Cargando buscador...

25 de abril de 2009

Paul Newman


En la imagen anterior no se aprecian bien sus ojos azules.


Especial para chicas (también para chicos):

24 de abril de 2009

Rita Hayworth


Oh.

21 de abril de 2009

35 años. 3 cantantes. 1 grupo único.

No quisiera repetirme ya que hace pocas entradas puse una contando el concierto de AC/DC en el BEC! de Barakaldo y me gustaría escribir sobre otras cosas, pero por no extender demasiado aquel post decidí aplazar lo que aquí pongo, un nuevo homenaje a esta gran banda de rock'n'roll.

AC/DC ha tenido tres cantantes a lo largo de toda su historia. Aquí verás un vídeo de cada uno de ellos.

El primero fue Dave Evans, que duró muy poquito en la banda, grabando el single Can I sit next to you girl?/ Rockin' in the parlour para enseguida ser echado del grupo supuestamente por enfados con el resto de componentes. AC/DC con Evans es más del estilo rock setentero, siendo completamente diferente a lo que hoy en día se conoce como el sonido de AC/DC.

Aquí tienes el vídeo de Can I sit next to you, girl? (1974):



En el mismo 1974 los hermanos Young metieron en el grupo a Bon Scott, quien lideraría AC/DC hasta su muerte en 1980, supuestamente por intoxicación etílica. Sin duda los aires rockeros también brillan como ningunos con él, siendo ya a partir de aquí donde comienzan sus grandes e inolvidables éxitos, como por ejemplo y por citar sólo dos, T.N.T. (1975) o Highway to Hell (1979). A continuación puedes ver el vídeo de otro gran tema, Let there be rock, del año 1977. Atención a la cara de pan de un jovencísimo Angus Young...



El tercer y actual vocalista de AC/DC, desde la muerte de Bon Scott es Brian Johnson, que no desmerece en absoluto de Bon Scott. Su primer disco con el grupo es Back in black (1980) en homenaje al fallecido cantante (se dice que es el segundo disco más vendido de la historia de la música, por detrás del Thriller de Michael Jackson), con otros grandes clásicos como You Shook Me All Night Long, Hells Bells o Thunderstruck, por ejemplo. Aquí, el vídeo de esta última (en directo en Donnington, año 1991):



¿Cuál de los tres cantantes prefieres tú?

EXTRA

Si tienes curiosidad por escuchar el otro tema de AC/DC con su primer cantante Dave Evans (Rockin' in the parlour), lo puedes escuchar aquí:


17 de abril de 2009

Elige tu propia aventura

Haz clic para ampliar la imagen

1. Si eliges el camino de la izquierda, llegarás a la cima de la montaña pero allí deberás luchar de nuevo contra el Indecible, Monstruo de las Alturas, quien ha visto aumentar su poder gracias al Cristal Púrpura.

2. Si eliges el camino de la derecha, volverás con Lomi, gran amiga a la que admiras que espera pacientemente en su casa.

[Homenaje a aquellas colecciones de libros de Elige tu propia aventura de la editorial Timun Mas]
 

16 de abril de 2009

La Voz y El tiempo pasará

Hace tiempo que no me paso por Casablanca... Me voy a acercar con Frank, ¿me acompañas?


15 de abril de 2009

Aahhgg

De tantas veces que echan en Cine de barrio películas del gran Paco Martínez Soria y otras de Manolo Escobar y Conchita Velasco, seguro que se me ha pasado la emisión de una dirigida por otro excelso artista, Mariano Ozores, a todas luces una obra maestra, cuyo vídeo que presento a continuación es su final, antes, por lo visto, de los títulos de crédito. La película se titula El equipo Aahhgg y es de 1989. Realmente impagable, inconmensurable (presta atención a la letra de la canción):



Por si no me has hecho caso y no has atendido a la letra, la transcribo aquí. Si es que no tiene desperdicio:

¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Siempre pa' delante, nunca para atrás!
¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Llámalos con fuerza y a tu lado los tendrás!

Si tienes problemas que no puedes resolver...
Si te quitan todo y no te dejan pa' comer...
Llámalos con fuerza y a tu lado acudirán
Esos que tú sabes: ¡El equipo Aahhgg!

