras cruzaba el puente que atravesaba el río de su ciudad. Quería llegar a su casa, pero la borrachera que llevaba encima se lo impedía. Se paraba cada pocos metros, para seguir gritando, y, de vez en cuando, mirar puente abajo, clavando la mirada en las aguas del río. Poco antes se había gastado todo el dinero que llevaba encima, que no era mucho, en una combinación de licores espectacular, en una taberna cercana.

-Una botella de tu mejor vodka –dijo, nada más entrar en la taberna, el hombre. Se sentó junto a la barra.
-Aquí todos los vodkas son iguales –respondió la camarera, una mujer entrada en años, pero que aún mantenía un toque especial de juventud, rubia, y de estatura mediana.
-Me cago en mis cojones, dame una puta botella de vodka de una puta vez –y levantó, no sin esfuerzo, la cabeza, mirando a la camarera. Fue en este momento cuando la mujer vio los ojos del hombre, y descubrió desesperación. Desesperación que no le importaba de dónde venía, así que fue a por la botella.

Justo un instante antes de darle la botella a aquel hombre, le dijo que le iba a costar cara.

-¿Qué te crees, zorra? –Respondió- ¿Que no voy a poder pagar una puta botella de vodka? –y le quitó de las manos la botella.

A la botella de vodka le siguió una de whisky, una de tequila, y luego, otra de vodka. "Hay que ver qué aguante tiene este tipo", pensó la camarera.

Llegó la hora de cerrar y la mujer tuvo que levantar al hombre para sacarlo fuera del local. Le costó mucho lograrlo. En cuanto le dio un poco de aire fresco (y tan fresco, era una noche de heladas), el hombre reaccionó, miró a la mujer y murmuró algo que la mujer entendió perfectamente: "Sois todas unas zorras de mierda". "Que te den", dijo la mujer, y dejó tirado al hombre en un portal cercano. Se volvió para cerrar completamente el local, y se fue a su casa.

Aproximadamente dos horas después el hombre se despertó (ya que se había quedado dormido en el portal) y se puso a andar camino del puente, donde le hemos encontrado al principio de esta historia.

Finalmente, llegó a su casa. O, mejor dicho, a su portal. Allí estaba el portero, que tenía órdenes expresas del ayuntamiento de no dejar pasar a aquel hombre. El piso ya no le pertenecía.

Al portero no le hizo gracia verle aparecer, y menos en el estado en que iba. "Déjame entrar", le pidió el hombre. "Lo siento, yo...", respondió el portero.

-¡Déjame entrar, cojones! ¡Hijo de puta maricón!
-Señor, el ayuntamiento me ha prohibido...
-Cierra tu puta boca por una puta vez, cabrón, y déjame entrar.
-Usted sabe que no puedo.
-¿Qué no puedes, maricón? Te voy a decir yo si puedes, o no puedes –cogió al portero y le arreó un puñetazo en la mandíbula izquierda, que, para estar aquel hombre tan borracho como estaba, parecía mentira que pudiera pegar tan fuerte. El portero cayó al suelo pegando un alarido horrible.

El hombre, tambaleándose, se quedó patidifuso, observando al portero. Unos segundos más tarde, comenzó a llorar, y subió a su piso.

-¡Recoja sus cosas y váyase! –Gritó el portero, aún en el suelo- ¡Eso es lo que tiene que hacer!

El hombre farfulló algo ininteligible, y, a duras penas, llegó a su piso. Abrió la puerta (tras varios intentos de encajar la llave en la cerradura), donde estaba pegado un papel del ayuntamiento, que indicaba lo que ya se sabe, que tenía que desalojar el piso. Entró, y cerró, intentando hacer el menor ruido posible.

Pocas horas después, al portero se le acabó la paciencia. Se armó de valor, y se dirigió al piso del hombre para informarle de que, o se iba, o llamaba a la policía. Llamó a la puerta muchas veces, todas sin ningún tipo de contestación. “Un último intento antes de llamar a la policía”, se dijo el portero, y sacó la llave maestra del edificio, para entrar en el piso.

