Cargando buscador...

31 de marzo de 2009

Adiós a Maurice Jarre

Maurice Jarre

Ayer falleció uno de los grandes compositores del Cine: Maurice Jarre, autor de inolvidables bandas sonoras para películas magníficas y también inolvidables, como por ejemplo Doctor Zhivago, Lawrence de Arabia, Pasaje a la India, La hija de Ryan (películas dirigidas por el maestro David Lean, donde las tres primeras le valieron sus tres Oscar), El año que vivimos peligrosamente, El hombre que pudo reinar, Gorilas en la niebla, Ghost, Top secret, Único testigo... Un sinfín de obras para recordar.

Como homenaje a su música, aquí están algunas de sus composiciones. Espero que las disfruteis al igual que yo lo hago:

Lawrence de Arabia (David Lean, 1962)



Overtura del filme:



Doctor Zhivago (David Lean, 1965)





Incluyo, cómo no, el famosísimo Tema de Lara:



El hombre que pudo reinar (John Huston, 1975)





Pasaje a la India (David Lean, 1984)





El año que vivimos peligrosamente (Peter Weir, 1983)





Único testigo (Peter Weir, 1985)





28 de marzo de 2009

Rollitos de berza rellenos

Haz clic en la imagen para empezar a tener hambre

Si no te apetece comer la berza (o repollo) de la forma habitual (por lo general, estupendo acompañamiento para legumbres como los garbanzos o las alubias), aquí tienes una forma diferente de prepararla y que seguro sorprende, y con la que sin duda se disfrutará comiendo.

Ingredientes:

- 8 hermosas hojas de berza (repollo)
- 1 Cebolla
- 2 pimientos verdes
- 250 gramos de gambas peladas
- Media pechuga de pollo
- 3 huevos
- Harina
- Sal
- Aceite
- Agua

Elaboración:

Por lo general, las hojas de la berza son bastante grandes, así que si queremos preparar esta receta para cuatro personas, con realizar dos rollitos para cada una, se necesitarán ocho hojas de berza. Si la hoja es excesivamente grande, podría dividirse en dos, pero mejor mantenerla entera para luego poder hacer mejor el rollito.

Comenzamos cociendo las hojas de berza, que habremos limpiado con agua previamente y con cuidado de que no se rompan. Una a una las vamos colocando en agua bien caliente y ahí las mantenemos durante aproximadamente 10-15 minutos. Debemos dejar que las hojas se ablanden lo suficiente, pero no demasiado. Lo justo para que puedan ser manejables para hacer el rollito más adelante. Cuidado de que no se rompan al sacar las hojas del agua (conveniente hacerlo una por una).

Una vez sacadas del agua, dejamos que se escurran mientras vamos preparando el relleno.

El relleno puede realizarse de lo que se desee, es aquí donde se jugará con la improvisación (dependiendo de lo que se tenga en la nevera), o con los gustos personales de cada uno. En este caso mi relleno consiste de un poco de verdura con carne y un toque marino que le darán las gambas peladas. Pero como digo, puede hacerse como se desee.

Ponemos en una sartén con tres cucharadas de aceite la cebolla y el pimiento verde bien troceados, junto con las gambas, tambien troceadas pero no demasiado (a no ser que sean gambas grandes) y lo dejamos rehogar (ir dejando que se hagan poco a poco, que vayan cogiendo color y que se vaya mezclando el conjunto). En aproximadamente cinco minutos ya estará listo. Entonces echamos a la sartén la pechuga de pollo, también troceada, y dejamos que se haga con lo demás, durante 2-3 minutos, habiendo sazonado todo ligeramente.

Cuando ya esté la mezcla para el relleno hecha, la reservamos y nos preparamos para hacer los rollitos.

Sobre una hoja de berza bien extendida colocamos un par de cucharadas del relleno cocinado y entonces enrollamos la hoja sobre dicho relleno. Si vemos que la hoja es demasiado grande y el relleno se queda corto, podemos añadirle un poco más. Siempre con ojo de que no sea demasiado relleno para el rollito ya que de ser así sería un poco más complicado enrollarlo. Procedemos así con el resto de las hojas.

Una vez hechos los rollitos, lo que falta es rebozarlos en harina y huevo batido y ponerlos a freir en aceite bien caliente y abundante (como con cualquier otra fritura). Es preferible freir los rollitos en tandas de dos, para que el aceite no pierda temperatura y por ser así más cómodo el manejo. Este proceso de fritura conlleva aproximadamente cinco minutos.