Somos Murdok, Félix, y M-Treinta...
Y Aníbal nuestro jefe, quien paga la cuenta.

Con los cuatro héroes de nuestro tiempo,
si los necesitas corren más que el viento.

¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Siempre pa' delante, nunca para atrás!
¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Llámalos con fuerza y a tu lado los tendrás!

Mil aventuras tenemos cada día
Volviendo loca a toda la policía.
Y si nos ven y nos tratan de coger,
haciendo así (fshhh) ¡a desaparecer!

Murdok es el loco,
¡más majara que el Carioco!
Y yo soy el fuerte, que al que cojo...
¡lo desojo!
Félix es el guapo, es un tío muy astuto
aunque por desgracia pa' comer haga de puto.

¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Siempre pa' delante, nunca para atrás!
¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Llámalos con fuerza y a tu lado los tendrás!

Y Aníbal es el rey de los disfraces
No lo busques, pues él está en cualquier parte.
A veces se viste de persiana,
Por eso se enrolla como le da la gana.

Siendo uno y tres, no somos trece.
Somos uno para todos, ¡y todos para el jefe!

¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Siempre pa' delante, nunca para atrás!
¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡Llámalos con fuerza y a tu lado los tendrás!

¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!
¡El equipo Aahhgg, el equipo Aahhgg!


¡Qué ritmo! ¡Qué poesía! ¡Qué destreza hilando palabras y notas! Me encuentro anonadado y no salgo de mi estupor ante semejante maravilla. No sé qué hago sin haberla visto aún. ¡Corran a su videoestablecimiento más cercano y alquílenla! (advertencia: prohibida su reproducción en vídeos comunitarios y prohibida su venta).

Aún no lo he dicho pero Mariano Ozores es autor de joyas del Cine español como Los bingueros (1979), Yo hice a Roque III (1980), El liguero mágico (1980), ¡Que vienen los socialistas! (1982), Cristóbal Colón, de oficio... descubridor (1982), El currante (1983), ¡Qué tía la CIA! (1985), Cuatro mujeres y un lío (1985), y un larguísimo, pero larguísimo de verdad, etcétera. El día que le den un Goya de Honor a este hombre, yo me alegraré, y lo digo en serio...

El caso es que todo esto venía al hilo de El equipo Aahhgg y como es lógico, no podía ser de otra manera, me he acordado de la serie original americana: El equipo A... Si quieres recordarla, aquí tienes la intro que siempre veíamos en cada uno de sus capítulos:



Es la intro en inglés. Esa misma en castellano no la he podido encontrar, en cambio sí está disponible otra un poco diferente en castellano, que se podía ver cuando la serie ya estaba avanzada y tenía muchos capítulos emitidos:



Como anécdota comentaré que en el primero de estos dos vídeos (intro en inglés) hay un guiño con el actor que interpretaba a Fénix, Dirk Benedict. Este actor interpretaba al teniente Starbuck en la serie de finales de los setenta Battlestar Galactica, y según se ve en el vídeo, el personaje (Fénix) se cruza con una persona vestida en plan futurista, con uniforme de centurión, tal y como aparecían en aquella antigua serie. Al verle, el personaje pone cara de póker, precisamente por ser el mismo actor quien salía en aquella serie.

EXTRAS

Un clásico: Mr. T cantando a la juventud que traten bien a sus madres.

Treat her right!
Treat your mother right!




[Nota: En inglés el personaje de Mr. T se llamaba B.A. Barracus, pero en castellano era M.A. Barracus. ¿A qué se debía el cambio? En inglés B.A. era el acrónimo de Bad Attitude, con lo cual en castellano se limitaron a traducirlo: Mala Actitud, por tanto y abreviando, era M.A.]

Poca gente se acordará, pero el mismo Mr. T tuvo una serie de dibujos animados...



Carteles de algunas películas de Mariano Ozores [Haz clic sobre ellos si deseas ampliarlos]


Todo un clásico. Incluso tuvo remake con Zori y Santos...




Más destape simpático. Currante, ¡a currar!


Demasiado para Esteso, ni una ni dos ni tres... ¡sino cuatro! ¡Ancha es Castilla!

