Cargando buscador...

29 de noviembre de 2008

24 años y una semana


El 22 de noviembre, es decir, hoy justo hace una semana, la actriz Scarlett Johansson cumplió 24 años. No he podido aguantarme: su belleza ha sido superior a mí y he decidido dedicarle un post.

¿Qué tiene esta chica? Buena pregunta... Hasta hace no mucho no sabía qué responder, pero ahora creo que lo que tiene es que rebosa sensualidad por todas partes. Y una forma única de mirar. Claro, con esos ojos no podía ser de otra forma.

Leer más...
¿Es buena actriz? Es otra de las grandes preguntas... No creo que sea una "gran" actriz, sino que va por buen camino Le falta madurar, aún es muy joven. Versátil sí es, ya que la hemos visto participar tanto en dramas como en comedias, y también en películas de acción y ciencia ficción, por ejemplo.

24 años y una semana... Creo que fue un amigo quien dijo que no sabía porqué en Hollywood se empeñaban en vestirla para que parezca que tiene bastantes más años. Comparto esa duda, pero aunque aparente más edad, siempre suele ir muy guapa, las cosas como son.

Desde aquí, mis felicitaciones por el cumpleaños. Y que tengamos Scarlett para muchos años.

PD: Ouiser... No he olvidado lo que me comentaste sobre los chicos "macizos".

Haz clic en las imágenes para ampliarlas









"Perdido en la traducción"

Bob Harris (Bill Murray) es un actor estadounidense que se encuentra en horas bajas, tanto profesionales como personales. ¿Qué hace en Tokio? ¿Qué pinta él ahí? Ha ido a grabar un spot publicitario para una bebida alcohólica (me acuerdo del gran Orson Welles, que acabó sus días de igual manera, anunciando champagne... el vídeo puede verse aquí). Pero la pregunta acerca de qué hace en Tokio va más allá: se siente vacío y no sabe qué está pasando realmente con su vida. Sus antiguas películas no son más que historia y su matrimonio le genera importantes dudas (su mujer le llama constantemente y le envía trozos de moqueta para decidir cómo decorar su casa, cosa que desespera a Harris).

En el mismo hotel que Harris se hospeda la joven Charlotte (Scarlett Johansson), a la que le sucede tres cuartos de lo mismo: no sabe qué hacer con su vida, no sabe qué hace en Japón, no encuentra su sitio en aquel país en el que se encuentra desatendida por su marido, fotógrafo de estrellas, que nunca encuentra los suficientes momentos para estar con ella.

La casualidad, el azar o el destino hace que ambos se encuentren y empiecen a entablar una amistad realmente especial. Saben que son almas gemelas, que les ocurre exactamente lo mismo, que (se) sienten de idéntica forma. Y ello crea unos momentos magníficos, únicos en la película.

Cada vez que veo esta película no puedo evitar emocionarme cuando comparto la preciosa relación que tienen los dos protagonistas. Una empatía hacia unos personajes que reconozco y con los que muchas veces me identifico, como pocas veces me han hecho sentir las películas... Por eso me gusta tanto Lost in translation, de Sofia Coppola.

Leer más...

Son muchas las escenas que podría detallar aquí (una de ellas podría ser sin duda uno de los mejores momentos de toda la carrera de Bill Murray: la grabación del anuncio publicitario) pero voy a destacar tres:

1) El final de la película.

- Eres lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo. No pierdas nunca esa sonrisa... ¿de acuerdo?
- Sí...

Esas son las palabras (que alguna vez, hace no mucho -personal- hice mías y las dije/pronuncié/escribí...) que Bill Murray susurra al oído, al menos en la versión doblada al castellano de la película, a una sollozante (y fantástica) Scarlett Johansson. Un desenlace perfecto que se ve en el siguiente vídeo (si quereis confirmar que realmente se dicen eso, subid mucho el volumen del ordenador):

[ACTUALIZADO: El vídeo ha sido eliminado del tubo así que lo he tenido que buscar por otros medios... Aquí lo tienes, en inglés, por lo tanto, si subes el volumen no lo oirás en castellano, bueno, en caso de que oigas el susurro, que no es fácil...]