Dejamos los rollitos rebozados sobre papel absorbente para el aceite sobrante y una vez preparados...

Servir. Gozar... ¡Ser feliz!


Resultado final donde se puede observar el relleno
[Haz clic para ampliar]

Tiempo de preparación: 30 minutos aproximadamente.
Dificultad: La única dificultad reside en el manejo de las hojas de berza y luego en fabricar el rollito una vez colocado el relleno ya que no conviene que haya poco relleno pero no demasiado, aunque depende del tamaño de la hoja. Según se van haciendo rollitos se observa cuáles son las cantidades adecuadas, por lo tanto no hay mayor problema.

Precio (aprox): 11'65 €

- 1 berza o repollo: 1'5 €
- Cebolla (paquete de tubo): 0'70 €
- Pimiento verde (malla): 1'35 €
- Gambas peladas (paquete de 250 g): 2 €
- Pechuga de pollo: 4 €
- Huevos (1 docena): 1'10 €
- Harina: 1 €

On egin!
¡Que aproveche!



[Haz clic para ampliar]

Más recetas en ¡A txiflar!...
 

26 de marzo de 2009

Citas

Mikel odió haber mitificado a Monike. Monike no era ni tan buena amante, ni tan hermosa, ni tampoco tan inteligente. Algún día olvidaría incluso los mejores momentos vividos junto a ella. Pero entonces, ¿para qué existieron? ¿Para qué las canciones, los lugares y todas las amantes, si el recuerdo no las eterniza?

Y poco después ahora (Eider Rodríguez, edic. Ttarttalo, 2007)
[Título original: Eta handik gutxira gaur]
 

24 de marzo de 2009

Grandes dudas de la Humanidad

Si existen tanto el hotel como el hostal...
¿Por qué existe el motel pero no el mostal?


Si alguien sabe la respuesta, por favor que me lo comunique, que deje un comentario aquí, que haga señales de humo... algo.
 

21 de marzo de 2009

Signs



Sobran las palabras, ¿verdad?

Sólo diré que el corto Signs está escrito y dirigido por Patrick Hughes para el Schweppes Short Film Festival (por eso la publicidad explícita de la bebida en un par de momentos del cortometraje... por cierto no dejeis de visitar su genial página web).

Más cortometrajes en ¡A txiflar!...
 

18 de marzo de 2009

Créditos iniciales de Watchmen

El pasado día 6 de marzo se estrenó una de las películas más esperadas de los últimos años, tanto por cinéfilos como sobre todo, por aficionados al cómic. Se trata de Watchmen, de Zack Snyder (director de 300), adaptación del celebérrimo cómic (o novela gráfica, llámese como quiera) del mismo nombre, creado por el gran Alan Moore y Dave Gibbons. (Mucho estaba tardando yo en poner algo al respecto)

La película parece que no ha suscitado el interés suficiente a nivel de taquilla, siendo superada en su primer fin de semana de exhibición por la excelente Gran Torino, de Clint Eastwood. El porqué puede ser una incógnita, o quizá no...

En cuanto a crítica se refiere, hay de todo. Unos dicen que excelente, otros que sin más, otros que muy mala, otros que simplemente dura demasiado... (casi tres horas de metraje, habiendo sido suprimida casi una hora en el montaje final, que con toda seguridad habrá que esperar a la edición en DVD para poder verla completa). Eso sí, en lo que coincide todo el mundo, ya sean detractores o defensores, es en que la secuencia de los títulos de crédito iniciales es magnífica (yo añadiría también la escena previa a estos títulos). En esta escena se puede ver resumido el transcurso de todos los años y momentos ocurridos con los vigilantes desde su fundación hasta la época que narra la película (el año 1985), con la genial banda sonora de Bob Dylan y su tema The times they are A-changin.