13 de abril de 2009

La crisis, ay, la crisis... (The job)

Hoy va un simpático cortometraje:

Título: The job
Dirige: Jonathan Browning
Duración: 3 min.



Inmigración y crisis económica mundial. Vaya una mezcla, ¿verdad? ¿Qué os ha parecido? Personalmente creo que el director ha reflejado muy bien estas dos temáticas, especialmente la segunda. El caso es que así está y así va el mundo (malamente), las cosas como son. Y según los expertos (definición contextual: aquellos mismos que han provocado esta situación económica mundialmente frágil e inestable), a pesar de las reuniones globales y de las billonadas a invertir, vaticinan que todavía queda mucho para seguir apretándose el cinturón. Estamos apañados.

Y hasta aquí mi reflexión de hoy. Por favor, no me pidáis más, que creo que sólo tengo para una por día...

Por cierto, el cortometraje ha ganado un montón de premios en otros tantos festivales. Si queréis un poquito más de información sobre ello o sobre el corto en general, podéis acceder a ella clicando aquí.

Si además tienes más curiosidad por saber algo de la productora de este corto, haz clic sobre su nombre: Screamingfrog
 

8 de abril de 2009

Citas: Lawrence de Arabia

La cita de esta ocasión viene en forma de vídeo:



Sí, está en italiano y dice Niente sta scritto (nada está escrito). No he encontrado el momento ni en castellano ni en inglés, es una pena. Se trata de un momento de Lawrence de Arabia (David Lean, 1962).

Nothing... is written!

Hace pocas semanas pude disfrutar de esta gran película (en todos sus sentidos) en una sesión de cine y fue una experiencia mágica como pocas. Esta escena que pongo hoy es una de las que mayor impacto me provocó.

Atravesando el gran desierto de Nefud para preparar la ofensiva contra Aqaba, un miembro de la tropa llamado Gasim se pierde. Lawrence (personaje complejo donde los haya, interpretado por un Peter O'Toole único) quiere ir a rescatarle ante la negativa de todos sus compañeros, especialmente la del Sherif Ali (genial Omar Shariff), quien le dice que está escrito que Gasim muera en el desierto, pero el orgullo de Lawrence y las ansias por hacerse valer ante todos los demás hacen que desoiga lo que dicen y vaya en su búsqueda.

Nadie confía en que vuelva con vida del desierto, todos le toman por loco, pero... Vuelve. y es aquí donde se produce un cambio fundamental en los personajes de la película. Sherif Ali, que siempre se había mostrado negativo ante la presencia de un británico entre ellos, en ese momento comienza a sentir una admiración inmensa hacia Lawrence. Éste, por su parte, si ya era orgulloso previamente, a partir de ahora lo será más, siendo consciente de cómo todos comienzan a venerarle.

Por todo eso, Lawrence dice al Sherif Ali aquello de que nada está escrito, tal y como se ve en el vídeo, en referencia a lo que con anterioridad éste le dijo, ya que ha traído de vuelta, y vivo, a Gasim.

Por todo eso, Lawrence mira de la manera que mira al Sherif Ali, advirtiéndole que no está frente a un cualquiera, que él va a llegar muy lejos, desafiando a la vida y a la muerte, en el desierto, o donde sea.

T. E. Lawrence (militar, arqueólogo, escritor) se convirtió, desde ese momento, en Al Awrence: Lawrence de Arabia.

Muchos minutos más tarde, con la drástica evolución del personaje de Lawrence y ciertos acontecimientos que se verán en la película, uno puede hacerse la reflexión, al igual que se la hace el protagonista (y también el Sherif Ali), de si realmente no hay nada escrito, o si de veras sí lo hay.

Como anécdota, comento que la espectacular imagen en la que se ve a lo lejos los camellos reunirse (el de Lawrence con el del chiquillo) no salió como sus responsables querían que saliese. Lo que querían era que el camello del chico simplemente llegara hasta el de Lawrence, pero cogió tal velocidad que, como se ve en la escena, se pasa de largo teniendo que volver hacia atrás... Pero así gustó a David Lean y compañía, quizá pensando que porque da un toque más realista a la alegría del momento narrado, de forma que se quedaron con la escena.