Lo he visto un montón de veces y no paro de emocionarme, poniéndoseme los pelos de punta una y otra vez. Supongo que en parte es por lo personal que he mencionado antes, que provoca que me identifique con lo que pasa... Además, el tema que empieza a sonar mientras se alejan el uno del otro está perfectamente insertado (Just like honey, de Jesus and Mary Chain), aportando un toque melancólico muy bien reforzado por Bill Murray y la satisfacción que siente y transmite al espectador. Deja Tokio. Pero no se va vacío. Hay alguien que le ha llenado, y cuyo recuerdo seguirá haciéndolo... su vida ha recobrado sentido. Sin duda este es el mejor papel que ha hecho Bill Murray en su vida, como demuestran no sólo esta escena, sino tantísimas otras. Todo esto, unido a las imágenes de la ciudad mientras se aleja hacia el aeropuerto, indica claramente que la visión que tiene en esos momentos de Tokio es totalmente diferente a la que tenía días atrás. Bob Harris respira tranquilo, liberado.

2) El karaoke.

Una escena mágica de la película. Los dos protagonistas salen de fiesta por Tokio con unos amigos japoneses y, cómo no, estando donde están, tienen que cantar karaoke. Aparte de la divertida actuación de Bill Murray (¿repito que es la mejor interpretación de su vida? mejor no...), lo realmente destacable es la forma que tienen de mirarse. Primero canta ella y ahí ya se aprecian las miradas pero luego... cómo mira la Johansson a Bill Murray mientras éste canta... (cuántas veces -personal- uno desea que le miren así) Para mí es indescriptible. El juego de miradas que hay en toda la película y especialmente en esta escena, es indescriptible.

Primero veamos la actuación de ella:



Y ahora, la de él:



¿Es o no es para maravillarse?

3) La escena inicial.

El culo de Scarlett Johansson. No, esta escena no me gusta por eso. Me gusta porque me hace plantearme alguna que otra duda. Por ejemplo: ¿a qué viene esa escena? ¿por qué vemos en primer plano el culo de Scarlett Johansson? Una vez vista la película, se puede llegar a pensar que, aparte de nosotros los espectadores, quien también está viendo ese culo es Bill Murray. Es decir, que han dormido juntos. Pero claro, ¿sólo han dormido juntos? ¿o quizás ha habido "algo más"? Esta gran duda hace que la película me parezca aún más fascinante de lo que ya es.


Esta intrigante (y sugerente) escena de apertura y el susurro final pueden ser sólo dos aportes que demuestran que Sofia Coppola supo hacer perfectamente su trabajo, creando así una obra maestra.

Algunas fotos más, a modo de extra:


Magistral interpretación de Bill Murray


La mirada de Scarlett Johansson


Tras el karaoke, otro gran momento

Scarlett Johansson melancólica.
El tiempo, como casi siempre en estos casos, acompaña



Karaoke


Ficha de Lost in translation aquí

27 de noviembre de 2008

Isabel Mancebo: Ciudades y habitantes

Hace pocos días descubrí con un placer inmenso, gracias a una exposición, los fantásticos dibujos de Isabel Mancebo Balda. La exposición se titulaba Allá: Ciudades y gentes, en referencia a que sus dibujos contienen edificios y casas sólo posibles gracias a su imaginación, a la imaginación de todos. Sus dibujos me fascinaron y algunos me dejaron boquiabierto; otros me hicieron esbozar una sonrisa, imaginando (eso es, imaginando, de eso se trata) a los inquilinos de algunas de esas casas (¿cómo se las arreglarán para vivir ahí dentro?). Por unos momentos me sentí habitante de esa ciudad, quise adentrarme en cada uno de los recovecos mostrados en los grabados, conocer a sus gentes... Fue una gozada disfrutar y descubrir estos dibujos.

Aquí pongo una buena muestra de su trabajo. Espero que a vosotros también os gusten y que también deis rienda suelta a vuesta imaginación observándolos.