El vídeo lo tienes aquí:



Uy, perdón, me he confundido, no era esa la escena de los títulos de crédito... Esa era la intro de lo que sería la típica serie de tv matutina de dibujos animados basada en los superhéroes (visto en unvlog). El vídeo, ahora sí y sin censurar, es este:



El caso es que la compañía que realizó estos espectaculares títulos de crédito, llamada yU+Co, publicó en Internet estos créditos de apertura. Cuando los dueños y señores de la Warner se dieron cuenta de ello, enseguida ordenaron retirar todos los vídeos colgados. En fin, menuda tontería. Eso sólo significa publicidad negativa para la major. Ellos verán, aunque claro, después de todo el litigio que tuvieron con la Fox para tener definitivamente los derechos de la película, se entiende que miren este tipo de cosas con tanto recelo. Pero aun así.

En PixelatedGeek (donde puedes leer el correo que les enviaron los de yU+Co para que retirasen amablemente el vídeo) comentan que los títulos de crédito les recordaron a este fantástico anuncio de una bebida energética, o isotónica, o lo que sea:


15 de marzo de 2009

La sonrisa de los perros

Cada vez que mi amo me saca a pasear, lo considero una fiesta. Puede que siempre sea lo mismo, pero a mí me hace disfrutar. Salir a la calle, ver todos esos colores, que en casa no existen, colores que cobran vida propia en cuanto cruzo la puerta de casa para salir de ella.

Las personas. También las personas parecen diferentes. Diferentes con sus ropas, diferentes con sus adornos, diferentes con sus perros. Sus perros. Yo soy uno de esos perros.

El amo pronuncia mi nombre, lo cual me indica que es hora de salir. Nada de collares, por favor. ¡Bien! Por eso te aprecio tanto, querido amigo. Nunca me has puesto collares. Collares que me aprisionan. Collares que me ahogan. Que nos ahogan.

Recibo una caricia del amo, y yo le correspondo incorporándome sobre él. Estamos contentos hoy. Yo, porque parece que hace muy buen día, y gracias a ello, recibiré los colores con mayor alegría. Entusiasmo. Pero, ¿y el amo? ¿Por qué está él tan contento? Da igual. No importa. Deseo que ese estado de ánimo perdure. El suyo, y el mío.

Salimos. Uno, dos, tres, cuatro. Cuatro pisos debemos bajar antes de comenzar a contar colores. A cantar colores. Escaleras. Comenzamos a bajar las escaleras.

Uno. Coincidimos con la mujer que vive justo bajo nosotros, y con su hija. El amo se para a hablar con ella. Siempre han tenido muy buena relación. La niña juguetea conmigo, como siempre. Hoy no, niña, hoy no. Quiero saber si el amo le dice algo a la mujer de porqué está tan alegre. ¡Por fin! Pero no he logrado oírlo del todo bien. Lo suficiente. Algo de un ascenso. Enhorabuena, amo.

La invita a cenar. Perfecto. Me gusta su compañía.

Dos. Es extraño. El hombre de este piso no está. Siempre suele salir al mismo tiempo que nosotros. Es el amo de mi mejor amiga. Pero hoy no está ninguno de los dos. El piso parece más oscuro que de costumbre. El amo se para un instante y murmura algo acerca de que es una lástima y tal, algo acerca de cómo es posible que tenga tan poco aprecio por los animales. ¡Horror! ¿Le habrá hecho algo a ella? ¿A mi amiga? ¿Qué ha pasado?

Tres. Todo se ha vuelto oscuro. Ya no pienso en colores. Pienso en ella.

Cuatro. Nos cruzamos con el portero. Un ser despreciable al que de buena gana mordería. No lo hagas. Además, causaría muchos problemas al amo. Y a ti también. El amo y él hablan de las vacaciones. ¿Pero qué ha hecho con ella? Incertidumbre.

No puedo creer lo que oigo. La ha abandonado. Se ha ido de vacaciones y ha abandonado a su perra. El portero le dice a mi amo que si se va de vacaciones, me deje a su disposición. Gruño. El amo me llama la atención, y salimos mientras el portero grita que debería ponerme un bozal. Nunca iría con alguien como tú.

No te preocupes. Tú sabes que ella es lo suficientemente lista como para no tener problemas. Lo suficientemente lista como para no pasar hambre. Lo suficientemente lista como para saber qué camino tomar. ¡No! No lo sabes. ¿Y qué pasa si realmente tiene problemas?

Sé que el amo está extrañado. Es porque hoy estoy permaneciendo todo el tiempo a su lado. Siempre exploro, siempre busco, siempre juego. Hoy no. Quiero irme. Quiero buscarla. Me necesita. ¿La necesito? La necesito. Encuentro un momento en el que el amo se distrae, y desaparezco.