Todo ello, unido a la magnífica banda sonora de Maurice Jarre, hacen de esta escena un momento de los más emocionantes de la película.

TRAILER:



Pósters


Peter O'Toole

Peter O'Toole y Omar Shariff

Peter O'Toole y Anthony Quinn

¡Sangre y muerte!

Si deseas ampliar las imágenes, haz clic sobre ellas.
 

5 de abril de 2009

Hielo negro y alto voltaje

Yo no iba a ir, pero...

[Haz clic en la imagen para ampliarla]

Algo me llamaba y me decía que debía hacerlo... Y así fue: lo hice. AC/DC en concierto, en directo en el BEC! de Barakaldo, con su gira Black ice Tour.

El concierto tuvo una introducción espectacular que puedes ver en el siguiente vídeo:



Como se ve, una locomotora arrolló literalmente la escenografía. A continuación comenzaron, no podía ser de otra forma, con Rock'n'Roll train.

Aquí una pieza del tema:



Continuaron con temas clásicos en su discografía, como Back in black o Thunderstruck, intercalados con temas de su último disco, como por ejemplo Big jack o Black ice (que cierra su último disco, de igual nombre).

Trozo de Back in black:



Y el solo de Angus Young, grande entre los grandes:



Thunderstruck... (ahahahahaha-ahhhh... ¡THUNDER!). El inicio con el mítico oeoeoeoeeeee, oeee, oeeee no quedó nada mal...







Otro de los momentos clave vino con The jack... Canción sensual (sexual, mejor dicho) del grupo que como otras tantas de los australianos da mucho, pero que mucho juego.

Solo de Angus, Brian Johnson jaleando al público (she's got the jack!):



Momento mágico: el striptease de Angus Young...



Angus después de su striptease corretea por la pasarela central:



Otro clásico: Las campanas del Infierno, Hell's bells. Brian Johnson llegó a colgarse de la cuerda que caía de una gran campana incluida en lo alto de la escenografía (y que descendió para la ocasión). Aquí el comienzo del tema:



Y fuego... Con T.N.T., que salía de la locomotora incrustada contra en el escenario:



En un momento dado, desapareció la locomotora y surgió una imponente dama hinchable en ropa interior que, vaya, meneaba su mano arriba y abajo al son de los AC/DC... Otra de las características del grupo: el aire provocador y sexual de muchas de sus canciones. Aquí puedes ver durante unos segundos a la buena mujer:



Y para acabar esta traca de vídeos, quizá el tema más famoso de la guitar band: el Highway to Hell, que comenzó con los bises tras una breve desaparición de todos los componentes del grupo, para ver reaparecer al genial Angus Young (con una de las marcas reconocibles del grupo, los cuernos diabólicos) de debajo del escenario, del mismísimo Infierno... (momentos antes Angus nos regaló minutos y minutos de su guitarra, él solo tanto en el centro de todo el BEC en una plataforma elevada como al fondo del escenario, en lo más alto y frente a la pantalla gigante, jugando con el público, que nos tenía completamente a sus pies, con el tema Let there be rock).

Unas 17.000 personas coreando al unísono canciones como esta impresiona. Momentos así son únicos para guardar en la retina:



Ahora sí, acabando, más Highway to Hell, donde por fin pude captar el célebre movimiento de Angus Young mientras toca la guitarra: desplazarse dando saltitos con una pierna, llevando la otra por delante:



También puedes ver algunas fotografías (haz clic sobre ellas si quieres ampliarlas):

Comienza el espectáculo. Locomotora incluida.

Brian Johnson animando al personal

AC/DC en plena faena

Fuego con T.N.T.

Angus y su increíble guitarra en la plataforma elevada

Saludando a la audiencia tras unos
intensos minutos ahí arriba

Angus continuó él solo...

Simplemente magnífico, único.

Se rumorea que esta puede ser la última gira de AC/DC... Quién sabe, claro que están mayores, pero quizá aún nos tienen guardadas más sorpresas... Yo podré decir, sea eso verdad o no, que he estado en un concierto suyo y que guardaré este recuerdo como algo especial en mi memoria. Son únicos.