Accedió al piso. No oía nada. Todo parecía estar en paz. La sala. La cocina. El baño. Nada. Hasta que llegó al dormitorio. Allí se encontró con la imagen más desagradable que vería nunca: el hombre, ahorcado. Se había suicidado. Con un cinturón, que pasaba a través de la viga que cruzaba el dormitorio. El portero lanzó un grito sordo, y no tardó en reaccionar, llamando a la policía. Para hablar de un asunto bastante diferente al que tenía pensado comentarles.

Poco tiempo después se supo que a aquel hombre, además de echarle de casa, su novia, tras varios años juntos, le había dejado. Y que también le habían echado del trabajo, sin explicaciones, y sin indemnización alguna.

Nadie sabe si esas razones, aunque graves, son razones para quitarse la vida. Se estuvo debatiendo sobre ello durante algún tiempo, no mucho, entre los vecinos. El piso no tardó en ser ocupado, y, poco a poco, se volvió a la normalidad. Todo seguía igual, salvo el portero, que dejó su puesto. Fue sustituido rápidamente. Todo seguía igual. Esta vez pasó en aquella calle, normalmente tranquila, en fase de Luna creciente, y otra vez, pasará en otro lugar del mundo. O en varios. Todo seguía, todo sigue, igual.

19 de junio de 2009

Caroline no, Coraline

Pesadilla antes de Navidad de Tim Burton no es de Tim Burton, es de Henry Selick. Vale, el ideólogo absoluto de aquella película era Tim Burton, los personajes eran suyos, la historia también, además la producía y su nombre fue incluido en el título... pero no, no era de Tim Burton, era de Henry Selick.

¿Y quién es ese señor? Pues fue quien dirigió Pesadilla antes de Navidad en 1993... ah, eso ya lo he dicho, vale... bueno, también dirigió en 1996 aquella adaptación del escritor Roald Dahl titulada James y el melocotón gigante (vaya, también producida por Tim Burton...), mucho más infantil que Pesadilla..., pero con una animación estupenda y unos insectos la mar de simpáticos, con unas canciones no tan simpáticas (se echaban mucho, muchísimo de menos partituras de Danny Elfman –o algo cercano a su estilo-, en este caso el encargado de musicar la película era Randy Newman, mucho más cercano a Disney que al universo Burton...)

[Pequeño paréntesis]

Considero que Danny Elfman está echándose un poco a perder. Ya no tiene la gracia que tenía antes, que al escuchar unas pocas notas de alguna musiquilla, ya sabías que era algo suyo, o si no, podías decir "parece Danny Elfman"... ahora se dedica a superproducciones como Terminator Salvation (cuya banda sonora no me llamó la atención prácticamente nada), o los diferentes Spiderman, por ejemplo... Una pena, espero que vuelva a tener el toque inconfundible de hace años, que lo recupere. Bueno, la banda sonora de Mi nombre es Harvey Milk no estaba mal.

[Fin del pequeño paréntesis]

También dirigió Monkeybone (2001) con Brendan Fraser, donde también echaba mano de la animación, pero como esta película no la he visto aún, de momento no comentaré nada sobre ella...

La última obra conocida de Henry Selick es la recientemente estrenada Los mundos de Coraline, basada en el libro de Neil Gaiman siendo, al igual que Pesadilla antes de Navidad y James y el melocotón gigante, una joya del cine de animación. En los tres casos, de lo que se llama animación stop-motion, es decir, animación grabada fotograma a fotograma, movimiento por movimiento, o lo que es lo mismo: una paciencia del carajo a la hora de mover los personajes. Además, Coraline (para abreviar, siendo este su título original) tiene la novedad de que es la primera película animada con stop-motion que se puede disfrutar también en 3D, siempre que la sala esté adaptada para esta tecnología.

Póster de la película (haz clic para ampliar)

Coraline, una niña de once años, se muda con sus padres a una nueva casa donde todo es gris, aburrido y desolador, incluido el paisaje, y por si fuera poco, parece que nunca deja de llover. Sus padres no desentonan con lo que allí se encuentra, ya que están completamente sumidos en sus respectivos trabajos y no tienen tiempo para prestarle un ápice de atención. Sus vecinos también dejan mucho que desear: un extraño niño con una no menos extraña forma de andar y que no para de hacer rabiar a la niña, a quien siempre acompaña un gato negro; un viejo y antipático acróbata de circo y por último dos mujeronas, quizá demasiado amables para el gusto de Coraline, muy estrambóticas y rodeadas de perros… Todo parece cambiar en el sombrío mundo de la niña cuando descubre una pequeña puerta que le traslada a otra realidad mucho más colorista, mucho más divertida, mucho más entretenida… mucho mejor, vaya, un mundo ideal con el que Coraline sueña, pero no se da cuenta de que no todo es lo que parece, y como bien decía aquella frase, ten cuidado con lo que deseas, porque puede hacerse realidad...