Adiós, querido amigo. Quizá vuelva. De ella dependerá. Porque si vuelvo, será con ella. Espero que mi fuga no estropee tu doble celebración: la de tu ascenso y la de tu cita con la vecina. Es una lástima. Todos lo hubiéramos pasado bien. A pesar de todo, me voy. Adiós, querido amigo.

Empiezo la búsqueda. ¿Qué me pasa? Noto mi corazón latiendo fuertemente. Mi respiración es entrecortada. No paro de pensar en ella. ¿Qué es? Sé que el amo también se ha sentido muchas veces así. Era entonces cuando lloraba, cuando parecía que cielo y tierra se le juntaban para aplastarle a él. Sólo a él. Eran sus palabras. No paraba de repetirlas…

Amor. Esa era la clave. También repetía mucho esa palabra. Amor. ¿Es eso lo que siento yo ahora? No lo sé.

No lo sé.
No lo sé.

Ya llevo un par de noches de búsqueda, olfateando, siguiendo su rastro. Afortunadamente, conozco bien su olor. ¿Cansado? No, no hay cansancio. Hay hambre. Veo a lo lejos a otro perro que quizá pueda darme alguna pista sobre ella. Según me acerco, lo reconozco. Cambalache.

Cambalache. Por tu culpa muchos de nosotros hemos sido sacrificados. Por tu culpa, ellos vienen a por nosotros. Se nos llevan. Sin piedad. Soplón despreciable. Tu aspecto es horrible. Como siempre. Te dan de comer a cambio de tus chivatazos. No parece que últimamente te vaya muy bien. Pareces hambriento.

Necesito preguntarle cuanto antes qué sabe de ella.
Pregunto.
Sabe perfectamente de quién hablo.
Cambalache se ausenta para recordar mejor.
Tarda.
Pienso en ella.
Lloro.
Tarda más. Lloro más.
Oigo pasos. Son humanos. Cambalache con ellos. Cerdo apestoso, vienen a por mí. Huyo. Ya te cogeré. Ladridos. Saltos. Caídas. Huyo. Lo conseguí. Llego a un parque.

Noche. La luna llena proyecta rayos de esperanza sobre mi corazón hecho trizas. No quiero pensar en el fracaso. Muy bien, ¿realmente puede existir alguien a quien le guste fracasar?

Camino buscando algún hueco que me abrigue para pasar la noche. Necesito descansar. Lo encuentro. Junto a la fuente. Perfecto.

Alerta. Quieto. El hueco está ocupado por otro perro. No, un momento. Es ella. ¿Es ella? Sí. ¿He realizado exactamente el mismo camino que ella? ¿La suerte me ha guiado? Extraña coincidencia…

Pobre. Ha perdido mucho peso. Pero sigue hermosa. Aún parece conservar ese toque especial suyo. ¿Me acerco? Todo a su tiempo. Han pasado algunos días desde la última vez que la vi, pero parece que sólo han transcurrido unas horas. Cuánto nos reíamos juntos… Qué bien lo pasábamos… y qué bien lo vamos a pasar. No te preocupes. Estaremos juntos. Me acerco, ahora sí. Oye mis pasos y acaba por despertarse. Me mira extrañada. ¿Qué le ha pasado? Su cara… No es la misma… Sigo acercándome. Ha perdido su sonrisa… Es terrible… Ya casi estoy junto a ella…

Te llevaré de vuelta y juntos intentaremos recuperar tu sonrisa…


FIN
[Redactado originalmente en Septiembre de 2002]

14 de marzo de 2009

Ley del concierto

No importa dónde te pongas en un concierto. Siempre, siempre, SIEMPRE, se pondrá alguien más alto que tú justo delante tuyo.

[El señor Murphy en un concierto]

12 de marzo de 2009

Chiste

Venga va, uno rapidito:

Discurso del Rey

Empieza el Rey Juan Carlos su discurso....

- Me llena de orgullo y satisfacción, clausurar estos fantásticos Juegos Olímpicos....

Sale su ayudante corriendo y le dice al oído:

- Majestad, que estamos en una convención gitana

...y responde el Rey:

- Joder, ¡con tanto chándal y tanta medalla de oro me he liado!