1 de abril de 2009

The visitor, de Thomas McCarthy


El sueño americano está ahí... al alcance de la mano

Un hombre americano, una mujer siria y una joven senegalesa juntos. Este plano de The visitor dura poco en un momento concreto de la película pero creo que resume perfectamente lo que busca su director, Thomas McCarthy: reivindicar la interculturalidad entre las personas, sin hacer distinciones entre raza, cultura o credo.

Un hombre solo, melómano y con cierto toque de amargado (Richard Jenkins) debe acudir a su pesar a una conferencia en Nueva York, donde se hospedará en un antiguo piso del que es poseedor. Al llegar se encontrará, para su sorpresa, con que el piso está habitado por dos jóvenes: una chica senegalesa llamada Zainab (Danai Jesekai Gurira) que vende pulseras y adornos artesanales en un mercadillo y su pareja, un chico sirio llamado Tarek (Haaz Sleiman). quien toca el tambor africano (djembé) en un local.

La película comienza con una presentación inmejorable del personaje principal: en aproximadamente quince minutos ya conocemos a qué se dedica, cuáles son sus frustraciones y cómo se comporta ante ciertas situaciones o personas. Luego podemos pensar que nos encontramos ante un dramita ligero, que quizá el argumento es predecible, con algún toque muy pequeño de comedia. Lo cual no quita que tenga algunas escenas excelentes, como cualquiera en la que se ve a Richard Jenkins aprendiendo a tocar el tambor o incluso llegando a tocarlo en un parque junto a otros músicos callejeros, a los que por cierto también podría decirse que el director homenajea, especialmente con un gran momento como ese.

Aprendiendo

Pero la película no va por ahí… De repente nos damos cuenta de que estamos ante algo serio, donde no sólo, como ya he dicho antes, se reivindica la interculturalidad y la relación entre personas de diferentes razas, sino que también se nos muestra que la paranoia de la amenaza terrorista tras el 11-S aún persiste, y que además está bien dentro de la sociedad americana, obligando a muchas personas a que eso tan manido del sueño americano se convierta en una de sus peores pesadillas.

En referencia a la mezcla de culturas, muchas de las localizaciones de la película no son casuales ya que en la película, por poner algún ejemplo, vemos cómo la madre de Tarek (una estupenda Hiam Abbass, a quien pudimos ver el año pasado en Los limoneros, de Eran Riklis) y la novia de éste, Zainab, se sientan en la mesa de una cafetería donde una de sus paredes tiene un cartel de las regatas de Barcelona de 1929. En otro momento en el que Richard Jenkins y Hiam Abbass caminan por la calle podemos observar también que cruzan al lado de un centro islámico. También aparece un camarero egipcio, y el compañero de Zainab en el puesto del mercadillo también es de otra nacionalidad… El hijo del protagonista, además, se encuentra en Londres.

Richard Jenkins

Obligada mención la de Richard Jenkins, quien estuvo nominado al Oscar de mejor actor principal en los últimos Oscar y ciertamente, con pleno merecimiento. Si en algún momento la película puede parecer repetitiva (en lo que a temática se refiere, es la pega que le veo), basta con un primer plano del actor para que apreciemos que estamos ante una gran actuación sin ninguna duda. No sólo es estupendo verle cuando se pone realmente serio, la forma de mirar que tiene, con la que podemos imaginarnos la cantidad de cosas que le pueden estar pasando por la cabeza, sino que también es genial verle sonreír, y sobre todo disfrutar, especialmente cuando logra sacar ritmos al tambor, ya sea para gozar de su ritmo, o para descargar sentimientos de ira y rabia. Golpeando con fuerza.

No somos niños indefensos... Se dice en la película. Si al inicio de este texto mencionaba el que en mi opinión es un plano clave de la película, esta es, pues, otra frase clave y uno de sus mejores momentos, en alusión al problema, a la temática sobre la que gira la película. No somos niños, ya somos mayorcitos y debemos ser capaces de reaccionar ante hechos como el que se nos cuenta, dejando de lado la indiferencia (evidenciada por algunos en el momento en el que se dice la frase), que probablemente sea uno de los peores sentimientos que existen.

Un 8 sobre 10.

Póster, imágenes y trailer [Haz clic si deseas ampliar las imágenes]:





Paginación