Coraline hacia un mundo ideal

La gran pregunta que no paro de hacerme una y otra vez es si la película es adecuada para niños de todas las edades. Evidentemente no, aunque claro, dependerá de lo influenciable que cada niño o niña pueda ser por determinadas imágenes o situaciones.

Son claras las referencias a Lewis Carroll y su fantástica Alicia: el pequeño pasadizo que lleva al otro mundo de Coraline, los pequeños ratoncillos, que inducen varias veces a la niña a meterse en él (recuerdan indudablemente al conejo con prisas de la historia de Carroll). Nadie grita "¡que le corrrrrrrten la cabeza!", ni hay reina de corazones, pero sí hay una bruja muy mala y ciertos peligros que la buena de Coraline deberá sortear.

La bruja no deja de tener su triste historia detrás... A la pobre le falta amor, entre otras cosas, y siente envidia de los que no sólo tienen amor, sino que también tienen muchas cosas que ella no pudo disfrutar en su momento y que sabe que nunca podrá tener ni compartir, ya que está completamente sola. Puede que no siempre haya sido mala… la sociedad es la culpable. Y a ti te encontré en la calle.

Todas las brujas tienen su razón de ser.

¿Le gustan las llaves a la bruja?
Las llaves ayudan a guardar secretos...

Si la película no se ve en 3D, aunque es perfectamente disfrutable, se nota que en algunos momentos hubiera sido genial verla con las gafas especiales puestas, sobre todo en la parte final, llena de efectismos y movimientos de cámara que, recordemos que es stop-motion, parecerían imposibles. Sin duda Henry Selick es un maestro en este arte.

¿Tiene moraleja la película, como buen cuento que es? Puede ser, no olvidemos que al fin y al cabo se trata de una película dirigida a cierto tipo de público, el infantil o juvenil, y hay que mostrar ciertos valores que no se pueden echar por tierra a la ligera, pero aun así no es tan clara y evidente como en otras películas de animación (¿por qué me habrá venido a la cabeza Ice age 2? Hum...). Pero algunos toques oscuros y siniestros, la ambientación... la hacen diferente, convirtiéndola en una película estupenda. No llega a ser tan infantil como James y el melocotón gigante. Pero tampoco llega a ser la maravilla que es Pesadilla antes de Navidad de Tim Burton, que no es de Tim Burton, es de Henry Selick.

Un 8.

PD: Atención a la banda sonora original creada por Bruno Coulais (el mismo de Los chicos del coro -2004-, se nota)

PPD: El otro niño que aparece en la película se llama Wybie pero algo me llamó la atención en ese nombre... porque si no entendí mal su nombre real es Wyborn o algo así (abreviado, Wybie), que claro, si uno se vuelve rebuscado o tiquismiquis, puede interpretarse como "Why-born", es decir "Why born?", es decir "¿por qué nacido?", vamos, que quizá fue un niño no deseado, quizá sus padres se desentendieron de él, quizá por eso está con su abuela, quizá por eso es como es y anda como anda...

A continuación, puedes ver su trailer y más imágenes de la película:

TRAILER



Imágenes (haz clic sobre ellas si deseas ampliarlas)

La pequeña Coraline se aburre

Vecinas pomposas

¿Este señor es acróbata?

Coraline y su cara de póker

Una puertecilla, hum...
La curiosidad mató al gato, Coraline...

¡Bo-bo-bo-tones en los ojos!

Ups, ¿pero su padre no era un muermo?
Se le ve cambiado...

¿Estas señoras son las de antes?
¡Qué delgadas están!

¿Y este? ¡Anda, el vecino!
También se le ve diferente!

¡Bruja mala!
¡Quiero volver con mis padres de verdad!