[Gracias por el chistecillo, Merche]

10 de marzo de 2009

Gran Torino, de Clint Eastwood

No lo dejes, Clint

Habrá quien piense que el bueno de Clint Eastwood no tiene mejores cosas que hacer que recurrir a aquello que tanto éxito le dio hace años: dirigirse a sí mismo interpretando a un personaje atormentado por su pasado, como lo era, por ejemplo, aquel excelente William Munny de Sin perdón (1992). Evidentemente, nada más lejos de la realidad. Clint Eastwood vuelve a darnos lecciones de vida en su nueva e inmensa película: Gran Torino.

Walter Kowalski (Clint Eastwood), veterano de la guerra de Corea, se queda viudo y no quiere salir del barrio en el que vive, mientras que sus hijos se preocupan más por sacarlo de ahí y meterlo en alguna residencia de ancianos, básicamente para cobrar la herencia, entre la que se encontrará aquello que Walt (perdón, el señor Kowalski) más quiere: su coche, un Gran Torino del 72, una preciosidad. El hijo de sus vecinos (asiáticos, al igual que la gran mayoría de la gente del barrio), presionado por los miembros de una banda del barrio, intenta robarle el coche y, como no lo logra, dichos miembros seguirán presionando al chico de una forma cada vez más violenta, hasta que finalmente será salvado por Kowalski (es impresionante la frase, y la forma de decirla: "fuera de mi jardín"). A partir de ese momento la familia del chico y los vecinos le considerarán un héroe, cosa que Kowalski no comparte. Y la abuela del chico tampoco, quien siempre le mirará con recelo, reflejando perfectamente el perfil de desconfianza existente ante cualquier extranjero, siendo curioso que sea una mujer asiática en suelo estadounidense quien piense de esa forma. De todas formas y como ya he comentado, el recelo y la desconfianza es común entre ambos.

Qué tarde más agradable...
Espero que no venga nadie y me la fastidie.

Fuera de mi jardín...

Además, Walter Kowalski es acosado a su vez por el padre Janovich (Christopher Carley), quien prometió a su difunta mujer cuidar de él y obligarle a confesarse, ofreciendo de esta forma varios de los mejores momentos de la película, en las conversaciones entre ellos dos. Conversaciones sobre la vida y la muerte, sobre el perdón y la redención. Destaco la frase siguiente (si no recuerdo mal): “la muerte es agridulce. Agria por el dolor, y dulce por la salvación.

Si atendemos a la estructura clásica de "planteamiento, nudo y desenlace", podría decirse que lo anterior es el planteamiento. En lo que podríamos llamar desarrollo (mejor que nudo) vemos cómo Clint Eastwood va entablando amistad con sus vecinos, especialmente con los dos hermanos, Sue (Ahney Her) y Thao (Bee Vang). Poco a poco Eastwood con su hábil y sosegado manejo de la cámara nos va mostrando trozos del modo de vida de sus vecinos, sus costumbres y tradiciones, la forma de relacionarse… Es aquí donde realmente se nos muestra lo humano que puede llegar a ser el protagonista: Lleva a cuestas sus errores del pasado y los muertos de Corea, y por si fuera poco se descubre lo enfermo que se encuentra. Todo es pura fachada. Por si hubiera alguna duda de ello, su aparente fuerte carácter se va ablandando según va cogiendo confianza con Thao, dándole consejos de todo tipo e incluso ayudándole a encontrar trabajo. Es en esta parte donde quizá veo la única pega de la película: se hace un poco largo ver algo que ya sabemos, es decir que logran entablar una gran amistad.

¿Qué le van a hacer a la pobre chica?
Espero no tener que intervenir...

Se recibe lo que se da. Esa es otra de las lecciones que nos regala Eastwood. Si no ofreces nada a los tuyos (en realidad no sólo a los tuyos, sino en general), no recibirás nada a cambio. En pocas pero suficientes ocasiones vemos que eso es lo que ocurre entre Kowalski y su familia. Eso, su enfermedad, y la amistad entablada con el chico ayudan a Walter Kowalski, y también a nosotros como espectadores, a reflexionar sobre este asunto. Lo cual nos lleva al desenlace, donde entra en juego la banda que quiso que Thao robara el Gran Torino (demostrando las artes que tienen para hacerse los amos del barrio), y que evidentemente no voy a desvelar aquí pero que diré que, de nuevo, esas reflexiones sobre la vida y la muerte, y también sobre la amistad y la redención, salen a flote con unos planos y una intensidad enormes.