La biografía resumida de Isabel Mancebo viene a ser que es pamplonesa de nacimiento (nació oen 1971) pero que se afincó en Donostia-San Sebastián, habiendo estudiado Bellas Artes en la Universidad del País Vasco. Isabel Mancebo reivindica el dibujo en papel como una forma de expresión, de comunicación.

26 de noviembre de 2008

Meat Loaf

La primera vez que oí hablar de Meat Loaf fue hace muchos años: a unos compañeros de clase les gustaba mucho y me lo recomendaron, incluso me cantaron parte de una de sus canciones más famosas, I'd do anything for love (but I won't do that). En aquel momento me cachondeé mucho de ellos y les dije que a ver qué narices era eso, empezando por el nombre, ¿Meat Loaf?, que no escucharía eso ni de coña. En fin, han pasado los años y me como mis palabras con patatas.

Aquí os pongo un vídeo donde canta esa magistral canción en directo (se me ponen los pelos de punta al escucharla, eso sí, el tío, con chicle, será chulo...):



Sin que pasara mucho tiempo después de aquello, vi The Rocky Horror Picture Show, una película (de culto) musical de terror donde él intervenía (también una jovencísima Susan Sarandon) y las canciones me parecieron muy animadas y simpáticas, con las que disfruté. Quizá eso me hizo empezar a cambiar de opinión acerca de Meat Loaf.


Además, le vi en la primera peli como director de Antonio Banderas (Locos en Alabama) donde interpretaba el papel del sheriff mamón y me enteré también de que solía participar en muchas otras películas pero en papeles pequeños, además de participar en bandas sonoras. "Algo tendrá este tío para que le llamen tanto para este tipo de cosas...", pensé.

Claro que tiene "algo": unas canciones fantásticas y espectaculares que le hacen ser un gran referente del rock de las últimas dos décadas. Para mí es suficiente.

De regalo, añado otro vídeo de otra grandísima canción, It's all coming back to me now, cantada con Marion Raven, a la que no conocía, dueña de una voz espectacular y que a dúo con Meat Loaf simplemente queda magnífica. Vaya dos voces, espero que las disfruteis junto con el vídeo...



(Por cierto, el nombre real de Meat Loaf es Michael Lee Aday, aunque realmente era Marvin Lee Aday)

24 de noviembre de 2008

El curioso caso de Benjamin Button

A principios de 2009 se estrenará en España El curioso caso de Benjamin Button, lo nuevo de David Fincher, con Brad Pitt y Cate Blanchett en sus papeles principales.


Fincher es uno de los autores más reconocidos de los últimos años en el Cine, con películas como Seven, The game, El club de la lucha, Zodiac y la reivindicable (al menos por mi parte) La habitación del pánico (también cuenta con Alien 3 pero, a falta de un nuevo y mejor visionado, no opinaré sobre ella). Su nuevo trabajo promete, y mucho. La magia y la fantasía de la historia parecen llegar a cada uno de sus fotogramas, en los que se nos cuenta la historia de Benjamin Button: un bebé que nace con apariencia de anciano y que con el paso del tiempo, en lugar de envejecer, rejuvenece.

Con esa premisa y con el estupendo trailer que pongo a continuación, uno está deseando que llegue su fecha de estreno para poder ver las interpretaciones de Brad Pitt y Cate Blanchett, sin duda dos grandes actores (sí, aunque a la Blanchett la considero mejor que a Brad Pitt, éste también es buen actor, lo que pasa es que siempre estará lastrado por su imagen...)



Gracias a Cinempatía por recordar la excepcional pinta que tiene la peli.

Un par de carteles más:




23 de noviembre de 2008

Miguel Ángel Martín: Dibujante.

Miguel Ángel Martín es un gran dibujante del que sin duda se puede decir que tiene un universo propio totalmente reconocible en cada una de sus ilustraciones.

Perturbador (para algunos, perturbado), provocativo, subterfúgico, ha participado en diversas y prestigiosas publicaciones nacionales e internacionales (El víbora o Rolling Stone, por ejemplo). Sus creaciones, que van desde lo relacionado con la tecnología y la ciencia hasta la pornografía más absoluta, pueden fascinar pero también pueden desagradar sumamente. Quizá incluso ambas cosas. Aun así, al observar su trabajo uno no puede dejar de pensar que efectivamente, Miguel Ángel Martín tiene sus propios mundos, pero que no son tan lejanos a los nuestros.