 

18 de junio de 2009

Los chicos encadenados del spam

Si me lo permitís, me salgo por la tangente un instante del contenido habitual de este blog (cine) para ofrecer algo de humor.

Os presento un vídeo que podrían haber protagonizado los mismos Bastris boys o los algo más antiguos Noskicon Blocs, pero no, no son ellos, son otros, total si todos son iguales, puros clones oiga, sacados del mismo molde...

Bueno, a lo que vamos: estamos ya prácticamente en verano y con él llegan los típicos anuncios de refrescos, gazpachos varios y también de cervezas. El vídeo corresponde a uno de cerveza, original, con gracia y... ¿con mensaje? No sé yo...



[Visto en Gran Angular]

Afortunadamente la tontería de la web 2.0 (¿ein? dospuntocero... no, no voy a hablar ahora de lo que son las cosas y el siglo XXI y las tecnologías de las que disponemos, etc) creo que ha ayudado a que no se reciban tantos emails-cadena, porque todos los spammers y creadores de alarmas mundiales (oh my god! ¡el messenger va a ser cerrado! es jórribol!!) ya se encargan de crear sus grupos o de ser admiradores de este tipo de cosas en los inventos sociales de moda.

Esta ha sido mi reflexión del día de hoy. No me pidáis más, por favor, que no me da para tanto.
 

15 de junio de 2009

Los hombres que violaban a las mujeres

Parece que me he colado en el título del post... pero viendo la película de la que voy a hablar a continuación, el título no anda en absoluto desencaminado... Se trata de Millenium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres. Dirige Nils Arden Oplev y está basada en la primera entrega de la trilogía Millenium de Stieg Larsson, película de la que ya hice un avance aquí.

Entro en harina...

Sinopsis aproximada: Hace cuarenta años una joven desaparece en circunstancias extrañas. El tío de aquella chica no aguanta más y como sospecha que fue asesinada, decide emprender una exhaustiva investigación, contratando a un periodista para ello. En su camino se cruza una hacker con un pasado oscuro que le ayudará a desvelar (o no) los misterios del caso que les ocupa.

Póster de la película (uno de tantos)

La película está llena de intriga pero desarrollada de un modo convencional que en mi opinión poco nuevo ofrece al espectador. Según transcurren los minutos uno puede llegar a saber en qué momento los protagonistas van a descubrir algún nuevo indicio que redirija sus investigaciones, no porque el argumento sea previsible, que considero que no lo es, sino porque uno sabe que cada cierto tiempo, en la película, toca hallar una nueva pista, a lo cual la banda sonora, típica también de este tipo de películas, ayuda, haciendo ver que se está en algún momento clave del metraje.

De todas formas, y aunque lo dicho en el párrafo anterior suene un tanto malo para la película, he de decir que uno se deja llevar por lo sórdido de la trama y los personajes. Inicialmente pensaba que iba a ver algo cercano al estilo de El código Da Vinci (Ron Howard, 2006) o la reciente Ángeles y demonios pero no ha sido así, me he encontrado con algo más del estilo de El silencio de los corderos (1991), en el sentido de trama sórdida, oscura, evidentemente sin llegar al nivel de la película de Jonathan Demme, la cual está a un nivel muy superior. Los personajes de la película tienen mucho que ver en esto.

El personaje masculino, el periodista Mikael Blomkvist, está interpretado por Michael Nyqvist, a quien no conocía pero que me ha gustado su forma de mirar, su ritmo pausado y hasta su forma de andar. Un personaje escéptico, con pinta de estar de vuelta de todo… Hasta que se topa con Lisbeth Salander, a quien da vida Noomi Rapace, actriz que también ejerce muy creíblemente su papel de joven emo, llena de tics, con un pasado del que no se dan grandes detalles y del que desconozco realmente porqué actúa como actúa, al no haber leído la novela original de Stieg Larsson en la que se basa, ni su continuación (este mismo mes además se publica la tercera entrega de la trilogía). Imagino que en las dos entregas literarias restantes se darán amplios detalles del personaje, por lo tanto o leo los libros o espero a la realización completa de las películas de la trilogía para conocer más a Lisbeth. Con ello, estos dos actores se encuentran con unos personajes realmente jugosos, consiguiendo desprender química, especialmente en momentos íntimos.