Un soberbio Clint Eastwood no sólo como director sino especialmente como intérprete es el que podemos ver en esta película. Un viejo gruñón que no lo es tanto interpretado con maestría como sólo él sabe hacerlo, y doblado al castellano, cómo no, por Constantino Romero, único.

Thao: - ¿Qué se siente al matar a un hombre?
Walter Kowalski: - Mejor que no lo sepas...

Sin duda ese es el gran punto en común con Sin perdón. Con unos momentos absolutamente impactantes (Clint con su mano en forma de pistola y apretando el ficticio gatillo), clásicos (él mismo sentado en el porche de su casa, bebiendo cerveza y charlando con su perra Daisy, puro western tanto esos planos como los del final) o modernos (planos contrapicados en movimiento como en el momento citado más arriba acerca de “fuera de mi jardín”), quien diga que Clint Eastwood se repite, personalmente creo que no sabe ver más allá de una lectura superficial de los personajes.

Estad tranquilos, rollitos de primavera.
¡Y no me rompáis más gnomos!

Espero de corazón que no deje de actuar (dijo que Gran Torino sería su última película como actor) y que podamos seguir viéndole en papelones como este. Creo que no me equivocaré si pronostico que es de lo mejor que se verá a lo largo de todo este 2009.

Puntuación


TRAILER



EXTRA: Clint Eastwood rodando una de las escenas clave de la película (no esperes oir la palabra fuck, está censurada):



Otro póster:



8 de marzo de 2009

Lo efímero de la vida



Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

[Segismundo en La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca]

5 de marzo de 2009

Celebración

Hago un pequeño paréntesis en lo que suele ser la tónica general de ¡A txiflar! para poner un vídeo que me ha hecho mucha gracia. Al fin y al cabo en este blog también cae de vez en cuando algún vídeo simpático.

Se trata de los aficionados del Athletic de Bilbao para celebrar que su equipo de fútbol ha logrado llegar a la final de la Copa del Rey, que jugará contra el FC Barcelona. Atentos al aficionado de la izquierda:



ACTUALIZADO

La segunda parte del vídeo anterior consiste en una nueva conexión desde el plató de televisión con la intrépida reportera. La imagen, el momento, se ha popularizado en formato gif, pero aquí puedes ver el vídeo:



Casi me hace más gracia el gesto, la cara y la justificación de los mismos del presentador en plató que lo que hace el aficionado.

Otros vídeos de humor en ¡A txiflar!:

- El perro volador
- Dalí en la tele
- El niño después del dentista
- Damme veneno

4 de marzo de 2009

Ágora. Lo nuevo de Alejandro Amenábar

Hoy ya se puede ver el póster de lo nuevo de Alejandro Amenábar: Ágora, con Rachel Weisz (hace unos días se dio a conocer su trailer, que más abajo puedes ver también).

Haz clic sobre la imagen para ver ampliado el póster

Y a continuación, su trailer:



¿Es Troya 2?
¿Es 301?
¿Es Gladiator 3000?
¡No! ¡Es Ágora!
¡Lo nuevo de Amenábar!

Gracias a Cinempatía por el póster y por el trailer.

Últimamente me da la impresión de que tanto aquí como en el blog Silencio, por favor (no dejes de visitarlo) sólo coloco avances... Pero claro, estamos aún, como quien dice, a principios de año, y todas las productoras y distribuidoras quieren ponernos los dientes largos anunciándonos todo lo que se nos viene encima durante el año.

Y bien a gusto que recibimos cada noticia sobre tantos proyectos interesantes, la verdad.

Ágora es la película más cara de la historia del Cine español, con un presupuesto de cuarenta (40) millones de euros, y aunque según se comienza a oír, es una película que realmente merece la pena (no sé si alguien lo dudaba, viniendo de Amenábar), y no queriendo polemizar en absoluto, se rumorea que debido a ese presupuesto ha habido unas cuantas producciones españolas que no han podido llevarse a cabo por no haber dinero para ellas.

De todas formas, suscribo aquí algo que me comentó Carles de Cinempatía: Lamentablemente, por muy cara que sea y aunque vaya en detrimento de otras producciones, es a veces la única manera de arriesgar e intentar ofrecer un buen espectáculo que se venda a nivel internacional.