Una de las exposiciones organizadas por la XIX Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donotia - San Sebastián estuvo dedicada a este autor (titulada For your pleasure) y en ella se mostraban unos cuantos trabajos suyos (incluida una sección X exclusiva para mayores de 18 años), de los cuales muestro aquí una pequeña selección (nota para viciosill@s: de la sección X no hay fotografías en este post).















Algunas citas de Miguel Ángel Martín:

"Con frecuencia, la gente se refiere a mis historietas como 'futuristas' o 'de anticipación', cuando yo en ellas hablo exclusivamente del presente"

"Mis influencias gráficas van de Jacovitti a Eisner pansando por Calonge, Moebius o Walt Disney"

"La gente corriente tiene un concepto muy simple de la vida: creen que el mundo empieza en la televisión y acaba en su ombligo"

"Mis personajes tienen la mala costumbre de decir lo que piensan"

"Siempre me he considerado un humorista"

"Es bueno que hablen bien de ti, pero lo cojonudo es que hablen mal"

"Lo 'políticamente correcto' es una forma sutil y mezquina forma de neofascismo"

"Manifestar emociones es humano. No manifestarlas, también"

20 de noviembre de 2008

Sally Hawkins



Sally Hawkins es Poppy en Happy (un cuento sobre la felicidad) de Mike Leigh. Ella es la película. Ella es el descubrimiento, ya que el cine de Leigh es conocido de sobra (Secretos y mentiras, El secreto de Vera Drake...). La actriz logró con este papel el Oso de Oro a la mejor interpretación femenina en la última Berlinale, Festival de Cine de Berlín.

Viendo la película, desde el primer segundo uno se encariña con ella. Imposible no hacerlo. Le roban la bici y sigue sonriendo. Le pasan mil cosas y sigue sonriendo, se topa con personajes absolutamente indeseables, y sigue sonriendo... o no, ya que ella no es una feliciana, simplemente se limita a vivir la vida lo mejor que puede y cuando algo que realmente le preocupa se le pone delante de sus narices, puede llegar a ponerse seria. Pero no es lo habitual.




Sally Hawkins ofrece un verdadero regalo no solo para los espectadores de la peli, sino para el Cine en general, como lo pudo hacer en su momento (por poner un ejemplo reciente) Audrey Tautou con Amèlie. Ella transmite toda esa alegría, toda la simpatía de la que alguien como Poppy es capaz de disfrutar y repartir.

Es gracias a ella por lo que uno sale del cine con la sonrisa en la cara, admirando su trabajo y las lecciones de vida impartidas. Es gracias a ella por lo que le entran a uno ganas de conocer gente así, bueno, de conocer gente en general. Si se da la casualidad de que se conoce alguna persona indeseable, no pasa nada: la vida sigue, y hay que seguir sonriéndole.

Gracias a Mike Leigh por esta sencilla gran película pero sobre todo gracias a Sally Hawkins por su maravilloso personaje.

No dejeis de verla.

19 de noviembre de 2008

Citas

"No tengo corazón. Quizá por eso tampoco tengo memoria"

Cadenas rotas (Great expectations) [David Lean, 1946]. Basada en la obra Grandes esperanzas, de Charles Dickens.

Ruiz & Ruiz

Ruiz Zafón (Carlos). Escritor. Autor de grandes éxitos de la novela contemporánea como por ejemplo "La sombra del viento" y "El juego del ángel" (entre otros).


Ruiz (Ana). Actriz. Conocida especialmente por sus apariciones televisivas en "Camera café".






Si me dieran a elegir entre el primer Ruiz y la segunda ídem, me quedo con la segunda. Prueba evidente de ello es que del primero sólo he puesto una foto mientras que de ella he puesto cuatro. Y no he puesto más porque igual, sólo igual, se me ve el plumero.

Paginación