Esta es Lisbeth... Una muchacha incomprendida

Me atrevería a decir que la estrella y en gran parte la que ha provocado el éxito de la trilogía Millenium es el personaje de Lisbeth, por lo tanto en la película me pareció ver dos historias diferentes: Por un lado la convencional, la de la investigación de la desaparición de la chica hace cuarenta años, y por otro, la de la propia historia de Lisbeth. Aunque claro, como ya he dicho, a pesar de durar dos horas y media, no se dice gran cosa a este respecto, pero algo se menciona. Por último estaría la relación entre ambos personajes, que hace de nexo de unión entre ambas historias y que le hace ganar bastantes puntos a la película.

Por si no has visto bien antes a la chica...
aquí va un primer plano. ¿Acojona?

Hace un par de años en el Festival de Cine de San Sebastián se realizó un ciclo dedicado al nuevo cine nórdico (titulado Fiebre helada: El nuevo cine nórdico), donde se pudieron ver las obras de autores como Lars Von Trier, Thomas Vinterberg o Simon Staho (quien dirigió precisamente a Noomi Rapace en una extraña y dura película llamada Daisy Diamond), entre otros. Si Nils Arden Oplev hubiera realizado antes esta película que nos ocupa, seguro que hubiera estado seleccionada entre las que se programaron para el ciclo, ya que en Millenium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres se observan los parajes helados de Suecia, se palpa el frío que se respira así como el polvo existente en amplias habitaciones, se nota también el calor que una chimenea desprende en el interior de una casa… En resumen: la dirección de Nils Arden Oplev me ha parecido buena, y la fotografía, magnífica, tanto en exteriores como en interiores.

Una buena película, a pesar de que no deja de ser un whodunit más (nota: whodunit es el término coloquial utilizado para el subgénero que consiste en averiguar quién lo hizo, vamos, que no se sabe quién es el malo, o la mala, o los malos y malas, etc.).

La puntúo con un 6’5 / 7

Recordemos su trailer:



A continuación algunas imágenes (haz clic sobre ellas si quieres ampliarlas):

Romance a tutiplén...

Intriga sin descanso...

Paseos por bonitos parajes suecos...

Para los más románticos
también hay otro tipo de... ¿amor?


11 de junio de 2009

El octavo pasajero lleva 30 años entre nosotros.

Hace un par de semanas se cumplieron treinta años (treinta) del estreno de una de las películas más terroríficas y apasionantes de la historia del Cine: Alien, el octavo pasajero, dirigida por un Ridley Scott en verdadero estado de gracia. El director venía de dirigir Los duelistas (1977) y tres años después de Alien dirigiría otra obra fundamental para el Cine en muchos aspectos: Blade runner.

Muchos son los recuerdos que tengo del primer visionado de esta película, siendo tan sólo un crío, pero sin duda si tengo que destacar uno, es el siguiente:

Los tripulantes de la nave Nostromo comen tranquilamente sentados a la mesa, se cuentan anécdotas, vemos en primeros planos los elementos sobre la mesa... aunque extrañamente se puede observar que Ridley Scott, como quien no quiere la cosa, nos está dirigiendo la mirada hacia un tripulante en concreto. Sí, también vemos a los demás, pero es curioso cómo parece centrarse en uno de ellos... ¿por qué? Enseguida lo sabremos, parece que la comida no le está sentando muy bien...



Esta escena provocó que no comiera spaghetti en bastante tiempo.

En el vídeo podemos ver a dos ilustres personajes: John Merrick, el hombre elefante (John Hurt) y Bilbo Bolsón (Ian Holm), cuyos planos en la escena me encantan porque no están porque sí, sino que tienen una razón de ser, y eso, viendo la película completa, se entiende perfectamente. Ridley Scott sabía lo que hacía.

Considero que treinta años después, la película no ha envejecido nada y que es totalmente disfrutable como la primera vez.