Ciertamente, no le falta razón... Eso de que una película española pueda venderse internacionalmente sin problemas es un paso muy grande e importante para la industria de este país (¿he dicho industria? no sé si la hay...). Pero siempre pueden salir voces a favor de un cine español más "pequeño", haciendo que lo que aumente sea la cantidad (probablemente no la calidad)... Si quieres leer más sobre esto, puedes hacerlo en esta entrada de Silencio, por favor.

Recordando los Oscar:

Alejandro Amenábar ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2005 por Mar adentro.

Rachel Weisz
ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto en 2006 por El jardinero fiel, de Fernando Meirelles.


3 de marzo de 2009

Quiero dormir. El musical

No me puedo aguantar... Es tan fantástico el vídeo que pongo a continuación que, a pesar de que ya está circulando por muchos blogs y páginas varias, yo también me veo en la obligación de ponerlo aquí.

Con todos ustedes vosotros... Quiero dormir. El musical, dirigido y protagonizado por Nacho Vigalondo.



Recordemos quién es Nacho Vigalondo: Fue guionista de la segunda edición de Gran Hermano (¡oh, dios!) y del programa de ETB-2 Vaya semanita; se hizo mundialmente famoso por ser nominado al Oscar en 2005 (sí, sí, al Oscar, y lo de mundialmente lo digo más que nada por la repercusión a nivel planetario de los premios en cuestión) con su cortometraje, también musical y no menos estupendo, 7:35 de la mañana. Siguió haciendo cortos hasta que por fin pudo realizar su primer largometraje, Los cronocrímenes, con unos problemas de distribución en España increíbles, hasta que finalmente pudo ser estrenado y por el que le nominaron a los premios Goya del Cine español a la mejor dirección novel. Ha sido jurado del festival de cortometrajes por Internet notodofilmfest y, estoy convencido, seguro que de más cosas que ni él mismo se atreverá a decir. Con este último y sorprendente vídeo y con su más famoso cortometraje (no lo olvidemos: nominado al Oscar) creo que se ve que la cosa de cantar le gusta: es asiduo a los karaokes y ¡dios mío, que alguien le baje de la tarima! En fin, un showman en toda regla.

Hablando de showman, en Quiero dormir hace homenajes a Javier Gurruchaga (como él mismo ha dicho, con gurruchaguismos). También a Enrique Bunbury (con la frase En mitad de la noche)

Me he sentido muy identificado con la campaña (por cierto no he mencionado el eslógan porque ya se indica al final del vídeo) ya que tengo unos vecinos bastante tocapelotas que gritan demasiado... Un tipo de vecinos molestos que creo que no menciona en el musical.

Give peace a chance!

Anteriormente en el blog ya mencioné a Nacho Vigalondo, donde incluí su corto Cambiar el mundo, con Carlos Areces, en la entrada Frases que no dicen nada (clic para revisitarla)

A continuación puedes ver su corto más famoso: 7:35 de la mañana.



Choque, con Bárbara Goenaga:



Otro corto que me encanta: Una lección de cine.



Y, para acabar todo este festival de cortos de Nacho Vigalondo, tres minutitos y medio con Domingo.



Al respecto de su primera película, Los cronocrímenes, en el blog Silencio, por favor puedes ver y leer su curiosa publicidad mejicana, además de disfrutar de su trailer.

Si has llegado hasta el final de este post y sin palomitas... ¡Enhorabuena!

2 de marzo de 2009

We are the dancers! Beyonce y compañía

Divertida aparición de la artista Beyoncé Knowles en el programa Saturday Night Live (SNL) de Estados Unidos, presentado por el actor Paul Rudd (a quien se ha podido ver en la película Mal ejemplo).

Está en inglés y la traducción aproximada está un poco más abajo (gracias a Sara y a Jon G. por descubrirme el vídeo).



En el vídeo también se encuentra Justin Timberlake, haciendo el ganso de una forma muy divertida y diciendo continuamente We are the dancers (somos los bailarines). Es una parodia del vídeo original de la cantante titulado Single ladies (Put a ring on it), que puedes ver aquí:



Claramente se aprecia que se lo pasan muy bien haciendo el sketch y que la tremenda Beyoncé se presta a que así sea.