Mel Brooks, el parodiador de la época, no dejó pasar la oportunidad de hacer un guiño a Alien, y mucho menos a esta escena concreta. Con ello, en su película La loca historia de las galaxias (Spaceballs, 1987), la cual es una parodia total del mundillo de Star Wars donde podemos ver a Bill Pullman antes de ser el presidente de los Estados Unidos de América en Independence day (Joel Schumacher, 1997) en el papel de Lone Starr (Han Solo total), y al difunto John Candy en el papel de Vomito -Barf en inglés- (cual Chewbacca) incluyó este momento:



Supongo que a Mel Brooks le hizo gracia lo de "aparición estelar" del bicho y que por eso se le ocurrió acabar la escena de esa forma, con el pequeño número musical, porque si no, no me lo explico...

Lamentablemente creo que esta película sí ha perdido cierta gracia, aunque muchos de sus chistes o parodias siguen siendo recordados con gusto (¡peinad el desierto!), tuvo su maestría hacer algo así.

Centrándonos en Alien, el octavo pasajero, no he comentado nada sobre su heroína absoluta, cómo no, Ripley, interpretada por Sigourney Weaver, en un papel que le dio fama y que probablemente junto con Sarah Connor, de la saga Terminator, forme parte del pequeño grupo de heroínas de acción del cine de todos los tiempos.

A la primera película le han salido tres secuelas, la primera con gran fortuna y las dos siguientes con menos, de hecho bastante olvidables:

Aliens, el regreso (James Cameron, 1986)
Alien3 (David Fincher, 1992)
Alien: Resurrection (Jean-Pierre Jeunet, 1997)

Lástima de las dos últimas películas... Ahora se conoce que quieren hacer una secuela-precuela de estas que están tan de moda hoy en día. Revitalizar la franquicia, al estilo de lo hecho con Batman y Terminator... Aún no se sabe si Ripley tendrá aparición estelar o qué... ¿quizá la veamos digitalmente rejuvenecida, cual Arnold Schwarzenegger en Terminator Salvation? Veremos qué resulta de todo ello, sólo queda esperar.

Trailer de Alien, el octavo pasajero (subtitulada "En el espacio nadie puede oír tus gritos"):



Y ya que estamos, también el trailer de La loca historia de las galaxias (Spaceballs), en la que, por cierto, hacían chistes ya por aquella época sobre las versiones piratas de las películas. ¿Hará gracia este chiste a Ramoncín?



4 de junio de 2009

Trailers: 2 avances y un estreno

Hoy va de trailers la cosa. A continuación podeis ver tres trailers de tres películas diferentes. La primera se estrenará en junio del año que viene, y es lo que se llama un teaser trailer, es decir, un avance con mucho avance de la película, para ir abriendo boca a la gente y ponerle los dientes largos. La siguiente se estrenará en otoño de este año, y la tercera, ya mismo: viernes 5 de junio...

Toy Story 3
Director: Lee Unkrich
Estreno: Junio 2010
Página oficial: Toy Story



[·REC]2
Directores: Jaume Balagueró y Paco Plaza
Estreno: Otoño 2009
Página oficial: [·REC]2



De regalo, lo que ha sido el teaser trailer (recordemos: un avance con mucho avance) de este nuevo videojuego, perdón, de esta nueva película de Balagueró y Plaza (por cierto, aunque lo parezca, sus respectivos blogs no son el mismo):



Y ya puestos, su póster (visto en Cinempatía):

[Haz clic si quieres ampliar]

Terminator Salvation
Director: McG
Estreno: 5 de junio de 2009
Página oficial: Terminator Salvation



EXTRA TRAILERS

El primero de esta lista de avances era el de Toy Story 3 de Disney-Pixar. Pues bien, en verano (si no recuerdo mal en agosto) llegará a nuestras pantallas su nueva película, Up (Pete Docter y Bob Peterson), encargada de inaugurar el último Festival de Cine de Cannes, con éxito prácticamente unánime de crítica, superando a su predecesora Wall-E (Andrew Stanton) en este aspecto.

Como curiosidad, comento que el personaje del viejo cascarrabias está basado en Walter Matthau y en Spencer Tracy (grande el primero y grandísimo el segundo).

Página oficial: Up

Póster

[Haz clic si quieres ampliar]

Teaser trailer (ah sí... el avance con mucho avance) de Up (en castellano):



Trailer (donde conocemos a otro de los personajes de la película: un simpático perro.... ¿parlanchín?):

ACTUALIZADO: En castellano



Si lo prefieres en inglés:


2 de junio de 2009

I want to believe 1ª parte: Ángeles y demonios

Ángeles y demonios es la nueva película del cinéfilamente polémico Ron Howard (director de Una mente maravillosa -2001-, Apollo 13 -1995-, Willow -1988-, Cocoon -1985-, 1, 2, 3, Splash -1984- ...). Le he definido como cinéfilamente polémico porque mucha gente le tacha de director comercial, que sólo hace peliculillas dirigidas a satisfacer a la gente de Hollywood, o cosas así. A mí personalmente me parece un buen director, que quizá sí que le salga alguna película que otra demasiado... correcta, pero de vez en cuando puede hacer cosas como El desafío: Frost contra Nixon, que creo que nadie podría esperar una película así de alguien como Howard (una película entretenida, con un ritmo estupendo, unos personajes geniales… todo ello con una trama que en principio no parecía dar demasiado juego para una película). Hace no muchas semanas leí que llamaban a Ron Howard "el José Luis Garci americano", en el sentido de que siempre que hace una película, la nominan a unos cuantos Oscars, al igual que a Garci le nominan para los Goya con una nueva película suya. La verdad es que esta definición me hizo mucha gracia, y no deja de ser algo cierta...

Póster de la película [Haz clic si quieres ampliarlo]

A lo que iba. Ángeles y demonios es la nueva película de Ron Howard y está basada, al igual que El código Da Vinci (2006), en la novela homónima de Dan Brown. En ella se cuenta una conspiración de los Illuminati (una secta secreta perseguida y vapuleada por la Iglesia desde hace cientos de años) para sabotear la elección de un nuevo Papa en pleno cónclave de cardenales. Cuatro de ellos, los preferiti (los favoritos para suceder al difunto Sumo Pontífice) son secuestrados y según un mensaje del secuestrador, los irá asesinando uno tras otro, cada hora. Con ello y con otros elementos científicos en juego, los encargados de la seguridad del Vaticano se verán obligados a contactar con Robert Langdon, experto en simbología y en sectas secretas, especialmente en los Illuminati, para intentar evitar en una cuenta atrás trepidante, las muertes de los preferiti.

Conclaveando, que es gerundio

Robert Langdon
es de nuevo encarnado por Tom Hanks, quien simplemente está correcto en su papel, ya que un personaje así no da para gran cosa más y no se aporta nada nuevo a lo que ya se vio de él en El código Da Vinci, salvo quizás, un plano en el que se ve claramente el reloj de Mickey Mouse que Langdon siempre lleva encima, algo que no se vio en la anterior entrega y que es uno de los toques característicos y peculiares del personaje. A Langdon lo acompaña la bella Victoria Vetra, nombre atrayente donde los haya, como también lo es la actriz que lo encarna, Ayelet Zurer (Munich, de Steven Spielberg), una científica que lamentablemente me dio la impresión de que no deja de ser una chica florero en la película, al no tener demasiados momentos clave, cuando prácticamente lo único que hace es acompañar a Langdon de un lado para otro.

El resto del estelar reparto lo completan Ewan McGregor (Star Wars Episodios I, II, III) como el camarlengo Patrick McKenna, Stellan Skarsgard (Rompiendo las olas, de Lars Von Trier, ¡Mamma mia! de Phyllida Lloyd) como el comandante Richter y Armin Mueller-Stahl (el inolvidable y tirano padre de Geoffrey Rush en Shine de Scott Hicks) en el papel del cardenal Strauss. Todos ellos están francamente bien y sus escenas, las de cada uno de ellos, son realmente buenas.

El título de este post, I want to believe (quiero creer) no tiene nada que ver con Expediente X, sino que en realidad me refiero a que viendo la película, uno se tiene que creer, o tiene que dejar que su mente crea lo que está viendo, al igual que cuando se lee la novela original. Como uno se ponga a sacar pegas al argumento o a decir que si tal o cual cosa es imposible, no disfrutará de la película en ningún momento, ni siquiera en los primeros minutos de su metraje. Hay que dejarse llevar, esa es la clave. Si eso se logra, como yo lo hice, se disfrutará de una película entretenida, con un ritmo casi frenético (salvo quizá en su parte final) y sin descanso, yendo de un lado a otro de Roma, con unos planos aéreos digitales del Vaticano (al equipo de rodaje se le prohibió rodar allí) espectaculares, de iglesia en iglesia e intentando descifrar cada uno de los enigmas que en ellas se esconden para poder desenmascarar a los Illuminati y salvar a los cardenales y a la ciudad del Vaticano. Por cierto, sin que sea esto un spoiler, comento que la famosa escena del helicóptero narrada en el libro, está ligeramente suavizada en la película, cosa que es de agradecer porque ese momento del libro fue, es y será una de las mayores tonterías que he leído en mi vida.