Siento que esté en inglés pero no lo he encontrado en castellano así que, al igual que hice con el vídeo de James Franco y Seth Rogen en los Oscar, intentaré traducir algunas de las cosas que dicen (espero no equivocarme demasiado, si es así pido perdón y si alguien sabe qué dicen en algún momento en el que me haya equivocado agradeceré la corrección):

Paul Rudd (PR): ¡Beyoncé! ¡Estoy tan excitado de hacer este nuevo vídeo contigo!
Beyoncé Kowles (BK): Yo también... ¿Sabes? No he visto a las otras bailarinas... ¿andaremos bien de tiempo?
PR: Ah, no te preocupes por eso, B-Town, ya he tenido en cuenta eso... Estos tíos son profesionales.
BK: ¿Estos tíos?
Justin Timberlake y compañía (JTC): Holaaaaa, somos los bailarines...
PR: OK chicos... ¿habeis calentado?
JTC: Sí, nos hemos calentado... como galletitas... Sí, como galletitas bailarinas...


Tras el primer corte...

PR: ¿Qué pasa, B-K?
BK: No sé... me parece que no queda demasiado bien...
JTC: No sé, yo creía que la cosa iba fluida... Sí, muy puro... Puro...
PR: Chicos, ¿podemos tener un segundo?
JTC: Claro, puedes tener 3, uno por cada uno de nosotros... Sí, somos los bailarines...
BK: Estoy un poco confundida... La canción se titula Single "ladies" ("chicas" solteras) y esperaba chicas fuertes, bellas...
PR: Sí, eso espera la gente, pero yo he pensado en usar chicos... Estos chicos, ¿sí?
BK: No sé, no estoy segura de que sea buena idea...
PR: Oh, sí que lo es...


Tras el segundo corte...

PR: Beyoncé, era brillante... ¿por qué has parado?
BK: No sé... creo que hay mucha gente...
JTC: Sí, esto me queda un poco estrecho... (...) Somos los bailarines...
BK: No me convence... hay algo que no me cuadra...
PR: ¿Estás de coña? Dime algo de ellos que no sea perfecto.
[Pose... "sexy" de los chicos]
PR: Esta es la nuestra... Recordad este día: la música, los vídeos, ¡han vuelto!


Tras el tercer corte...

PR: Creo que lo tenemos.
BK: ¡No tenemos nada! [A los bailarines] ¿Qué narices estabais haciendo?
JTC: Estábamos dándolo todo (...) ¡Era obvio! [Pose de Los ángeles de Charlie]
PR: De acuerdo, no te voy a mentir: Son mis hijastros. Mi mujer me ha dicho que pase más tiempo con ellos.
JTC: Y estás haciendo muy buen trabajo, papi... Sí, lo estás intentando y lo logras (somos los bailarines...)
BK: Oh, no sabía que fueran tus hijos... Es muy noble por tu parte
PR: ¿Les vas a dejar estar en tu vídeo?
BK: ¡Ni de coña!
PR: ¿Bailas con nosotros?
BK:¡Sí!

[Alegría, jolgorio y bailoteo. Hay que ver cómo se mueve la chica...]


Aprovecho y coloco un anuncio del SNL con Paul Rudd y la propia Beyoncé:



Y su traducción:

PR: Hola, soy Paul Rudd y presento esta semana el SNL con nuestra invitada musical Beyoncé. (...) Beyoncé, ¿serías mi prometida?
BK: No.


¿Qué os ha parecido el sketch? (por cierto, tanto este vídeo como el videoclip original son objeto de muchas parodias fácilmente encontrables en Internet) ¿Os gusta cómo hacen el ganso en en SNL americano? ¿O quizá preferís la versión española que actualmente se emite por televisión?

La versión española calza así, en este caso tienen como actor invitado al gran Antonio Resines:



Personalmente me quedo con la versión americana. Es un programa que lleva unos 30 años en antena y del que han salido personajes altamente conocidos por todos (yo admiro a muchos de ellos), como Dan Aykroyd y John Belushi (los Blues Brothers fueron unos personajes creados por ellos para el programa), Bill Murray, Ben Stiller, Eddie Murphy, Will Ferrell, Chevy Chase... un largo etcétera de cómicos. Son muchos, y es que son muchos años. [Nota: es curioso porque parece que los que se han hecho tan conocidos sean hombres]

Paginación