Lo dicho: hay que dejarse llevar a la hora de ver la película, que, aun habiendo leído la novela y conociendo la historia y su desenlace, resulta muy entretenida y eso ya es mucho. Cosa que, en mi opinión, no lograba su predecesora, El código Da Vinci, que a pesar de tener algún momento decente, era demasiado larga y tenía muchos trozos aburridos. En Ángeles y demonios han reducido la duración a poco más de dos horas, probablemente porque eran conscientes de que ese fue uno de los grandes fallos de la anterior.

[Enlaces a través de IMDB]

A continuación, el trailer de la película y unas cuantas imágenes:

TRAILER



IMÁGENES (haz clic sobre ellas si deseas ampliarlas)

El cardenalengo: El cardenal y el camarlengo

Cardenales y cía. viendo el Barça - Madrid

Cagontodo, y yo que soy del Madrid...

Robert Langdon investiga hacia un lado...

Robert Langdon investiga hacia abajo...

Robert Langdon investiga hacia arriba...

Y al final, Robert Langdon encuentra lo que busca

Pasarela Vaticana: Lo que se llevará la próxima temporada

Imágenes gracias a IGN Movies
 

1 de junio de 2009

Los tiempos de la Luna: Segundo tiempo

SEGUNDO TIEMPO: LUNA MENGUANTE

Querida Luna:

Quiero que sepas que me gustaría que fuese la última vez que te veo hablando con otro chico. Bueno, hablar sí puedes, pero lo que no consiento es que te lo pases tan bien con otro que no sea yo. Que sepas que sé cómo te ríes cuando aquel chico que dices que es amigo tuyo desde hace mucho tiempo, abre la boca. Sé cómo tonteas con él. Escúchame: si te vuelvo a ver con él, yo… yo… ¡Bah! ¿Qué puedo hacer yo? ¡Si muchacho más pacífico y tranquilo que yo no hay! Lo que pasa es que estoy muy enamorado de ti. Cuando no estamos juntos, no paro de imaginarme lo que estarás haciendo, dónde y con quién estarás… Tengo miedo de que alguien te dé algo que yo no pueda darte, y lo aprecies más que lo que yo te doy… Tengo miedo de que la próxima vez que nos veamos, ya no exista la alegría, incluso la pasión, que había en nuestros anteriores encuentros.

Te echo de menos… Te veo a todas horas. Te veo, te imagino, nos imagino paseando, yendo de viaje, durmiendo… Pero todo eso se estropea cuando también te imagino de la mano de otro, besando a otro, durmiendo con otro… Todo son dudas.

Me volveré loco si algún otro besa tu cuello. Si besa tus labios… No me hagas esto, por favor. Mantenme a tu lado...

Te quiero demasiado como para perderte.

Tuyo.

Querido mío:

Intentaré ser breve.

En tu carta me dices que tienes miedo de que la próxima vez que nos veamos no exista la pasión que hay hasta ahora. Muy bien, querido, sigue así de celoso y ten por seguro que ni habrá pasión, ni habrá nada. ¿Cómo puedes ser así? ¿De verdad me crees capaz de permitir que alguien que no seas tú me bese, o me rodee con sus brazos? ¡No!

Tú dudas. Pues bien, esas dudas tuyas crean dudas también otras en mí. Otras, o justo las mismas. ¿Y si fueras tú quien va con otra chica? No, yo no soy como tú, de manera que no me preocupo por ello.

Confía en mí, tal como yo confío en ti, y entonces no habrá pérdidas de ningún tipo. Es más, estaremos juntos, seguiremos juntos, y nos mantendremos juntos. Para lo bueno, y para lo malo. Pero deberás confiar.

Tu Luna.

Paginación